El Médico Anestesiólogo siempre tendrá que dedicar el tiempo necesario para poder efectuar una valoración preanestésica, es decir  antes de decidir que anestesia va administrar investiga y valora lo siguiente:

 

*      *  Antecedentes anestésicos y quirúrgicos.- Cuántas y cuáles cirugías se le han realizado, hace cuanto fue la última y si tuvo alguna reacción, problema o complicación con ellas, para poder discriminar medicamentos que pudieran no ser los adecuados, y quedarse con los más útiles  pues el médico anestesiólogo cuenta con un arsenal muy grande de medicamentos anestésicos.

 

*      *  Antecedentes o presencia de enfermedades como por ejemplo: Asma, alergias, hipertensión diabetes. Epilepsia o convulsiones y otras de mayor importancia, pues con la presencia de alguna de ellas, el Anestesiólogo   tendrá que tomarla  muy en cuenta, ya que el manejo anestésico variará y se adecuará a cada paciente.

 

*      *  La utilización     de medicamentos para diversos tratamientos que pudiera estar tomando, en este momento, o desde hace mucho tiempo, en este caso cuanto hace, pues también los medicamentos que toman los pacientes pueden hacer reacción con los utilizados en la anestesia, y entonces el Anestesiólogo los excluye y usa otros que estén más indicados, aquí mismo se investiga preguntando directamente al paciente si toma alguna droga, alcohol o simplemente  fuma cigarrillos, es de suma importancia se lo diga a su anestesiólogo debido a que generalmente la función pulmonar del fumador esta deteriorada y seguramente habrá problemas  durante o después de administrarle alguna anestesia, lo mismo puede suceder con las drogas.

 

*      *  SIEMPRE PREGUNTA A QUE HORAS TOMO SU ULTIMO ALIMENTO.- Esto es muy necesario pues sucede que algunos pacientes lo ocultan o simplemente no lo dicen; al estar lleno el estomago, o con alimentos aún sin digerir y al someter a un paciente a anestesia en estas condiciones existe la posibilidad de que este alimento se vaya a la traquea y vías respiratorias lo que se conoce como BRONCOASPIRACIÓN  que muchas de las veces es MORTAL, así que debe de haber un ayuno de por lo menos 8:00 hrs antes de entrar a cirugía en adultos y en niños se adecua de acuerdo con la edad. Cuando se trata de una urgencia verdadera y el paciente tiene estomago lleno el anestesiólogo está preparado para esto y toma diversas medidas para solucionarlo, pero solo en caso de URGENCIA.

 

*      *   Evalúa los exámenes de laboratorio necesarios para que pueda ser operado, así como valoración de si es necesario tenga el paciente SANGRE DONADA disponible por si durante la operación sangra más de lo esperado tendría que transfundírsele o administrarle Sangre compatible segura bien analizada para que no existan riesgos de contagio de enfermedades como el SIDA, SÍFILIS, HEPATITIS y otras

 

*      *   Evalúa y estudia otras valoraciones que otros médicos de otras especialidades hayan efectuado como las del Cardiólogo o el Internista, Neumólogo Psiquiatra, Neurólogo etc. etc.

 

*  Después de todo lo anterior procede a explorar al paciente desde su cabeza, ojos, nariz, boca, cuello,  corazón, pulmones, riñón, hígado cerebro mediante ciertas formas de observar, tocar escuchar etc. y así constatar  el funcionamiento de estos órganos para así poder emitir su valoración final la cual se llama RIESGO ANESTESICO QUIRÚRGICO  ( RQA ASA ), y va desde el 1 al 5 de acuerdo a todo lo valorado antes siendo el 1 el de menor riesgo y el 5 el mayor casi siempre se trata de un paciente muy grave.

 

*  Hasta entonces el anestesiólogo decide cual anestesia va administrar, lo explica al paciente y pide su consentimiento, posteriormente lo comunica a quien va a realizar la operación ( cirujano, traumatólogo, Neurocirujano, angiólogo, urólogo, otorrino etc. etc. )

 

Si es tan amable

Regrese