Creando Dinero, Abundancia y Prosperidad Ahora.

    Pagina principal de Crea tu Mundo  Aqui
 

 

¿Qué significan para ti el dinero y la prosperidad?

En mis talleres sobre la prosperidad he podido comprobar como algunas personas se enfadaban cuando sus creencias sobre el dinero eran puestas a prueba – especialmente aquellas que están en el camino espiritual. Este tema puede hacer surgir muchos puntos interesantes. Algunos piensan que en lugar de ser espiritual, el desear dinero es pura codicia. Otros piensan que el dinero es el diablo. Muchas veces, estas creencias se originan a muy temprana edad, a partir de nuestros padres (que ellos aprendieron a su vez de sus propios padres), o a partir de otras personas que nos influencian. Mantenemos estas creencias durante toda nuestra vida, las cuales colorean nuestras experiencias relativas a la prosperidad y el dinero. Para poder crear prosperidad en nuestras vidas, tenemos que reemplazar TODAS nuestras creencias limitadoras. No hay otro camino. Esto significa ser responsables de nuestra vida. Significa estar dispuesto a cambiar.

 

Puede que hayas oído opiniones y comentarios sobre como "el dinero es algo sucio", "una moneda ahorrada es una moneda ganada”, "los artistas tienen que luchar para ganar dinero", "tienes que trabajar duro para ganar dinero", "no me merezco tener dinero”, etcétera. Nuestras creencias verdaderamente crean nuestras experiencias y esta es la razón por la que desearía que examinaras cuidadosamente tus propias creencias acerca del dinero y la prosperidad.

 

He aprendido que es nuestro derecho de nacimiento el tener abundancia, prosperidad y dinero. Se supone que debemos tenerlo. He aprendido que estamos en el proceso de recordar quienes somos realmente. Somos en verdad poderosos chamanes, maestros, avatares, brujos, magos y creadores. Todos nosotros. Solamente lo hemos olvidado.

 

El dinero es un medio de intercambio. El dinero es energía. "Creating Money" declara que la prosperidad se basa en el bien que eres capaz de dar al mundo. Dice que el éxito es crear algo cuando lo necesitas, es amar y respetar a otros y a ti mismo, es crecer y aprender de todas tus experiencias, el éxito se mide por la calidad y por la felicidad que hay en tu vida. Ser rico es tener dinero para realizar el trabajo de tu vida. Y otra vez, el dinero es energía. Ahora es el momento de entender exactamente como trabaja la energía y como utilizarla en tu vida. Según vamos entrando y saliendo de la cuarta dimensión, las cosas se manifiestan ahora más deprisa que nunca. Por tanto, es más importante ahora que nunca asegurarse de que la energía fluye siempre en todas las áreas de tu vida, para poder crear tu vida ideal. ¿Cómo fluye tu energía?

 

 

Tu varita mágica

 Pagina principal de Crea tu Mundo  Aqui

Tu mismo eres la fuente de tu abundancia. ¿Has escuchado esto antes? Yo creo que es algo totalmente cierto y lo he experimentado en mi vida. La abundancia no proviene de tu empleo o de tu plan de pensiones o de tus acciones, como a muchos se nos ha enseñado. La abundancia no proviene de tus amigos o de tu pareja, o de cualquier persona o cosa fuera de ti. La abundancia proviene de ti siempre. Si te hace sentir mejor decir que el Universo, o Dios, o Todo-lo-que-Es es la fuente de tu abundancia, por favor dilo. En cualquier caso todo es lo mismo.

 

Puedes crear cualquier cosa que desees en tu vida. He aprendido que nuestros pensamientos son cosas reales y tangibles. Todos los días estamos manifestando nuestros pensamientos. Cuando pensamos un pensamiento, éste toma forma y se manifiesta como un imán. Viaja fuera y, como un imán, atrae algo que encaja con ese pensamiento. En "Merlin's Message", Merlín dice que nuestros pensamientos y sentimientos son como una varita mágica y que cada uno de nosotros posee esa varita mágica. Tu varita mágica es muy poderosa y muy real – ¡pon atención hacia dónde estás apuntando! Cuando apuntas tu varita hacia algo (o diriges tus pensamientos y sentimientos hacia eso), ese algo al final aparecerá ante tus ojos como si fuera magia – si lo quieres como si no. ¿Hacia dónde apuntas con tu varita mágica?

 

La Ley de la Atracción

 

La Ley  Universal de la Atracción es una ley muy sencilla pero muy poderosa que nos permite crear nuestra realidad. Esta ley establece que todo lo que va hacia fuera debe regresar. Cuando dirigimos nuestro pensamiento hacia algo con intención, por ejemplo el que no tenemos suficiente dinero, atraeremos todo aquello que soporta este pensamiento. Atraeremos más carencia. Este es el lugar hacia donde apuntamos nuestra varita mágica. Atraes aquello hacia lo que diriges tu atención.

 

El truco está en apuntar nuestra varita mágica solo en lo que queremos, para ver si se manifiesta en nuestra vida. ¡Esto es todo! La mayoría de nosotros solemos enfocarnos en lo que no queremos, como un hábito. Tenemos pensamientos como "No tengo suficiente dinero para comprar ese coche" o "No puedo permitirme comprar eso". Cuando estos pensamientos y estas palabras salen fuera, sólo atraerán y crearán carencia. Esta es la Ley de la Atracción. En "Creating Money", Orin y DaBen dicen: "si reconoces un pensamiento negativo, simplemente pon en su lugar un pensamiento positivo. Si, por ejemplo, te oyes a ti mismo diciendo 'no tengo suficiente dinero' simplemente di 'tengo dinero en abundancia'..." En lugar de decir 'No puedo permitirme comprar esto' di 'Elijo no comprar esto en este momento’.

 

También comentan: "los pensamientos positivos son mucho más poderosos que los negativos. Un pensamiento positivo puede cancelar cientos de pensamientos negativos". Es muy útil saber esto. Repito que nuestras palabras y pensamientos son muy poderosos, importantes y magnéticos. Redunda en beneficio nuestro pensar y hablar acerca de nuestra abundancia en lugar de en nuestros problemas financieros. Esto significa enfocarse y hablar de todas las cosas maravillosas que ocurren en nuestras vidas y de las que están a punto de ocurrir. Significa hablar como si fueses próspero y  rico ahora. Esto, de vuelta a ti, incrementará tu prosperidad y abundancia.

 

Actuando Como si...

 Usa  los principios de "El Secreto"  Y los principios de " El Efecto Mariposa"  Juntos.....!!    y  Obten  Reasultados Extraordinarios en tu vida y en la vida de todos los que te Rodean.....!!!

Actuar como si fueras próspero y abundante es otra llave para incrementarlo. Por ejemplo, si ves que no tienes dinero en este momento para comprar el coche nuevo al que le has echado el ojo ¿por qué no actuar como si tuvieses el dinero y pruebas los coches? Reúne todo el material que puedas sobre el tipo exacto de coche que quieres. Pruébalo y siente que ya es tuyo. Pronto atraerás las circunstancias, personas y dinero hacia ti de modo que ese coche (o uno mejor) sea realmente tuyo. "Actuar como si" es otro modo de sostener tu varita mágica apuntando a lo que deseas.

 

Tu imaginación

 

Otra herramienta extraordinariamente poderosa que posees es la imaginación. Tu imaginación te permite fantasear, soñar despierto, visualizar y vivir tus sueños. Orin y DaBen dicen "tu imaginación tiene más alcance de lo que crees. Es el vínculo más cercano a tu alma. No está sujeta a tus programas del pasado, creencias o miedos. La imaginación te fue concedida para que puedas trascender tu mundo físico. Te provee de la habilidad para dar un paso fuera de tus límites personales y liberar tu potencial más grande. Tu imaginación puede viajar a cualquier mundo o dimensión..."

 

Como artista, nunca he dejado de utilizar mi imaginación desde mi infancia y sé cuan poderosa es. Lo que hago es sentarme y utilizar todos los sentidos en mi imaginación, haciendo la escena tan real como me es posible. Realmente me veo a mi misma en mi ojo mental haciendo o teniendo lo que quiero y "oigo" a la gente hablar y el sol brilla de verdad  y calienta mi piel. Lo represento en mi mente hasta que puedo casi tocarlo  - ¡es tan real!

