Cantantes Continentales de México
En Qué Creemos...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como un ministerio Cristiano Interdenominacional, estamos comprometidos a proporcionar una atmósfera donde cada uno de los miembros de nuestro equipo puedan crecer espiritualmente basándonos en principios Bíblicos ÚNICAMENTE, no basados en tradiciones denominacionales.

Por tanto, nuestra declaración de fe es la siguiente:

 Creemos que la Biblia es la Palabra misma de Dios y la autoridad absoluta en la fe y estilo de vida Cristiano.

Dios, el Creador de todas las cosas existe eternamente en tres Personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Jesucristo, es el Hijo eterno de Dios, verdadero Dios y verdadero Hombre; Que vino a la tierra, vivió una vida sin pecado, y fue crucificado como el único sacrificio por nuestros pecados, resucitó literal y físicamente de los muertos al tercer día y regresó al cielo a la diestra de Dios Padre. Los Humanos, hombres y mujeres fuimos creados a la imágen de Dios, tentados por Satanás nos rebelamos en contra de Dios. Pero a través de un genuino arrepentimiento y depositando nuestra fe personal en Jesucristo, nuestros pecados son perdonados, y nacidos de nuevo por el Espíritu Santo llegamos a ser hijos de Dios. La Iglesia es el cuerpo de Cristo en la tierra; del cual, él es la Cabeza. Jesucristo vendrá nuevamente a la tierra, resucitará a los muertos, juzgará al mundo y establecerá su Glorioso Reino. Los que hayamos sido redimidos viviremos eternamente con él en el cielo.

Declaración de no discriminación:

La aceptación y participación es la misma para todos, sin importar raza, color, origen social o étnico ni sexo.

Limitaciónes específicas:

Los Continentales somos un ministerio altamente disciplinado con regulaciones en diferentes áreas incluyendo conducta, atuendo, y testimonio Cristiano. esto es explicado detalladamente en nuestro manual de factores de la gira.

Cualquier miembro involucrado con drogas o inmoralidad sexual, acorde con los estándares Bíblicos, (Incluyendo fornicación, adulterio, homosexualidad y sexo premarital) será mandado a su casa a sus propias o a expensas de sus padres, esto es, para no destruir ni afectar el testimonio, misión y propósito por el cual trabajamos como grupo. El uso de bebidas alcoholicas, tabaco, hurto y rebelión no será tolerado.

 POR QUÉ EXISTIMOS...

nuestra filosofía:

Como gente que pertenece a Jesucristo, hemos sido llamados a ser discípulos y a hacer discípulos. Crecemos a una madurez espiritual a través del estudio de la Biblia, la oración y el compañerismo Cristiano. A medida que crecemos espiritualmente, se hace manifiesto en nosotros el "Fruto del Espíritu" (Gal. 5:22), con el cual, ayudamos al crecimiento del cuerpo de Cristo.

Una expresión clave del poder de Dios en nuestras vidas viene de la ejercitación de los dones espirituales. Estos son dados individualmente por Dios a cada persona para el servicio a Él y a la Iglesia. (1 Cor. 1:7; Ef. 4:11-13; Rom. 1:11,12; 1 Tim. 4:4; 1:6; 1 Cor. 12-14)

Dos de los dones mencionados están especialmente relacionados con el ministerio de los Continentales. 1) Evangelismo (compartiendo nuestra fe con los no creyentes) y 2) Exhortación (Ayudando, edificando, y exhortando al cuerpo de Cristo).

Sabiendo que no es lo mismo que los "dones espirituales", es normal y saludable que nuestros "talentos" (habilidades naturales) sean utilizados para ejercitar nuestros dones. El ejemplo obvio es el músico talentoso que usa y desarrolla su talento como un medio para ejercitar su don de evangelismo y exhortación. Las Escrituras indican claramente que la música es una herramienta efectiva - y es dada por Dios. (Ef 5:19; Sal. 67:4; 1 Cron 15:16; 2 Cron. 20:1-21).

Debemos de ser cuidadosos y entender  que UN TALENTO SIEMPRE SE DEBE VER COMO UNA HERRAMIENTA. Cuando un talento se vuelve el centro de atención (ya sea de nosotros o de la audiencia), es cuando cesamos de ejercitar nuestros dones espirituales, y es, de hecho, caer en idolatría.

Por tanto, cuando la "herramienta" está en sujeción al "don" el mejorarla y perfeccionarla no es condenado por la Escritura:

Colosenses 3:23 - "...hacedlo de corazón, como para el Señor..."

Salmo 33:3- "Cantadle cántico nuevo; Hacedlo bien,..."

2 Timoteo 2:1 - "Tú, pues, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús."

1 Crónicas 21:24 - "...ni sacrificaré holocausto que nada me cueste."

Claramente, somos llamados a buscar siempre la excelencia en todo lo que hagamos y en las herramientas que utilicemos para alcanzar nuestros objetivos. Entendiendo lo anterior, nuestra misión como ministerio es:

1. Llevar el mensaje de Jesucristo a través de las artes escénicas.

2. Impactar las vidas de la gente no creyente para Cristo con cualquier cosa que hagamos y usemos como medio.

3. Animar a los Cristianos a la excelencia en todo lo que hagan, poniéndonos altos estándares bíblicos en cada faceta de nuestras vidas. y comunicarlo a los demás.

4. Mostrar el arte como una herramienta útil para el ministerio.

5. Tener un ministerio de exhortación comunicando el mensaje por medio de nuestros talentos de una forma atractiva a cualquier audiencia que el Señor nos da.

