CONTENIDO
  Prefacio
Prólogo
Agradecimiento
Dedicatoria
Introducción
 
  Capitulo I
Vena Normal
  Vía profunda
Vía superficial
Vena Safena Interna
Vena Safena Externa
Circulación de la Sangre y Fisiología del Sistema Circulatorio
Fisiología de las Venas (¿Cómo funcionan?)
Estructura de una Vena Normal
 
  Capitulo II
Vena
Varicosa
  Vena Varicosa
Incidencia
Factores de Riesgo
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Introducción

Las várices son, indudablemente, la expresión más frecuente de la insuficiencia venosa superficial, es decir, la dificultad e inhabilidad de las venas superficiales de la pierna para hacer que la sangre regrese adecuadamente hacia el corazón. Sin embargo, ese signo no siempre manifiesta toda la enfermedad venosa de esa extremidad.

Por ello podría ser más lógico englobarlas como “flebopatías de miembros inferiores” (enfermedad venosa que presentan estas extremidades). Este padecimiento puede generar una gran diversidad de signos y síntomas, desde el leve cansancio de las piernas en las modalidades incipientes o leves, hasta la pesadez, el dolor de importancia, los calambres, un cierto hormigueo, calor y prurito (comezón) y la incapacidad funcional (dificultad para desempeñar la vida ordinaria), hasta llegar a las modalidades graves con trastornos tróficos avanzados (cambios de coloración de la piel o úlcera) por insuficiencia venosa profunda.


Flebopatía de miembros inferiores
designa la enfermedad de manera global, con signos y síntomas, sin prejuzgar si la misma se debe a una enfermedad pura del sistema superficial o del sistema profundo o a modalidades mixtas.


En cambio, várices de miembros inferiores es un término que viene del griego varix que sig-nifica dilatación, que designa uno de los signos clínicos que presentan las flebopatías, el cual es la dilatación varicosa de uno o más trayectos venosos del sistema superficial. Desde esta perspectiva, toda la atención estará enfocada sobre todo a las várices.


Sin embargo, cabe aclarar que los médicos deben estudiar integralmente al paciente y no sólo a una várice; además de tener en cuenta el concepto global de la enfermedad venosa de una o ambas extremidades.


Para ofrecer un buen resultado, en cuanto a tratamiento se refiere, es vital que el médico y el paciente comprendan, cada uno en su lenguaje, que un interrogatorio detallado y un estudio cuidadoso llevarán a conocer el origen de la enfermedad.


Por ello será indispensable explicar algunos conceptos científicos, con el fin de entender mejor todo cuanto se describa. En la medida en que se avance, se comprenderán todos los términos aquí utilizados. Téngase paciencia ya que, valga la comparación, no es posible concebir la reparación de un automóvil si se desconocen sus partes y cómo funcionan.


Un pequeño porcentaje de personas tal vez no estará interesado en el cómo y el por qué, sin embargo, la mayoría me ha cuestionado a qué se refiere el término insuficiencia venosa o várices en sus más diversas modalidades y es para esas personas para quienes se tratará de explicar de qué se trata.


Sin duda, no será el paciente quien efectúe las reparaciones cuando el mal se presente, pero conocer el funcionamiento y las piezas dañadas ayudará al médico a encontrar una mejor solución al problema. Evitar mayores complicaciones cuando se comprende la enfermedad, ayudará también a evitar gastos innecesarios y pérdidas de tiempo.

 
Historia
Personal
Dr. Abel Jiménez Armas
Instalaciones
El Vitral
Recorrido Virtual
Domicilio
Contacto
Consulta:
  Angiología
Cardiología
Dermatología
Gastroenterología
Cirugía General
Ginecología
Pediatría
Neumología
Medicina Interna
Neurología
Medicina General
Odontología
Oftalmología
Otorrinolaringología
Pediatría
Psicología
Traumatología

Laboratorio Clínico
Cirugía Vascular
Radiología e Imagen
Farmacia
Urgencias Médicas
 

Por hospitalización
Várices
4:33 Un Punto de Vista Existencial
Certificado ISO 9001:2000
Salvemos una Pierna
Revista Sanísimo
Como cuidar un Pie Diabético