 

Si hablamos de actuar, aprende a actuar como hacen los niños, como hacías tú cuando eras niño/a. Los niños siempre están utilizando su imaginación, inventando gente y escenarios imaginarios, jugando al hacer-creer. Este es verdaderamente un proceso muy poderoso, una parte muy importante de la creación. Podemos conseguir mucho a través del juego.

 

"Creating Money" dice: "si no puedes creer que es posible, entonces no lo tendrás". Es así de simple. Si no eres muy visual en tus visualizaciones y fantasías, he aprendido que usar tus sentimientos es también muy efectivo. No atraerás nada a menos que lo puedas ver en tu mente o sentirlo. Primero debes creer que es posible, después ver o sentir como está sucediendo. Utilizando tu imaginación de esta manera, visualizando, soñando despierto con todos tus sentidos puestos en ello, creas exactamente lo que quieres. Has estado haciendo esto siempre, ¡hazlo ahora a propósito!

 

Acelerando las cosas

 

Si quieres acelerar la manifestación de lo que deseas, incrementa tus emociones acerca de ello. Las emociones energetizan los pensamientos. He aprendido que un sentimiento poderoso junto con la intención y el deseo atraen los resultados casi instantáneamente.

 

Por ejemplo, piensa en algo que de verdad, de verdad, deseaste en el pasado y que conseguiste. ¿Recuerdas cómo te sentiste cuando lo conseguiste? La excitación y la expectativa por tenerlo, usarlo y disfrutarlo hizo que llegara a ti bastante deprisa ¿no es verdad? Y tú probablemente ni te enteraste de todo el proceso.

 

Lynda Dahl en "Ten Thousand Whispers" escribe: "La intensidad es la esencia que conduce a las EE units (unidades electromagnéticas) hacia la masa final, y cuanto más fuerte sea la intensidad o emoción, antes entra la masa dentro de esta realidad. No importa si la intensidad se forma alrededor de un suceso temeroso o feliz, un suceso elegido conscientemente o uno que abrigamos a nivel inconsciente, el resultado es el mismo".

 

Pero si utilizas tus emociones fuertes también puedes conseguir lo que no deseas muy rápidamente, si tu varita mágica está apuntando hacia algo negativo, como la carencia o el miedo. Esta es la Ley Universal de la Atracción. Lo que tienes que hacer es energetizar tus pensamientos con sentimientos de alegría, excitación y esperanza, y estar preparado/a para ver tu deseo aparecer ante ti muy rápidamente.

 

Otra manera poderosa de acelerar los acontecimientos es enfocarse en el motivo o significado de lo que deseas. Por ejemplo, si lo que deseas es una cantidad importante de dinero, piensa qué es lo que hay detrás de ese dinero. ¿Qué significa realmente para ti el tener ese dinero? ¿Cuál es el propósito? ¿Es libertad, seguridad, felicidad? Una vez que has localizado con precisión el motivo y tienes una visión clara de él, enfócate en desarrollar esa cualidad o motivo ahora. Esto atraerá lo que deseas hacia ti en formas que nunca imaginaste, y mucho más deprisa de lo creíste.

 

Realizando el trabajo de tu vida

 

Ahora es el momento de realizar el trabajo de tu vida, si aún no lo estás haciendo. Si desconoces cuál es el trabajo de tu vida, repasa tus talentos y habilidades. Creo firmemente que todos nosotros nacemos con muchos talentos y tendremos, o desarrollaremos, más a lo largo de nuestra vida. Ellos nos conducirán hacia el trabajo de nuestra vida, es decir, a realizar aquello para lo que vinimos aquí. Los niños pequeños nos proveen de numerosas pistas acerca de estos talentos y dones y, en muchas ocasiones, expresan verbalmente lo que vinieron a hacer aquí. He sido numeróloga durante casi treinta años y he ayudado a muchas personas a descubrir su verdadero propósito de vida para que éstas pudieran comenzar realmente.

 

Tu alma siempre te da codazos en la dirección correcta. Si te encuentras actualmente trabajando (o en el paro) y piensas que primero tienes que ahorrar una cantidad suficiente de dinero para poder empezar a realizar el trabajo de tu vida, te pediría que reconsideraras esto. Como ya dije, creo que desde el momento que comenzamos a realizar el trabajo de nuestra vida el Universo entero nos apoya. Antes incluso de que nos demos cuenta, conoceremos a las personas adecuadas, estaremos en el lugar adecuado, en el momento adecuado y estaremos atrayendo el dinero que necesitamos para conseguir nuestros objetivos. Incluso aunque sea un pequeño paso hacia lo que realmente amas hacer mientras trabajas en tu actual empleo, siempre serás apoyado y muchas puertas comenzarán a abrirse.

 

Dar y Recibir

 

Al parecer la gente encuentra fácil dar, pero más difícil recibir. Recibir es una parte importante de dar. Ambos mantienen la energía circulando en nuestras vidas. Y también mantienen la prosperidad fluyendo en nuestras vidas.

 

He aprendido que debemos recibir con alegría y gratitud. Da las gracias a las personas y da las gracias al Universo. De esta forma mantienes las puertas abiertas a recibir incluso más. Puede que recibas dinero y prosperidad de fuentes muy poco usuales. "Creating Money" ofrece un ejercicio (de entre muchos) que puedes hacer ahora mismo. Sugiere que pidas al Universo que te envié dinero por medio de un canal nuevo en las próximas semanas y agradéceselo cuando llegue. ¡Prueba a ver qué pasa!

 

Y no olvides aceptar los cumplidos. Solo sonríe y di 'gracias'.

 

Acepta dinero y regalos solo cuando te son ofrecidos libremente. Me he dado cuenta de que las veces que no aceptamos dinero o regalos se debe a que hay ‘hilos’ adheridos a ellos, o cuando alguien está tratando de comprar tu amistad.

 

Dar es una parte importante de recibir. Se pueden dar otras cosas aparte de objetos, puedes dar tu tiempo, tu conocimiento, tu buen ejemplo, etc. Es importante dar regalos que realmente ayudan y dan servicio a la gente, algo que ellos puedan utilizar verdaderamente en sus vidas. A lo largo de mi vida, he disfrutado mucho ofreciendo mi tiempo y mis conocimientos en trabajos de voluntariado para centros de caridad en los que creo profundamente. He donado dinero para organismos en los que realmente creo. Es un sentimiento tan maravilloso el dar de esta manera... Cuando damos libremente, el Universo nos da libremente también. 

 

A propósito, es muy importante que nos demos a nosotros mismos también, para mantener la energía fluyendo.

 

Pero también hay momentos en la vida en los que no es apropiado dar. Por ejemplo cuando damos con hilos adheridos a lo que damos, o nos sentimos obligados o cuando ponemos expectativas sobre el regalo que estamos ofreciendo. Si hacemos esto, estamos creando bloqueos en el flujo de energía. Siempre tenemos que dar libremente, y con verdadero desprendimiento.

 

En mis años de experiencia he visto que dar a personas que siempre están necesitadas, que siempre tienen que ser rescatadas de ciertas situaciones, que siempre están en la misma situación sin importar el número de veces que les hayas ayudado, puede perjudicarles y detener su crecimiento. Se pueden convertir en personas dependientes de nosotros. Existe una razón por la que ellas dirigen su varita mágica hacia la carencia. Quizás tengan importantes lecciones que aprender y si nosotros les estamos dando constantemente nunca aprenden a tomar el mando por ellos mismos. He llegado a la conclusión de que lo mejor es ayudarles a crear su propia prosperidad y abundancia.

