EL CLORURO DE MAGNESIO ES LA SAL QUE MAS FAVORECE EL SISTEMA INMUNITARIO

INICIO

EL MAGNESIO COMO ALTERNATIVA A VACUNAS Y ANTIBIÓTICOS 

FUENTE: LUIS VALLEJO RODRÍGUEZ. Miembro de la Liga y secretario de la Asociación Vegetariana Canaria Pasiflora 

La medicina alopática propone la vacunación para evitar algunas enfermedades como la gripe, viruela, poliomielitis, tuberculosis, tosferina, sarampión, rubeola, hepatitis B, tifus, etc.

Sin embargo a veces, peses a la vacunación, aparecen esas enfermedades que la medicina alopática pretende evitar, o lo que es peor: aparecen graves efectos secundarios. Además, el Dr. Mendelsohn, pediatra y profesor de la escuela de medicina de la universidad de Illinois, atribuye a las vacunas la muerte súbita del recién nacido. Por lo tanto lo prudente es no vacunar, pero entonces, ¿qué hacer para evitar estas enfermedades? Aquí las medicinas alternativas, no parecen tener respuesta, y este vacío se muestra como un talón de Aquiles. Mientras la medicina alopática tiene como prevención de muchas enfermedades infecciosas las vacunas y como tratamiento curativo presenta a los antibióticos, las medicinas alternativas no dan una respuesta convincente.

Si aparecen enfermedades agudas, es por que el sistema inmunitario es débil, por lo tanto si se le fortalece no aparecerán esas enfermedades.

Mas ¿Cómo fortalecerlo? El Dr. Pierre Delbet fues injustamente marginado por la medicina alopática y lamentablemente y sorprendentemente ignorado por las medicinas alternativas peses que sus investigaciones son de gran valor. Al Dr. Delbet se le ocurrió investigar como las sales influían en la fagacitosis (lucha entre microbios buenos y malos), y después de ensayar muchas sales, llegó a la conclusión de que el cloruro de magnesio era la sal con la que los microbios buenos devoraban con mayor voracidad a los malos: la fogacidad aumentaba tres veces más que si no se añadía ninguna sal. Esto quiere decir que el cloruro de magnesio es la sal que más fortalece el sistema inmunitario.

Tras esta investigación en el laboratorio, pasó a la investigación clínica y los resultados fueron espectaculares. El Dr. Neveau aplicó cloruro de magnesio a la poliomielitis (aplicada en los primeros días de manifestada la enfermedad) en 61 casos y todos los curó. Yo tengo 4 nietos y todos toman cloruro de magnesio diariamente y así se han librado de las enfermedades agudas. Por lo tanto si los padres dan diariamente cloruro de magnesio a sus hijos verán como se librarán de las enfermedades en las que se utilizan las vacunas y de otras en las que afortunadamente la medicina alopática no tiene vacuna, como la amigdalitis. El tratamiento es muy sencillo, eficaz y económico: basta con comprar cloruro de magnesio en alguna tienda de dietética o en una droguería y añadirle agua, 1 o 2 cucharaditas en 5 litros de agua. Si se manifiesta la enfermedad, lo cual puede ocurrir al principio, la dosis debe ser muy superior. Ahora lo puedes conseguir en tabletas para evitar el sabor amargo

Según el Dr. Raúl Vergini, hasta un siglo, la humanidad en general consumía bastante magnesio, pero hoy en día, debido a los abonos químicos y al consumo de alimentos refinados, el hombre no llega a los 800-900 miligramos diarios de magnesio que necesita para mantenerse sano, de aquí la importancia de consumirlo durante toda la vida, tanto niños como adultos para aumentar la vitalidad y evitar la aparición de innumerables enfermedades.

A continuación expongo resumidamente la parte práctica:

Aplicaciones del cloruro de magnesio

Enfermedades infantiles

Anginas, rubeola, sarampión, escarlatina, gripe, faringitis, poliomielitis, viruela, tosferina, asma, alergia, difteria y todas las enfermedades donde hay fiebre o inflamación.

Enfermedades de huesos: osteoporosis, artritis, artrosis, etc.

Otras enfermedades: ciática, cáncer, eczema, epilepsia, estreñimiento, enfermedades de la piel y de los sistemas circulatorio, nervioso e inmunitario, etc.

Personas sanas, para evitar las enfermedades mencionadas y mantener la vitalidad.

Dosis de salud: 1 o 2 cucharadas de cloruro de magnesio disuelto en el agua de una garrafa y beber solo esta agua durante toda la vida. Y si quieres evitarte el sabor AMARGO, lo tenemos disponible en tabletas

Dosis de enfermedad aguda: (amigdalitis, rubeola, gripe, etc.):

- Niños de 2 años: 10 ml. cada hora, 12 veces al día.

- Niños de 3 años: 20 ml. cada hora, 8 veces al día.

- Niños de 4 años: 20 ml. cada hora, 10 veces al día.

- Niños de más de 4 años y adultos: 20 ml. cada hora, 12 veces al día.

Dosis de enfermedad grave (ciática, artrosis, cáncer): 20 ml. 3 veces al día o bien una cucharada de magnesio sólido disuelto en un poco de agua y luego beber enseguida un vaso de agua, mejor con zumo de limón. O Tomarlo en tabletas 2 am, 2 pm y 2 por la noche

Observaciones:

1. El cloruro de magnesio (en polvo) puede ser comprado en droguerías o en comercios de material químico. O en tabletas por nuestra mediacion

2. La disolución concentrada se prepara pesando 85 gramos de cloruro de magnesio haxahidratado (Cl2Mg 6H2O) y añadiendo agua hasta llegar a 1 litro.

3. Los 10 ml. se pueden medir en una pequeña probeta. Una cucharada contiene aproximadamente unos 5 ml. O Tomarte una dosis = (2 tabletas) para evitar lo amargo

4. La disolución concentrada de cloruro de magnesio es muy amarga, por esto, después de tomarlo, conviene tomar enseguida un vaso de agua sola o con limón.

5. La dosis de enfermedad debe continuar mientras persistan los síntomas. Después debe disminuirse y pasar a la dosis de salud durante toda la vida,

 6. Si el niño no toma el cloruro de magnesio, por ser muy amargo, se puede tomar en tabletas

7. Contraindicaciones: colitis e insuficiencia renal. En caso de colitis, se puede utilizar cloruro de magnesio pero en menor cantidad.

El cloruro de magnesio es, probablemente, lo más importante para fortalecer el sistema inmunitario

Como anécdota relacionaré el caso de una señora que todos los inviernos enfermaba de gripe. Comenzó a tomar cloruro de magnesio en dosis menor de la que le indiqué y al siguiente invierno enfermó pero tuvo sólo 2 días de fiebre en vez de los 5 habituales y como continuó y continúa tomándolo diariamente, los 2 últimos inviernos no ha tenido gripe.

Lo expuesto muestra que existe alternativa, tanto a las vacunas como a los antibióticos, y es fortalecer el sistema inmunitario según acabo de exponer donde el cloruro de magnesio tiene un lugar destacado y mucho me alegraría que los médicos de esta Liga, a la cual me honro en pertenecer, la apliquen a sus pacientes. 
 
 
 
INICIO