ECOLOGÍA, Villamorena, Zapopan, Jalisco, México. actualizada 05/06/08
  Esta es Villamorena ECOLOGÍA Escríbenos
TSUNAMI BBC a fondo   Protección a los animales
Ecología en Villamorena bosque la propiedad notas sobre ecología  

Ecoturismo

Ecoturismo en los Tuxtlas, Veracruz, México
Enlaces  nacionales

PNUMA México

SEMARNAT   INE SMA (COESE) Comité Bosque La Primavera La Jornada Ecológica Green Peace México
  Visita este interesante proyecto del ITESO Guadalajara: Consumo Responsable

Entérate de los resultados de la 10a. Cumbre de Cambio Clmático efectuada en Buenos Aires, Argentina.

Escucha al Químico Luis Manuel Guerra en su programa "Zona Verde" los sábados a las 11 hrs. (hora de México Centro) (GMT-6).
Enlaces  internacionales
  The Ecologist en español Planeta Bioforum internatura Páginas Verdes  El Webo Verde

Carta de la Tierra

jefe Seattle rebelión ecología Green Peace internacional ONG´s
  Lista de enlaces de el Clarín  
Informe Brundtland:  Nuestro Futuro Común Nuestro Futuro Común (1) Nuestro Futuro Común (2)
Para seguir las noticias entorno a la ecología, te recomendamos este especial de la BBC
 

¿NAURU?...¿qué es eso?

 
Algunos enlaces especiales con BBCmundo:

Emilio Vega Martín

Deambulando por la Internet y visitando la página de Green Peace, yo les preguntaría: ¿Han oído hablar de Nauru?.. Suponemos que no, dado que se trata de un pequeño punto en la inmensidad del océano Pacífico.
Nauru: isla conocida entre los marinos, desde hace 5000 años - al decir de sus habitantes - como "la isla placentera". Nauru alberga una pequeña nación asentada sobre un territorio que no alcanza los 21 km2., con una población de 9300 habitantes. La franja costera perimetral donde se asientan los pobladores, se eleva apenas unos 2 metros sobre el nivel del océano y el centro de la isla está conformado por una meseta con una elevación máxima de 60 metros constituida por yacimientos de fosfatos a punto de agotarse, que aunque generan regalías económicas que hacen que la población cuente con uno de los ingresos per cápita mas altos del tercer mundo, ha provocado que el 80% de la isla esté degradado y sea completamente inhabitable.
Y ahora, merced a la evidente elevación de los océanos por efecto del derretimiento de los casquetes polares vinculado al efecto invernadero, los habitantes se ven condenados a perder su espacio vital entre un océano que se eleva y el yermo de roca fosfórica que se yergue a sus espaldas.
Tal vez, no puede concebirse un caso mas claro de suma de efectos ecológicos negativos que el de la isla de Nauru; una explotación minera irracional que no tuvo aparejada la rehabilitación natural de los terrenos, a modo de que fueran empleados posteriormente para otros fines - algo que apenas se está intentando - ahora que los yacimientos están por agotarse. Una bonanza material de corto plazo sustentada en las regalías generadas por la explotación del recurso natural.
Y este efecto ya se está presentando en otras islas, como Kiribati y Tuvalu, que acusan los efectos de la elevación del nivel oceánico. Pérdida de territorio, salinización creciente de suelos; cultivos que deben de efectuarse en formas especiales y onerosas; pérdidas de carreteras costeras, que deben de ser reemplazadas por nuevas vías tierra adentro.
Nauru pertenece a la Alianza de los Pequeños Estados Insulares (AOSIS), integrada por 35 naciones.
El uso de combustibles fósiles es señalado como el principal contribuyente al efecto invernadero; lo problemático es que éstos suponen más del 80% del abasto energético global.
Como antecedente, es a partir de 1988 que los investigadores - en especial Charles Keeling - dan la voz de alarma; y sus efectos no pueden ser atribuidos en forma homogénea a la humanidad en su conjunto; son los países industrializados y el uso de combustibles fósiles (petróleo, gas y carbón) los principales gestores:
Y las reuniones de Kyoto y ahora la de Buenos Aires, revelan cuán poca disposición existe para resolver el problema.
Los científicos encargados de preparar los informes para el "Panel Intergubernamental sobre el cambio climático" (IPCC) por sus siglas en inglés, se tornan según un artículo de Tim O´Riordan en la revista "Nature" en personajes propios de la ciencia ficción al enfrentar acoso de llamadas telefónicas anónimas y artículos de prensa que ponen en entredicho su bien ganada reputación profesional; campaña que parece tener su origen, al decir del periodista, en el grupo de presión ligado a los combustibles fósiles.
Y en la mesa de negociaciones entre países, los científicos parecen tener poco que influir; son los políticos los que se enzarzan en la discusión buscando que sea el otro el que adopte las medidas restrictivas. En Kyoto, primeramente son los EE.UU. y el Japón los que arremeten contra la Unión Europea, y su concepto de "burbuja europea", para cambiar - en solo 2 días - a que sean los países en vías de desarrollo - el nuestro entre ellos - los que, a juicio de Nueva Zelanda (posición que los EE.UU. apoyan), los que deban asumir mayores restricciones, a lo que el jefe de la delegación china responde señalando que el actual estado de cosas sirve para apoyar un estilo de vida lujoso en los países ricos, mientras que las naciones pobres requieren la energía - y su consiguiente contribución al efecto invernadero - para su desarrollo económico. Y lo mismo ha acontecido en las reuniones posteriores en Buenos Aires, etc, etc.
Estados Unidos - principal contribuyente de emisiones - con cosa de un 5% de la población total produce un 25% de la generación de calor y entre los EE.UU., Canadá, la Unión Europea y Japón, aportan cerca de la mitad de las emisiones mundiales. Y los EE.UU. pretenden condicionar su participación a que los países en vías de desarrollo den el primer paso. ¡Vaya cinismo¡.
Los orígenes de la contaminación y sus remedios, abandonan ese limbo de abstracción que nos señalaba vagamente a todos como responsables copartícipes que concluía en aquello de "asunto de todos, asunto de nadie". La ecología abandona ese limbo de disertación sobre los pajaritos y las florecitas y se sitúa en lo terreno: la política.
Aunque, pensando en Nauru y otros estados insulares, nosotros en forma egoísta, todavía podamos exclamar: ¡alabado sea Dios¡ dado que vivimos en un altiplano, todavía podremos pisar tierra firme que no haya sido tragada por el océano.
Emilio Vega Martín

Posdata: Este es un texto dedicado a aquellos que consideran que la ecología no es tema de la política.

A modo de posdata sobre el caso Nauru:

Revisen estos enlaces en la BBC: Atolones en peligroParaíso a punto de desaparecer e Islas amenazadas por la basura. Lo anterior para mantenerse informados, para documentar nuestro optmismo.

Sobre el protocolo de Kioto  ¿qué puedo hacer? 
DATOS PARA PENSAR
Pañales, pilas y montañas de basura.
            subir