 

Herramienta Nº 1 para la Manifestación

La Lista Mágica

 

En primer lugar, quiero compartir con vosotros una herramienta que he utilizado con éxito desde que era pequeña. Sé que otras personas la han utilizado también con mucho éxito y hay libros escritos sobre ello, sobre todo en los últimos años. Realmente es muy sencillo y muy poderoso. Solía llamarla simplemente mi "Lista" pero ahora la llamo la "Lista Mágica", inspirada por un estudiante no-metafísico hace algunos años. (Más adelante comentaré esto). Con esta Lista Mágica, estás utilizando el poder de las palabras escritas y habladas que son liberadas al Universo para ser manifestadas en tu realidad

 

Todo lo que se necesita es seguir estos pasos:

 

1.   Coje una hoja de papel (cualquier clase de papel para escribir vale, un cuaderno o un folio de tu color favorito, etc.), y escribe una lista numérica con todos tus deseos. Pueden ser deseos a corto plazo y a largo plazo. Apunta tus deseos lo más claramente posible.

 

2.   Después de que hayas escrito todos tus deseos, al final de la página, escribe algo así: "Que todos estos deseos, o mejores, se manifiesten para el Mayor Bien de todo y de todos". Esto libera cualquier necesidad de manifestar tus deseos de una manera en particular. Le abre las puertas al Universo para que te traiga lo que deseas de la mejor y más Elevada forma posible, y en el momento adecuado.

 

3.   Ten contigo esta Lista Mágica todo el tiempo, en tu bolsillo, monedero, etc.

 

4.   Lee tu lista (en voz alta si es posible) justo antes de irte a dormir, nada más despertarte y antes de hacer meditación. Haz esto todos los días y pronto verás los resultados.

 

5.   Según se van manifestando tus deseos, táchalos de tu lista. Pronto desearás escribir otros, y crear otra Lista Mágica en limpio (la antigua puede que se vuelva ilegible ¡con todos esos tachones!). Si algunos de los viejos deseos no se han manifestado aún, añádelos también a esta nueva lista. Personalmente, prefiero hacer esto en las noches de luna llena y nueva, para así beneficiarme de sus poderosas energías de manifestación. Hace algunos años estudié espiritualidad nativa americana con una curandera de Lakota y aprendí el ritual de escribir mis deseos en las lunas llenas y nuevas y después quemarlos, para liberarlos al Universo. Pero puede que tú quieras conservar tu Lista Mágica pues la podrás utilizar así todos los días.

 

6. Finalmente, no muestres tu lista ni hables de ella con otras personas. Mantenla para ti. Esta es una manera de mantener la energía directa y totalmente enfocada en lo que tú quieres. Hablar sobre ello y compartirlo con gente lo único que hace es dispersar tu energía y puede que lleve más tiempo el que los deseos se manifiesten. 

 

La Lista Mágica real y verdaderamente funciona. Todos podemos hacerlo. Cualquiera puede hacerlo. El estudiante no metafísico del que hablaba antes (mi colaborador en ese tiempo) estaba en uno de mis seminarios sobre prosperidad y después de describir lo que yo había llamado “Mi Lista”, él se puso pálido. Después de la clase me dijo que había comenzado a escribir una lista como la que yo había descrito en la clase cuando era pequeño. Me dijo que la había llamado “Lista Mágica” y jamás lo comentó con nadie, ni siquiera con su hermano. ¡Estaba tan sorprendido de oírme hablar de su secreto! Entonces él quiso mostrarme su lista aunque yo protesté por ello. Me alegro que lo hiciese en este caso en particular porque su lista era muy poco corriente y me demostró lo verdaderamente milagrosa que es esta herramienta.

 

Este hombre, entonces de unos cincuenta años de edad, tenía varios hobbies, la mayoría relacionados con coleccionar objetos y botellas raras y antiguas – algunas de mucho valor. Los puntos de su lista eran cosas de las que la mayoría de la gente ni siquiera ha oído hablar o ha visto antes. Su lista estaba muy desgastada, y tenía varias frases tachadas. Me dijo que la guardaba en su bolsillo para echarle un vistazo un par de veces al día. Me describió como le llegaron cada uno de los puntos que había en ella, como si fuera magia. Algunas veces, ésta se manifestaba conduciendo su coche por una calle sin razón aparente, para descubrir que allí había un garaje donde se vendían cosas, y donde descubrió uno o varios de sus deseos de la lista a un precio totalmente adecuado para él. Siempre se encontraba a si mismo en el lugar perfecto en el momento perfecto. Uno de los deseos de su lista se manifestó tres semanas más tarde después de haberme enseñado su lista. Era un coche clásico (no recuerdo el modelo) del color exacto y el año que él había especificado, y en perfectas condiciones. Una anciana lo había tenido en su garaje muchos años y decidió desprenderse de él. En su camino hacia su trabajo, de repente giró hacia su calle, vio el cartel ‘En venta’ y el precio era el adecuado. Más tarde, vino al trabajo conduciendo su coche para mostrármelo.

 

He querido compartir esta experiencia con vosotros para enfatizar el hecho de que la Lista Mágica siempre funciona, incluso para aquellos que no están familiarizados con conceptos metafísicos.

Herramienta Nº 2 para la Manifestación

La Rueda Mágica

Cuando era adolescente, comencé a crear lo que yo llamo "La Rueda Mágica", algo que aprendí de personas como Catherine Ponder, autora de "Opening Your Mind To Prosperity" (Abriendo tu mente a la prosperidad), y que ella denominaba "La Rueda de la Fortuna". Desde entonces, he oído nombrarlo de formas diferentes por fuentes distintas como p. ej. ”La Rueda de la Prosperidad”, pero lo más importante es que esta es otra poderosa herramienta que funciona para todo el mundo.

 

La Rueda Mágica funciona como la Lista Mágica, excepto en que haces dibujos de lo que deseas en lugar de escribirlos. Tu subconsciente se comunica contigo por imágenes y símbolos todo el tiempo, sobre todo durante el sueño. ¿Por qué no comunicarnos con nuestro subconsciente por medio de imágenes? De todos modos es algo que ya haces con tu imaginación. Esta es también una forma poderosa de manifestar lo que deseas en un corto periodo de tiempo.

 

  1. En primer lugar, compra algunas cartulinas grandes en los colores que más te gusten. Por ejemplo, si estás trabajando específicamente en crearte abundancia, prosperidad o un trabajo nuevo, puedes preferir una cartulina de color verde. También el color dorado le puede ir bien. Visualmente, el subconsciente asociará el verde o el dorado con dinero. Recuerda que el color es vibración y energía, y lo que estamos haciendo es trabajar y jugar con la energía. Si lo que estás trabajando es el amor y el romance, puede que desees una cartulina de color rosado. Utiliza el color que resuene personalmente contigo para aquello que deseas conseguir.
  2. Corta la cartulina(s) en forma de grandes círculos.
  3. Busca en revistas, propaganda y anuncios aquellas imágenes, en color, de lo que deseas. El subconsciente responderá más rápidamente a las imágenes en color que a las imágenes en blanco y negro. Recórtalas y pégalas en la rueda.
  4. He enseñado a la gente a utilizar ruedas diferentes para diferentes tipos de deseos. Por ejemplo, si deseas amor y romance pon en tu rueda solo las imágenes que representen el amor y el romance para ti, como corazones, fotografías de parejas, etc. Pon imágenes que representen la prosperidad y el dinero, o tu trabajo ideal, o el trabajo de tu vida, en tu rueda de la prosperidad. Puede que desees recortar fotografías de dinero de la categoría que quieras y pegarlas en tu rueda. Una fotografía de tu nueva profesión le mostrará a tu subconsciente exactamente lo que quieres. Puedes tener muchas ruedas, pero asegúrate de que no aparezca el desorden en ellas o atraerás resultados confusos. Asegúrate también de que las imágenes que pegas en ellas se corresponden exactamente al deseo que quieres que se manifieste en tu vida. 
  5. Una vez que has completado cada una de las ruedas, pega algo en ellas que represente tu conexión espiritual, como puede ser una imagen de algún Maestro Ascendido con el que resuenas, dibujos de ángeles, etc. No necesita ser un dibujo, puede ser también un objeto sólido, como cristales o una cruz, por ejemplo. En mi clase de Espiritualidad Nativa Americana, también añadimos algo que representa nuestros totems personales. Añadir algo que representa tu concepto de la espiritualidad significa añadir poder, energía y protección a tu rueda. Puede que desees poner una fotografía de ti mismo/a en cada rueda, de modo que tu subconsciente pueda verte asociado con las imágenes que quieres materializar. Sin embargo, tu subconsciente captará el mensaje muy claramente con o sin tu fotografía.
  6. Observa tu Rueda Mágica todos los días, especialmente nada más despertar y antes de dormir. Y de nuevo te digo, no muestres tus ruedas a otras personas. Tal y como dice Catherine Ponder: "lo que es sagrado es secreto".

