Chasqui

Revista de Literatura Latinoamericana. XIV.

(Febrero-Mayo de 1985)

 

La justa fatiga, primera novela del poeta Alejandro Sandoval Ávila, es una novela de familia (se refiere a cuatro generaciones), una novela de provincia (Aguascalientes) y una novela de denuncia (huelga ferrocarrilera). La narrativa empieza cuando Máximo Atencio Mimbrera regresa a casa y busca su abuela, "Mi Lala". Los siguientes episodios (capítulos cortos sin enumeración) cuentan la historia de la matriarca. Máximo Atencio la buscaba específicamente para conocer su historia.

La abuela es el personaje central de la narrativa, una mujer extraordinaria, reminiscente de una invención de García Márquez. Su historia abarca cuatro etapas de su vida marcadas por cuatro apodos distintos —La Niña Soledad, La Joven Pura, La comadre Coni Fanales y Mi Lala. La vemos como niña, como esposa (de mala gana) de un viejo, como amante y luego esposa legítima de un ferrocarrilero, como mujer independiente y como abuela.

La secuencia de episodios es anti­cronológica y pudiéramos suponer que corresponde a la experiencia de Máximo

Atencio al escuchar la narración de "Mi Lala". Por otro lado, conviene aclarar que la novela no emplea la voz de primera persona sino la de un narrador que se refiere a "Mi Lala." En los primeros episodios, la anti-cronologia desconcierta porque leemos información que no parece relacionarse con lo conocido. Felizmente, esta aparente falla se vuelve placer, ya que los hilos de Ia narrativa se van conectando poco a poco y el lector descubre las relaciones que se le escapaban.

La junta fatiga pudiera ser mucho más extensa. Los lectores que se interesan especialmente en la huelga de ferrocarrileros probablemente quisieran un tratamiento más detallado de ese hecho, puesto que es de importancia fundamental en la historia del México post-revolucionario. Sandoval la incluye como una parte de la vida de los ferrocarrileros, gente imprescindible en Ia proyección de la ciudad de Aguascalientes.

Otra posible extensión seria una caracterización mas completa de Máximo Atencio, especialmente respecto a su relación (posiblemente incestuosa) con su hermana. Evidentemente, el autor tomó la decisión de narrar preferentemente la historia de "Mi Lala", por lo tanto, La justa fatiga no es una "épica familiar" sino una historia de su protagonista, una mujer de múltiples facetas.

John S. Brushwood

University of Kansas


Opiniones sobre la obra de Alejandro Sandoval Ávila

Página Principal

Índice