CÓMO LOGRAR ESTE PROPÓSITO

Nuestro propósito es alcanzado con cuatro áreas de aprendizaje:

1. Discipulado

¿Qué es un discípulo en un contexto cristiano? Una persona que sigue (imita) a Cristo, y permite que su vida se transforme para ser igual a Cristo, tanto así, que actúa conforme lo que dice la Palabra de Dios en cada circunstancia de su vida. Esto no es algo que se pueda lograr en pocos meses, se lleva toda la vida. "...os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados, ... sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo," "Sino que en la ley de Jehová está su delicia, y en su ley medita de día y de noche. Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto a su tiempo, y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará." "...Corred de tal manera que lo obtengáis." "desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación," "para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu; para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor, seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda plenitud de Dios." (Ef. 4:1, 15; Sal. 1:2,3; 1 Cor. 9:24; 1 Ped. 2:2; Ef. 3:16-19.)

El fundamento para edificar un estilo de vida cristiano está basado a través de considerar las siguientes preguntas básicas: ¿Qué significa vivir como cristiano? ¿Es importante la obediencia? ¿Por qué y cómo uno debe estudiar la Biblia, memorizar la Escritura, y meditar en la Palabra de Dios? ¿Es necesaria la oración? ¿Cuáles son las características de una persona controlada por Dios? ¿Por qué es tan importante el compañerismo con otros cristianos? ¿Cómo es posible ser realmente un servidor? ¿Cómo puedo tener una meta apropiada, estar completamente comprometido a ello, perseverar en alcanzarla?

Nosotros sabemos lo importante que es que un cristiano sepa esto, de hecho, nuestro mayor propósito es ayudar a las personas a responderse estas preguntas y así empezar a ser más como Jesús, Cuando un miembro de los Continentales se retira, nosotros queremos que él o ella salga espiritualmente vivificado y creciendo en los conceptos de vivir una vida cristiana normal, lo cual lo guiará a la llenura como un individuo en Cristo.

2. Evangelismo

Como resultado natural de nuestro crecimiento es la obediencia la mandato de Cristo de compartir nuestra fe con otros. Hemos sido comisionados a hacer discípulos (Mat. 28:18-20; Mar. 16:15-16); y tenemos la promesa del poder efectivo de Dios (Hch. 1:8).

Somos un equipo espiritual, usando métodos espirituales, para alcanzar metas espirituales, y creemos que debemos entregar nuestras vidas al privilegio de llevar a cabo la meta de Dios, aún en las circunstancias más difíciles.

Nuestro deseo es proclamar a Cristo a todos los que no lo conocen como su Salvador y Señor. Con el ejemplo de nuestras vidas y palabras, queremos guiar a la gente al gozo y el gran significado de la vida en Cristo.

Nuestros conciertos son una celebración de vida a través del gozo y la llenura que el conocer a Cristo trae, y a través del cual también podemos edificar las vidas de otros cristianos. También mostramos que la vida en Cristo positiva, excitante, y gozosa. Y tratamos de presentar un programa que ministre a la gente y glorifique a Dios, con Cristo como el centro.

Para ayudar a alcanzar estos objetivos, Los Continentales aprenden cómo compartir efectivamente su testimonio personal, como guiar a otra persona a Cristo, y como ayudar a la gente que necesita guianza y oración en su proceso de crecimiento. Y después de irnos del lugar del concierto, no olvidarnos de la gente, estamos comprometidos a llevar en oración a las personas quienes hicieron decisión por Cristo, mantenemos contacto con ellas, y la Iglesia local es puesta al tanto para que ellos les den seguimiento de una manera adecuada. Queremos dejar una impresión permanente, no de nuestro concierto, sino de Jesucristo.

3. Educación

El aspecto educacional de los Cantantes Continentales es muy directo, nosotros consideramos a cada persona que viaja con nosotros como un líder potencial en la Iglesia y la sociedad. Nosotros esperamos y animamos a que cada uno de los miembros al final de una gira regrese a su casa, Iglesia, Escuela, trabajo y comunidad y use lo que aprendió. Estarán más preparados para servir en cada aspecto de su ministerio, ya sea vocal, instrumental, técnico, dirigiendo, llevando a cabo, organizacional, con una motivación correcta y amor por Cristo y el ministerio.

Nuestro énfasis esta puesto en nuestra firme convicción de que debemos buscar la excelencia en todo lo que hacemos para que nadie pueda señalar alguna debilidad en el Cristo a quien servimos y de la manera en que lo presentamos. Teniendo por sentado de que nada es más importante que servir a Cristo y crecer hasta ser como él.

4. Compañerismo

Un individuo que se está desarrollando espiritual y académicamente no puede estar completo en Cristo si no se desarrolla socialmente de igual manera. Las oportunidades para crecer en esta área no son cuestionables en este ministerio.

Imagina pasar de 4 a 10 semanas en un autobús con 25 a 35 personas de diferentes lugares, con diferentes antecedentes, con diferentes experiencias... pero todos con el deseo de servir a Cristo y de ser más como él. Uno tiene que aprender a servir, otro tiene que aprender disciplina. El entender que tenemos dos naturalezas (espiritual y carnal) y la batalla que hay entre ellas se hace más claro, y el fruto del Espíritu empieza a aflorar: Amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, fe, mansedumbre, templanza. El compañerismo es cercano y cálido, se forman amistades duraderas. El compañerismo no sólo está limitado a la gente en el Autobús, sino con la gente en el lugar de los conciertos, antes, durante y después de los mismos, y con la gente que abre sus hogares para hospedarnos.

Así rompemos con prejuicios culturales y sociales y nos damos cuenta que podemos amar a la gente como Cristo nos manda a hacerlo.