Herramienta Nº 3 para la Manifestación

Afirmaciones Positivas

Muchos de vosotros habéis oído hablar del poder de las afirmaciones positivas para crear lo que deseamos en la vida. Si habéis tenido creencias como las que mencioné al principio de este articulo, creencias que han estado apartándoos de lo que queríais, el uso de las afirmaciones positivas es fundamental. Cuando se utilizan repetidamente, las afirmaciones positivas reprograman literalmente el subconsciente. Son instrucciones positivas que reemplazan las creencias antiguas por las que necesitas ahora para manifestar exactamente lo que deseas. La utilización de las afirmaciones positivas es una de las cosas más poderosas que puedes hacer para ayudarte.

 

Las afirmaciones positivas son declaraciones positivas que escribes y/o lees a diario hasta que lo que deseas se manifiesta en tu vida. Leer y escribir repetidamente afirmaciones positivas sobre el dinero, la prosperidad y la abundancia es otra herramienta poderosa que siempre funciona.

 

1.  Para empezar, anota afirmaciones positivas en el tiempo verbal presente. Comienza con "Yo" o "Yo soy". Escribe estas afirmaciones varias veces al día, unas 10 o 20 veces cada vez. Por ejemplo, puedes escribir "Yo tengo éxito", o "Yo soy un imán para la prosperidad", o "Yo merezco ser rico", o "Yo tengo ahora un nuevo y maravilloso empleo", una y otra vez. Debes sentirte a gusto con las declaraciones que uses. Puedes escribir afirmaciones positivas para todas las áreas de tu vida, incluyendo el amor y la salud.

 

2.  Lee tus afirmaciones positivas en voz alta. La palabra hablada es muy poderosa y creará los resultados rápidamente. Pondrá ciertas vibraciones en movimiento que se manifestarán con forma.

 

 3. Di tus afirmaciones positivas en voz alta frente a un espejo. En la Escuela de Metafísica aprendí lo poderoso que es mirarte a ti mismo/a a los ojos frente a un espejo mientras realizas determinados ejercicios, como puede ser pronunciar estas afirmaciones. Tus ojos son realmente las ventanas de tu alma, y el repetir las afirmaciones mientras miras tus propios ojos te otorga un poder tremendo. Los beneficios son muchos, incluyendo el aumento de la autoconfianza, de la autoestima, de la autoimagen, del amor propio y del optimismo. Louise Hay, la autora de 'Usted puede sanar su vida" sugiere también pronunciar verbalmente las afirmaciones positivas frente a un espejo mirándose directamente a los ojos.

 

4. Puedes grabar tus afirmaciones con tu propia voz y escucharlas en el coche, o en tu trabajo, en cualquier sitio, en cualquier momento. Cuanto más utilices tus afirmaciones, más rápidamente las afirmaciones se convertirán en creencias. Y tus creencias se convertirán en tu realidad.

 

Para obtener ejemplos de afirmaciones poderosas sobre el dinero y la prosperidad, recomiendo encarecidamente leer el libro "Creating Money" y/o pedirlas grabadas en cassette en www.orindaben.com. Hay muchas sugerencias en todo el libro, canalizadas por los guías Orin y DaBen, y designadas para crear los cambios más grandes en tu vida.

 

En conclusión…

 

Estas son algunas herramientas para que puedas manifestar rápidamente el dinero, la prosperidad y la abundancia, o cualquier otra cosa que desees en tu vida. Otras herramientas muy efectivas que puedes explorar son el Feng Shui (que mantiene la energía positiva fluyendo en tu entorno personal y profesional), mudras (posturas manuales de yoga), mantras (afirmaciones de palabras/sonidos) y el uso del poder del sonido, como "AH", para pronunciar mientras visualizas tu deseo. Todas estas herramientas hacen que tu varita mágica se mantenga apuntando sólo hacia lo que tú quieres. Estas herramientas y técnicas usan la energía y las leyes espirituales que crean verdadera magia en tu vida.

 

También es muy importante dejar ir. Por mi experiencia en los seminarios, veo que esto es algo en lo que mucha gente se queda atrapada. Desean controlar el cómo y el cuándo algo se va a manifestar. Esto sólo crea un bloqueo en el fluir de la energía. Después de haber utilizado las herramientas descritas anteriormente, dirigiendo tu atención únicamente hacia lo que deseas, es importante soltarse antes los resultados. Sólo deja que ocurra. No te preocupes en absoluto. Permítele que llegue hasta tu realidad. Confía en que el Universo te traerá el deseo de la mejor manera posible.

 

Si deseas en un momento determinado comprobar cómo progresa la manifestación de tus deseos, échale un vistazo a tu vida. Tu vida es un espejo de lo que hay dentro de ti. Tu vida refleja exactamente tus creencias, deseos y sueños. Si no te gusta lo que ves, cámbialo cambiando el dibujo que hay en tu mente y tus creencias. Asegúrate de que tu varita está apuntando exactamente a aquello que deseas en todo momento. 

 

Debes saber que nunca estás solo. Siempre puedes pedir ayuda a tu Yo Superior, ángeles, guías, Maestros Ascendidos y a Todo-lo-que-Es en cualquier momento. Verdaderamente estás al borde de la Edad Dorada. Ahora es el tiempo de recordar quién eres realmente. Sois todos magos, chamanes, brujos, maestros, avatares y creadores. 


 

Citas de la Pelicula  "EL SECRETO"

