Raquia

Es el depósito de medicamento Anestésico en un lugar llamado Espacio subaracnoideo y es donde se encuentra el líquido espinal por lo que se administra mediante una inyección en la espalda entre las vértebras con una aguja muy delgada pero larga, está indicada para pacientes ancianos o por arriba de los 70 años debido a que en ellos existe muy poca producción y baja presión del Liquido Cefalorraquídeo por lo que se administran cantidades pequeñas del anestésico. Se pide al paciente se coloque en posición fetal pero totalmente de lado. Se hace un aseo en toda la espalda y se cubre con campos estériles es decir un pedazo de tela esterilizada para evitar que entren gérmenes, se inyecta en la piel un poco de anestésico para que no duela la aguja grande, luego se coloca la aguja de raquia empujándola poco a poco hasta que sale liquido y ahí se deposita el medicamento en forma lenta, el efecto es inmediato en segundos el paciente ya no puede mover sus piernas y la duración va de acuerdo al medicamento empleado y es de1 a 3 horas aproximadamente.

En jóvenes no es recomendable debido a que la producción y presión del líquido cefalorraquídeo es elevada y puede ocasionar dolor de cabeza intenso después de la operación a la cual se tiene que dar tratamiento.

 

BLOQUEO PERIDURAL

Aquí el medicamento anestésico se deposita en un espacio a un milímetro antes del anterior y se le llama espacio peridural, está indicada en casi todas las edades sobre todo en embarazadas, para parto o cesárea así como muchas cirugías que se hacen del esternón hacia abajo incluyendo abdomen bajo, pelvis, piernas, genitales etc. También se coloca al paciente de lado en posición fetal, se hace el aseo se cubre y se aplica inyección de anestésico local en la piel y tejidos profundos de la espalda, posteriormente se coloca una aguja larga de 11 cm y gruesa poco a poco colocando una jeringa con 2 cm de aire que se va empujando percibiendo resistencia es decir el aire no entra, pero cuando la resistencia se pierde el aire entra y en ese momento podemos decir que ya nos encontramos en el espacio peridural, se coloca el medicamento que casi siempre son volúmenes grandes que van de 15 a 20 cm, el efecto inicia despacio durante 15 minutos  después de los cuales la anestesia ya está instalada, cabe mencionar que antes de pasar el medicamento se coloca el catéter a través de la aguja gruesa ( por eso es gruesa), que no es nada mas que un tubo de plástico muy delgadito por donde aplicamos más anestésico cuando se necesite sin necesidad de volver a inyectar la espalda.

 

Durante los dos procedimientos se tiene que vigilar al paciente tomándole su presión, pulso, ruidos cardiacos, frecuencia de respiraciones, oxigenación y vigilancia del funcionamiento de todos sus órganos cada minuto y se anota, antes, durante y después del acto anestésico quirúrgico. En ambos procedimientos el paciente puede estar conciente o ligeramente sedado