Los derechos sobre estos textos se rigen por la Convención Universal de Derechos de Autor y queda terminantemente prohibida su reproducción por cualquier medio impreso, electrónico, digital o puesta a disposición sin permiso por escrito del autor o el editor.

 


TRASIEGO

(RECUENTO DESPUÉS DE LOS CINCUENTA)

EDICIONES DEL ERMITAÑO. COLECCIÓN "LA FURIA DEL PEZ"

Trasiego es también el libro de un padre de familia. Se trata de un autor que no ve como algo intrascendente el hecho de ser padre de tres hijas. Ellas siempre han estado presentes en sus libros para niños, a través de las dedicatorias y de las anécdotas que lo llevan a concebirlos. También están en este recuento de poemas, sobre todo en la parte titulada “Vástagos”. Alejandro Sandoval no necesita irse lejos para encontrar su material poético, sólo observa con detenimiento su entorno. Le basta y le sobra. El trasiego implica movimiento; es un ajetreo, un ir y venir para trabajar algo, para obtener algo. Se trasiega en esta vida. El que permanece inmóvil se muere antes. En este libro Alejandro Sandoval deja clara ante el lector y ante sí mismo, su vocación de moverse, sobre todo, en las palabras dichas a sí mismo, a la esposa, a las hijas, a los padres, y que constantemente cambian, permanecen, y así se renuevan.

Claudia Hernández de Valle-Arizpe

 

Extractos de los libros, contenidos en Trasiego:


Tercera menor

(Ediciones Sin Nombre, México, 2007)

Aunque lo paternal es un carácter sostenido que impregna incluso a la naturaleza, entre las pequeñas merodean los fantasmas de otras mujeres que advierten con un gesto cordial al hombre que las mira, sobre lo inconsistente de toda certeza, además, porque así ellas mismas impiden su propia desaparición entre los laberintos de la memoria adulta. (...) Condición y anticipo de lo incierto la niñez cumple años entre estos versos, mientras que la mirada madura se vuelve tacto para el deseo irredento. Es lo infantil inicio y conclusión, de nuevo en el anciano se columpia el niño.

Ignacio Betancourt

 


La llama y el torrente

(Ediciones "El Tucán de Virginia", México, 2000)

Alejandro Sandoval Ávila cumplió una cita que llevaba programada en la memoria y regresó a vivir a Aguascalientes, la ciudad de su infancia. Lo que vio le hizo escribir (...) un poemario que es un ajuste de cuentas, naufragio severo. 

Renato Ravelo


Agua zarca

(Ediciones del Ermitaño, México, 1994)


Los héroes y los demás

PREMIO NACIONAL DE POESÍA "RAMÓN LÓPEZ VELARDE", 1983

(Ediciones de la Universidad Autónoma de Zacatecas, México, 1984

Es un libro unitario en su visión poética del mundo, como un todo orgánico: se habla de exuberancia, de vegetación, de armas, de jardines, de infancia (...) el amor y la revolución  no se alardean,  son dichos desde adentro, al oído y al corazón, sin escándalo, por lo que puedo decir que es un poeta de íntima tristeza revolucionaria.

Elva Macía


Sobre el estado del tiempo

(Fondo Editorial "Tierra Adentro", México, 1981)

Asume la poesía y una postura a la vez. Sus textos desarrollan diversos niveles de sentido entre los que predomina la intención de manifestar un punto de vista y un quehacer poético que en ningún momento se apartan de los diversos sistemas que los nutren  y hacen posibles. (...) Asistamos pues a naufragios y movimientos populares, a los actos de circo y musicales donde payasos y marinos, soldados y músicos, conforman un estado del tiempo en el que la esperanza produce sus pronósticos.

Miguel Donoso Pareja


Esquina de doble fondo

(Ediciones "El Mendrugo", México, 1976)

En Esquina de doble fondo (tema que ni mandado a hacer para Remedios Varo) la voz de Sandoval, ligada constantemente a circunstancias sociales o políticas de esta hora del mundo, alcanza registros de bien timbrada denuncia, sin dañar la dignidad de la poesía.

Antonio Acevedo Escobedo


PÁGINA PRINCIPAL

PARA NIÑOS

ÍNDICE GENERAL