1. Todos trabajamos con un infinito poder.
2. El Secreto es la Ley de Atracción
3. Lo que está pasando en tu mente, es lo que estás atrayendo.
4. Somos como magnetos - lo semejante atrae a lo semejante. Te conviertes en lo que piensas.
5. Cada pensamiento tiene una frecuencia. Los pensamientos envían una energía magnética.
6. La gente piensa en lo que no desea y atrae más de lo mismo.
7. Pensamiento = creación. Si estos pensamientos están anexados a emociones poderosas (buenas o malas) eso agiliza la creación.
8. Tú atraes tus pensamientos dominantes.
9. Aquellos que hablan más sobre enfermedad tienen enfermedad, Aquellos que más hablan de prosperidad, la tienen, etc.
10. Esto no es solamente un "deseo".
11. No puedes tener un universo sin que la mente participe en eso.
12. Elije tus pensamientos con cuidado. Eres una obra maestra de tu vida.
13. Los pensamientos no manifiestan la realidad de inmediato, lo que está bien imagina que viéramos un cuadro de un elefante y éste apareciera instantáneamente.
14. TODO en tu vida lo has atraído… acepta este hecho. Es verdad.
15. Tus pensamientos causan tus sentimientos.
16. No necesitamos complicar todas las "razones" detrás de nuestras emociones. Es mucho más simple que eso. Existen dos categorías: buenos sentimientos y malos sentimientos.
17. Pensamientos que traen buenos sentimientos significa que Estás en el camino correcto. Pensamientos que traen malos sentimientos, significa que no estás en el camino correcto.
18. Cualquier cosa que estés sintiendo es un reflejo perfecto de lo que está en proceso de llegar a ser.
19. Obtienes exactamente lo que estás SINTIENDO.
20 Sentimientos felices atraerán más circunstancias felices.
21- Puedes empezar a sentir lo que sea que deseas (aún si no está ahí). El universo corresponderá a la naturaleza de tu canción.
22. Eso en lo que te enfocas con tus pensamientos y sentimientos es lo que atraes hacia tu experiencia.
23. Lo que piensas y lo que sientes y lo que de hecho manifiestas, es SIEMPRE semejante… sin excepción.
24 Cambia tu percepción.
25. Tú creas tu propio universo conforme vas caminando - Winston Churchill 26. Es importante sentirse bien ¡¡¡¡¡bien!!!!
27. Puedes cambiar tu emoción inmediatamente… al pensar en algo divertido, o cantar una canción o recordar una experiencia feliz.
28. Cuando sientas el golpe de eso, antes de que lo sepas, SABRAS que tú eres el creador.
29. La vida puede y debe ser fenomenal… y lo será cuando tú de forma consciente apliques la Ley de Atracción.
30 El Universo se re-arreglará a sí mismo, conforme a eso.
31. Empieza por usar esta frase para todos tus deseos: Estoy tan feliz y tan agradecido ahora que…
32. No necesitas conocer COMO el universo va a rearreglarse a sí mismo.
34 La Ley de Atracción (LDA) es simplemente imaginar para ti mismo Lo que generará los pensamientos positivos que tienes AHORA:
34. Puedes tener un pensamiento inspirado o idea para ayudar a moverte hacia lo que deseas con más rapidez.
35. Al universo le gusta la VELOCIDAD. No lo demores, no adivines, no dudes.
36. Cuando la oportunidad o impulse esté ahí… ACTUA 37. Atraerás todo lo que requieres - dinero, gente, conexiones. PON ATENCION a lo que se está gestando enfrente de ti.
38. Puedes empezar con nada.. y de la nada o sin nada - una FORMA será proveída.
39 ¿Cuánto TIEMPO? No hay reglas en el tiempo… entre más alineado estés con sentimientos positivos, suceden las cosas más rápido.
40. El tamaño es nada para el universo (la abundancia ilimitada, si eso es lo que deseas). Nosotros hacemos las reglas sobre el tamaño y el tiempo.
41. No existen reglas de acuerdo al universo… tú provees los sentimientos de tenerlo ahora y el universo responderá.
42. La mayoría de la gente ofrece la mayor parte de sus pensamientos en respuesta a lo que ellos están observando (recibos en el correo, estar demorado, tener mala suerte, etc).
43. Tienes que encontrar una forma diferente de acercamiento hacia lo que tú pensabas era un diferente punto ventajoso.
44. "Todo lo que nosotros somos es un resultado de lo que hemos pensado" - Buda 45. ¿Qué puedes hacer correcto ahora para dar vuelta a tu vida? Gratitud.
46. La gratitud traerá más hacia nuestras vidas inmediatamente.
47. Sobre lo que pensamos y sobre lo que agradecemos es lo que atraemos hacia nosotros.
48. ¿Cuáles son las cosas por las que estás agradecido? Siente la Gratitud… enfócate en lo que tienes ahora por lo cual te sientas agradecido.
49. Despliega la imagen en tu mente- enfócate en el resultado final.
50. ¡VISUALIZA! Ensaya tu futuro.
51. ¡VISUALIZA! Vélo, siéntelo!. Aquí es donde la acción empieza.
52. Siente el júbilo… siente la felicidad 53. Un pensamiento afirmativo es 200 veces más poderoso que uno negativo.
54. "Qué es el poder, no puedo decirlo. Todo lo que sé es que existe" - Alexander Graham Bell 55. Nuestro trabajo no es preocuparnos por el "cómo". El "cómo" se mostrará con el compromiso y creencia en el "qué"
56. Los cómos son el dominio del universo. Este siempre conoce la forma más rápida, más acelerada y más armoniosa entre tú y tu sueño.
57. Si lo entregas al universo, te sorprenderá y asombrará lo que es entregado. Aquí es donde la magia y los milagros suceden.
58. Entrégalo hacia el universo diariamente, pero nunca debe ser una rutina.
59. Siéntete regocijado por todo el proceso… en onda, feliz, entonado.
60. La única diferencia entre la gente que realmente vive de esta forma es que ellos están habituados a las formas del ser.
61, Ellos recuerdan hacerlo todo el tiempo.
62. Crea una pantalla de Visión… imagina lo que deseas Atraer… cada día míralo y métete en el estado de sensación de que ya has adquiridos estos deseos.
63. "La imaginación es todo. Es la vista preliminar de las atracciones de la vida por venir" - Albert Einstein 64. "Decide lo que deseas… cree que puedes tenerlo, cree que Lo mereces, cree que es posible para ti.
65. Cierra tus ojos y visualiza tener lo que ya deseaste y siente la sensación de que ya lo tienes.
66. Enfócate en sentirte agradecido por lo que ya tienes… ¡disfrútalo!
Luego libéralo en el universo. El universo lo manifestará.
67. "Cualquier cosa que la mente del hombre pueda concebir, puede lograrse"
- W. Clement Stone
68. Fija una meta tan grande que si la lograras, explotaría Tu mente.
69. Cuando tienes un pensamiento inspirado, debes confiar en él y actuar sobre eso.
70. ¿Cómo puedes llegar a ser más próspero? ¡INTENTALO!
72. "Los cheques llegan en el correo regularmente"… o cambia tu estado bancario al saldo que desees ver ahí… y métete en la sensación de que ya lo tienes.
72. La vida tiene el propósito de ser abundante en TODAS las áreas 73. Busca la sensación interna de júbilo y paz y entonces todas las cosas aparecen afuera.
74. Nosotros somos los creadores de nuestro universo.
75. Las relaciones: Trátate a ti mismo en la forma en que desees Ser tratado por otros.. ámate a ti mismo y serás amado.
76. Respétate sanamente a ti mismo.
77. Para aquellos con los que trabajas e interactúas regularmente, busca un cuaderno de notas y escribe los aspectos positivos de cada uno de ellos.
78. Escribe las cosas que más te gustan de ellos (no esperes que ellos cambien). La Ley de Atracción no los pondrá a ti y a él en el mismo espacio juntos si sus frecuencias no son o están acordes.
79. Cuando comprendes tu potencial de sentirte bien, pedirás que ninguno sea diferente a fin de que tú te sientas bien.
80. Te liberarás de incómodas imposibilidades de necesidad de controlar el mundo, a tus amigos, tu compañero, tus hijos..
81. Tú eres el único que crea tu realidad.
82. Nadie más puede pensar o sentir por ti… eres TU… UNICAMENTE TU.
83. Salud: agradece al universo por tu propia sanación. La risa, y la felicidad libre de tensión, que te mantendrán saludable.
84. El sistema inmunológico se sanará a sí mismo.
85. Las partes de nuestros cuerpos son reemplazados cada día, cada semana, etc. Dentro de unos pocos años, tendremos un cuerpo Nuevo flamante.
86. Véte a ti mismo viviendo en un cuerpo nuevo. Esperanza =recuperación.
Felicidad = bioquímica afortunada. La tensión degrada al cuerpo.
87. Remueve la tensión del cuerpo y el cuerpo se regenera a sí mismo. Tú puedes sanarte a ti mismo.
88. Aprende a permanecer quieto… y lleva tu atención lejos de lo que no deseas y coloca tu atención en lo que deseas experimentar.
89. Cuando la voz y la visión del interior se torna más profunda y clara que las opiniones del exterior, entonces tú has logrado la Maestría de tu vida.
90. Tú no estás aquí para tratar de lograr que el mundo sea justo como tú lo deseas. Tú estás aquí para crear el mundo que te rodea y que tú has elegido.
91. Y permite al mundo, como otros han elegido verlo, que también exista.
92. La gente piensa que si todos conocieran el poder de la LDA (Ley de
Atracción) no habría suficiente para todos. Esta es una mentira que ha sido arraigada en nosotros y nos convierte en muy avariciosos.
93. La verdad es que hay más que suficiente amor, ideas creativas, poder, dicha, y felicidad para todos.
94. Toda esta abundancia empieza a brillar a través de una mente que está consciente de su propia naturaleza infinita. Existe suficiente para cada uno. Ve y cree en ella, así se mostrará a ti.
95. Así que permite que la variedad de tu realidad te emocione cuando elijas todas las cosas que deseas… entra en los buenos sentimientos de todos tus deseos.
96. Escribe tu libreto. Cuando veas cosas que no deseas, no pienses en ellas, escribas sobre ellas, hables sobre ellas, empújalas o te unas a grupos que se enfoquen en lo que no deseas… remueve tu atención de lo que no deseas y colócala en lo que sí deseas.
97. Nosotros somos energía en masa. Todo es energía. TODO.
98. No te definas a ti mismo por tu cuerpo… es el ser infinito el que está conectado a todo en el universo.
99. Un campo de energía. Nuestros cuerpos nos han distraído de nuestra energía. Somos el campo infinito de posibilidades por desarrollar. La fuerza creativa.
100. ¿Son tus pensamientos valiosos para ti? Si no… AHORA es el momento de cambiarlos. Puedes empezar justo en donde estás ahora. Nada importa sino el momento y en lo que estés enfocando tu atención

"Cualidades para atraer el dinero"

Lo siguiente fue tomado del libro Creating Money: Llaves para la Abundancia de Sanaya Roman y Duane Packer, publicado por HJ Kramer, quienes me han dado su permiso para difundirlo.

·  1.-Honrar tu tiempo y tu valía              /            No honrar ni tu tiempo ni tu valía.

·  2-Dar y recibir libremente                   /             No dar o estar abierto a recibir

·  3- Abrir el corazón                              /             Cerrarlo

·  4- Esperar que pase lo mejor            /               Preocuparse ya que lo peor pasará

·  5 - Hacer las cosas desde el corazón           /    Meterse en lucha de poderes

·  6 - Hacer las cosas de la mejor manera       /     Hacer las cosas a medias

·  7 - Querer que todos tengan éxito, cooperar  /    Competir

·  8 - Centrarse en como servir a otros             /      Pensar solo en lo que los otros puedan darme

·  9 - Decirse a uno mismo porque yo puedo triunfar    /     Decirse a uno mismo porque no

·  10- Ser íntegro                                                          /      Comprometer los valores e ideales

·  11 -Estar conciente y atento                                    /        Funcionar en automático

·  12 -Aplaudir el éxito de otros                                    /       Sentirse amenazado por el éxito de otros

·  13- Abrazar los desafíos                                          /        Elegir la seguridad y el confort por sobre el crecimiento

·  14 - Soltar las cosas fácilmente                               /          Atarse a las cosas

·  15 - Creer que nunca es demasiado tarde para realizar los sueños   / Pensar que es demasiado tarde, renunciar.

·  16 - Darse el permiso para ser y hacer lo que se quiere / Esperar que los otros me den permiso

·  17 - Creer que tu camino es importante / No creerlo

·  18 - Hacer lo que amas para vivir / Trabajar solo por el dinero

·  19 - Desapegarse, entregarte a lo Superior / Sentirte necesitado o que debes tener algo

·  20 - Dar para la prosperidad del prójimo / Dar para la necesidad del prójimo

·  21 - Hacer primero las actividades de más alto propósito / Dejar las actividades de más alto propósito para cuando tengas más tiempo.

·  22 - Verse a si mismo como fuente de abundancia / Ver a los otros como fuente de tu abundancia

·  23 - Creer en la abundancia / Creer en la escasez

·  24 - Creer en uno mismo, tener autoconfianza, quererse / Preocuparse, tener miedos, dudas, autocrítica.

·  25 -Tener una clara y dirigida intención / Tener metas vagas o indefinidas

·  26 - Buscar la alegría / Forzarse creando los "tengo que" o "debería.."

·  27 - Rodearse de objetos que reflejen que estas plenamente vivo / Mantener objetos que no son herramientas para expresar que estas plenamente vivo.

·  28 - Expresar gratitud y agradecimiento / Sentir que el mundo te debe

·  29 - Creer en tu habilidad para crear abundancia / Preocuparse por la finanzas

·  30 - Seguir tu guía interior / Ignorarla

·  31 - Buscar una solución donde todos ganen / No importarte si otras personas ganan.

·  32 - Convertirse en la propia autoridad / No creer en tu sabiduría interior

·  33 - Medir la abundancia como el cumplimiento de la misión y la felicidad / Medir la abundancia solo por cuanto dinero tengo.

·  34 -. Disfrutar el proceso tanto como la meta / Hacer cosas solo por la meta

·  35 - Acuerdos claros / Expectativas vagas o no habladas

·  36 - Pensar qué tan lejos has llegado / Centrar la atención en cuanto te falta por recorrer

·  37 - Hablar de abundancia                               /   Hablar de problemas y escasez

·  38 - Recordar éxitos pasados                          /   Recordar fracasos pasados

·  39 - Pensar que hay infinitas posibilidades     /   Pensar en forma limitada

·  40 - Pensar en como crear dinero                  /   Pensar en cuanto lo necesitas

·  41 - Centrarse en que quieres y que amas   /    Centrarse solo en que no quieres

·  42 - Darse el permiso a tener       /      Sentir que no mereces tener

 

 

"La intensidad es la esencia que conduce a las unidades electromagnéticas  hacia la masa final, y cuanto más fuerte sea la intensidad o emoción, antes entra la masa dentro de esta realidad. No importa si la intensidad se forma alrededor de un suceso temeroso o feliz, un suceso elegido conscientemente o uno que abrigamos a nivel inconsciente, el resultado es el mismo". Pero si utilizas tus emociones fuertes también puedes conseguir lo que no deseas muy rápidamente, si tu varita mágica está apuntando hacia algo negativo, como la carencia o el miedo. Esta es la Ley Universal de la Atracción. Lo que tienes que hacer es energetizar tus pensamientos con sentimientos de alegría, excitación y esperanza, y estar preparado/a para ver tu deseo aparecer ante ti muy rápidamente. Otra manera poderosa de acelerar los acontecimientos es enfocarse en el motivo o significado de lo que deseas. Por ejemplo, si lo que deseas es una cantidad importante de dinero, piensa qué es lo que hay detrás de ese dinero. ¿Qué significa realmente para ti el tener ese dinero? ¿Cuál es el propósito? ¿Es libertad, seguridad, felicidad? Una vez que has localizado con precisión el motivo y tienes una visión clara de él, enfócate en desarrollar esa cualidad o motivo ahora. Esto atraerá lo que deseas hacia ti en formas que nunca imaginaste, y mucho más de prisa de lo que creíste.

GRATITUD

La gratitud puede enriquecer tu vida más que un millón de dólares. Para muchos sería fantástico ganar la lotería, poseer casas, carros y toda clase de lujos, pero todo eso no es suficiente. Tú necesitas el adecuado estado mental para disfrutar la vida, tú necesitas gratitud.

Tomar cada nuevo día como un regalo maravilloso es la experiencia más rica y no hay dinero que pueda comprarla. Un día más es una oportunidad más para ver los árboles, el cielo, las montañas; para disfrutar una taza de cafe caliente, para ver tu programa favorito, para salir a pasear, para escuchar música, para bromear con tus familiares o amigos. Ya seas una persona religiosa o no, el entender la vida como un obsequio te otorgará una actitud constante de agradecimiento, sosiego y armonía.

Es una tentación pensar que la gratitud llega al tener todo lo que uno quiere. Es una engaño asumir que alcanzarás la felicidad si tienes dinero, una familia hermosa y quizás una casa en la playa, porque aun así tu sabes que hay gente que a pesar de poseer todo eso es ingrata e infeliz y sin embargo hay gente muy pobre llena de gratitud por lo poco que ellos tienen.

¿De dónde viene este sentimiento, cómo crear gratitud?... El sentimiento de gratitud llega al mirar tu mundo de la mejor manera: con bondad, paciencia y perdón. El estado espiritual de agradecimiento llega naturalmente al valorar a la gente y a las cosas en tu vida. El sentimiento de gratitud es algo que tú puedes aprender y hacer crecer.

Detente, acércate y percibe el perfume de las rosas. Tú no puedes estar agradecido por algo que no notas o que no disfrutas. Necesitas inclinarte y apreciar a los seres y a las cosas que te acompañan, que te rodean. No es necesario ignorar la fealdad en el mundo pero es imprescindible concentrarse en lo bueno, en lo positivo, en los seres queridos, en los amigos, en tú mismo, en lo que posees -aunque sea poco-. Dar gracias es inherente a la verdadera apreciación.

Piensa y reflexiona continuamente en aquello bueno que te ha pasado. Observa lo agradable que se desarrolla y toma forma en tu vida porque aun en medio de las tragedias que todos en algún momento enfrentamos siempre hay un hilo de luz, algo o alguien por quien sonreír.

Cuando el contar tus bendiciones se vuelve un hábito diario la gratitud te permitirá una experiencia mas enriquecedora de la existencia

FELICIDAD

Vamos por la vida ausentes, habitados por imágenes. Hacemos responsable de nuestra felicidad a la idea de que todo será perfecto aquel mágico día cuando lo que soñamos y deseamos se haga realidad.

Andamos separados DEL PRESENTE, DEL AHORA MISMO, DEL AHORITA. Poseer sueños y luchar por nuestras metas es imprescindible, es fundamental, pero mientras lo hacemos también debemos vivir plenamente.

Vivir los actuales instantes, gozar de las buenas cosas y de las buenas personas que nos rodean, que están con nosotros, que nos acompañan, que aunque no lo veamos colaboran a esa felicidad que tanto buscamos.

Sí no es ahora, ¿cuándo?.... ¿ vamos a esperar a que tengamos 80?.... Necesitamos ser felices entre pequeños momentos y entre pequeños detalles. No permitamos que los luegos, o los más tardes o los mañanas nos atrapen en el cuarto oscuro de la ansiedad.

VALOREMOS CADA MOMENTO. Abracemos con alegría esa comida con la familia, la sonrisa de un ser querido, esa película que presentan en la tele esta noche, esa blusa nueva que pudiste comprarte, aquella brisa fresca que llega por las tardes o al amigo que vino a visitarte a los años.

EL TIEMPO ES UN CORRECAMINOS Y NO ESPERA POR NADIE. Empecemos a gozar hoy, son los instantes de alegría los que hacen la felicidad.

BASTA de vivir de imágenes, basta de esperar hasta que algo inmenso pase, hasta que el milagro se cumpla, hasta que te enamores, hasta que encuentres el trabajo perfecto, hasta que te cases, hasta que tengas hijos, hasta que pierdas esas libras, hasta que ganes la lotería, hasta el próximo año o hasta la próxima estación.

No dejes que la muerte llegue y te agarre esperando. "Esfuérzate por ser feliz". Ahora

PENSAMIENTO POSITIVO

Aquello que nos decimos a nosotros mismos afecta radicalmente la calidad de nuestras vidas y nuestra habilidad para hacer cosas efectivamente.

Somos lo que pensamos. Si nuestro discurso interior es negativo pues somos eso: seres pesimistas irradiando energía negativa. Por el contrario, si nuestro discurso interior es positivo somos seres que creamos y emanamos energía positiva.

El pensamiento positivo y el pensamiento negativo son semillas. Siembra ideas y sentimientos positivos en tu mente y recogerás acciones positivas.

 

La gente de espíritu negativo va llena de comentarios derrotistas, repitiéndolos continuamente. Frases inútiles como estas a continuación :

Mi vida es un desastre.
Nada me sale bien.
Esto siempre me pasa a mi.
Ya lo arruine todo.
Nada va a resultar .
Es inútil esforzarse.

Aun cuando a la gente negativa le esta yendo bien nunca reciben con positivismo aquello bueno de la vida y terminan diciendo:

Esta racha de buena suerte durará poco.
La felicidad no es para siempre.
Me gustaría que todo siempre saliera bien, pero es imposible.

 

En cambio la gente de pensamiento positivo, con metas de triunfar y salir adelante va por la vida con frases muy diferentes:

Todo va a salir bien .
Nada es imposible.
Tengo fe que todo saldrá a mi favor.
La buena suerte siempre me acompaña.
Hay que tener confianza.
Hay que esforzarse.

Y si algo malo les sucede, la gente positiva no se derrota por el contrario su discurso es de esperanza y entonces se dicen :

No hay mal que por bien no venga.
Siempre hay que buscar el lado bueno de las cosas.
La próxima vez todo va a estar mejor.
Pase lo que pase hay que salir adelante.

 

Gente negativa ve los hechos malos como a una película, se miran a sí mismos como los perdedores, los derrotados, los últimos, las víctimas mientras que la gente positiva se enfoca se miran como luchadores, emprendedores, dueños de su destino,creadores continuos de su propia película.

Si acaso estas en el grupo de aquellos que todavía no practican el pensamiento positivo, no te apenes, no te deprimas, empieza ahora, trata de explicarte las cosas de una manera diferente, con mayor optimismo, con más amor propio, con esperanza. Mantén conversaciones positivas contigo mismo e inmediatamente veras la diferencia en tu actitud personal, en tus acciones, en tu vida

MOTIVACION PERSONAL

Uno de los grandes obstáculos que encontramos en el camino hacia una vida mejor es la falta de motivación. A menudo sabemos lo que debemos hacer para lograr nuestro objetivo sin embargo vacilamos, algo nos aparta del rumbo o simplemente no nos dan ganas de hacer lo que se requiere.


Crear motivación diaria no es tan difícil como puede parecer al principio. A continuación te ofrezco algunos secretos prácticos para que logres motivarte diariamente:

- Relacionar el sufrimiento futuro por tu falta de acción en el presente. Por ejemplo, si no quieres levantarte para ir a trabajar pues relaciona esto con las consecuencias: perderás el trabajo, tu salario, la posibilidad de comprar las cosas que te gustan, etc., entonces vas a ver que pensar en los efectos negativos de tu inacción hará que te levantes y comiences tu día con ganas.

- Observar en tu mente los premios a tu esfuerzo. Proyectar en tu cerebro aquellas recompensas a tu empeño y dedicación es una de las técnicas mas efectivas para adquirir motivacion inmediata. Imagina el día en el que después de tanto trabajo finalmente recibes ese diploma de graduación o después de tanto sudor llegas a comprarte ese carro o esa casa que tanto deseas, son estos pensamientos positivos los que van a determinar tus logros.

- Mantener tu cuerpo en un buen estado físico. Sin energía no puedes tener motivación diaria. Si tu cuerpo está enfermo o desgastado es más difícil adquirir motivación. Tomate una tacita de café, pero tampoco abuses; haz ejercicio, camina cuanto puedas; duerme bien; no consumas mucha azúcar, los alimentos con azúcar matan la energía; practica respiración; escucha música alegre; sonríe.

-Concentrate en la meta mayor y prioriza. Quizás para llegar a la meta mayor debes realizar muchas tareas aburridas o fastidiosas (metas pequeñas y tediosas) pero si te concentras en la meta mayor pronto te llegara la motivación.

-Resuelve tus problemas personales. Si estas contento estarás mas motivado pero si andas deprimido no podrás motivarte. Resuelve tus sentimientos negativos. Practica el perdón; pide disculpas, controla tu ira. Anímate, esfuérzate por apartar de tu vida la tristeza y la depresión.

-Empieza pero empieza ya. Aunque sea de a poquito. Da un paso y luego otro. Acaso no te ha pasado que a veces no tienes ganas de hacer nada pero entonces empiezas a hacer algo, empiezas a moverte y muy pronto estas haciendo más y más. Levántate, muévete, comienza por las tareas menores y así poco a poco te sentirás motivado para seguir con las metas más grandes.

Aquí tienes 6 maneras para conseguir motivación diaria. Ponlas en práctica. Afánate por adquirir motivación y mantenerla durante el día. Es tu decisión. ¡Decide

PENSAMIENTO LATERAL

El término pensamiento lateral (lateral thinking) fue propuesto por Edward De Bono para representar todos esos caminos alternativos que no estamos acostumbrados a tomar al momento de encontrar soluciones a un problema.

Según De Bono la mayoría de la gente tiende a enfocarse en una sola forma de resolver un conflicto solo porque las otras vías para resolverlo no son visibles a simple vista.

Pensamiento Lateral es un tipo de pensamiento creativo y perceptivo, como su nombre lo indica, es aquel que nos permite movernos hacia los lados para mirar el problema con otra perspectiva y esta es una habilidad mental adquirida con la práctica.

El pensamiento vertical o lógico se caracteriza por el análisis y el razonamiento mientras que el pensamiento lateral es libre, asociativo y nos permite llegar a una solución desde otro ángulo. Ambos pensamientos son importantes. El lateral incentiva nuestro ingenio y creatividad. El vertical nos ayuda a desarrollar nuestra lógica.

Creo que es muy valedero aplicar un poco del pensamiento lateral a nuestras vidas, observar nuestros problemas desde distintas direcciones, ver el panorama con otros ojos y empujarnos a encontrar diferentes, nuevas e ingeniosas respuestas para los viejos y los mismos conflictos humanos.


ACERTIJOS DE PENSAMIENTO LATERAL

LOS ANTEOJOS
La abuela estaba desayunando y en un descuido los anteojos se le cayeron en la taza de café, sin embargo los anteojos no se mojaron ni un poquito. ¿Cómo es posible que no se hayan mojado?

........

EL INTERRUPTOR
Hay tres interruptores afuera de un cuarto que está cerrado con llave. Adentro del cuarto hay tres lamparas. Usted puede encender y apagar los interruptores cuantas veces quiera, siempre y cuando la puerta del cuarto permanezca cerrada. Entonces, usted debe entrar una sola vez al cuarto y determinar cual interruptor le corresponde a cada lampara.

........

LA LICENCIA DE CONDUCIR
Un joven por salir de prisa a encontrarse con sus amigos dejó olvidada la licencia de conducir. Una vez en la calle no se detuvo en la luz roja y siguió por una vía de sentido contrario. Todo esto fue observado por un policía de transito quien no hizo el menor intento para impedírselo o para citarlo. ¿Por qué?

........

EN EL CONVENTO
Un hombre vino a visitar a las monjas del convento cuando la madre superior se encontraba de viaje. El hombre se marcho antes de que la madre regresara y fue muy cuidadoso al no dejar nada que revelara que su estadía alli. Las monjas no dijeron nada acerca de la visita. Entonces, ¿Cómo supo la madre superiora que un hombre había estado en el convento?

........

RESPUESTAS A LOS ACERTIJOS DE PENSAMIENTO LATERAL

RESPUESTA:
Café no significa solo café líquido. Los anteojos no se mojaron porque cayeron en una taza de café en grano.

RESPUESTA:
Encienda el primer interruptor por solo un minuto y entonces apáguelo. Después encienda el segundo y déjelo encendido. Luego, entre en el cuarto y toque las 2 bombillas (focos) que están apagadas. La bombilla que está calientita es encendida por el primer interruptor. La bombilla que esta encendida es la que está conectada al segundo interruptor y la otra es la que esta conectada al tercer interruptor.

RESPUESTA:
El joven no iba manejando, iba caminando.

RESPUESTA:
La tapa del servicio estaba alzada y el borde salpicado

CRECIMIENTO PERSONAL

El crecimiento personal es un proyecto de vida. Un plan a largo plazo en el cual hay que ir trabajando continuamente. Un sendero de tristes recaídas pero también de muchísimos avances positivos colmados de satisfacciones .

En esa ruta hacia tu desarrollo personal hay tres elementos importantes que harán tu jornada mucho más fácil:


Conciencia o Entendimiento

Mira detenidamente aquello que cruza por tu mente. Presta atención a cuáles son tus preocupaciones y qué las causan. Escucha a tus sentimientos y pregúntate porque sientes esto o lo otro, que te produce ira o miedo.

Es muy importante conocernos. Mirarnos como se mira a otra persona. Analizarnos como se analiza un libro.

Obsérvate y píllate tal vez haciendo cosas que sabes son destructivas, o pensando ideas negativas, a este nivel no es preciso ejecutar ningún cambio, solamente contémplate y nota como reaccionas, como eres. Cuando hagas del estar alerta de ti mismo un hábito, una rutina, entonces el cambio se producirá solo.

Hábitos

La segunda forma para mejorar es creando buenos hábitos mentales y físicos, por ejemplo:
No dejes que tu mente vague y vague saltando de una idea a otra sin sentido y sin rumbo. Tu mayor riqueza es tu cerebro no lo dejes suelto por ahí como a un perro vagabundo. Enfócate en ideas concretas, en planes palpables. Toma un libro, concéntrate y lee. Renta una buena película o un documental. Trata de mantener conversaciones interesantes.

Así mismo con tu cuerpo, no lo dejes tirado frente al televisor o sobre la cama. Levántate. Camina. Sal y toma aire.

Herramientas

La tercera es usar herramientas para reparar tu espíritu y tu mente; por ejemplo:

-Técnicas de relajación: Cierra los ojos, respira profundamente por la nariz y exhala por la nariz. Repítelo por seis veces. Luego abre tus ojos. Inmediatamente vas a notar una hermosa calma interior.

-Técnica de autoprogramación y afirmaciones: Abajo te presento algunas afirmaciones que las puedes escribir en pequeñas tarjetitas. Lleva estas tarjetitas a donde vayas, sácalas y léelas, repítelas en tu mente o en voz alta durante el día. Ya verás como te sentirás mejor y como tu vida dará un giro positivo.

Hoy voy a ser feliz.

Me gusta existir.

Mi vida tiene sentido.

Me llevo bien con el mundo.

CAMBIAR

No es fácil cambiar y crear de la noche a la mañana una mejor vida, los cambios significativos son difíciles pero hay muchos pasos pequeños que podemos dar en el proceso de alcanzar ese cambio mayor que tanto anhelamos.

Aunque al principio no logremos mucho el solo hecho de mantener un estado mental adecuado y receptivo nos va a poner en movimiento, nos va a ubicar en el camino correcto hacia nuestro desarrollo personal.

A continuación te presento un par de escenarios para explicar mejor a que me refiero con "pequeños pasos para mejorar":

Primer ejemplo: Juan quiere dejar de ser malhumorado y convertirse en esa persona que la mayor parte del tiempo es amable y anda de buen carácter, pues el debe empezar con acciones pequeñas, como sonreír un poquito más cada día, apreciar verbalmente el trabajo de algún miembro de su familia o de algún colega, usar cada vez más "un por favor" y "un gracias".

Dejar atrás el mal carácter, la rudeza, el enojo cotidiano es imposible de un día para otro, pero los que son posibles son los cambios minúsculos, que parecen imperceptibles pero que con el tiempo se convierten en buenos hábitos, tan naturales que no requieren ningún esfuerzo para realizarlos.

Segundo ejemplo: Mariana desea perder peso, entonces ella tiene que iniciarse con tareas pequeñas como caminar cortas distancias cada mañana o cada tarde, comer de hoy en adelante un poquito menos de aquellos alimentos con grasas y azúcares, visualizar el cuerpo que ella desea tener, visualizar esa Mariana que ella desea ser. Las libras no se pierden de un soplo. Nadie se levanta un día y descubre que a perdido diez libras, perder peso es un proceso como todo en la vida y es mejor empezar de a poquito.

Y tú, tú puedes comenzar ahora mismo, ¿cuáles son esos pequeños cambios que puedes ejecutar?, ¿cuáles son esos pequeños pasos que puedes dar y que te conducirán a los grandes pasos?....Empieza ahora y viendo los resultados positivos poco a poco te sentirás motivado para seguir, para hacer mas por ti, por tu existencia individual y tu existencia social.

 

Recuerda: Es mejor optar al inicio por los aspectos más fáciles. No se trata de evadir los aspectos más difíciles sino de descubrir que al realizar algo que no requiere de mucho ya comienza a desarrollarse el proceso de cambio

Gratitud
Que bueno que estas tan cerca  a   pesar de que estemos tan lejos, o es mas tal vez ni siquiera nos
conozcamos, pero ahora junto a ti caminaremos hacia el reencuentro, hacia la plenitud que nos
ofrece la buena compañía.
Sabes?  Hoy  tenia la necesidad de darte las gracias, si, tan solo por el hecho de que estes aquí
             leyendo estas  lineas.
Estoy seguro que el tema de al GRATITUD  es mucho mas importante de lo que creemos, dar las
gracias es como acariciar nuestra propia alma e invitar a las demas a participar de nuestra llegada a casa,
a la fuente de nuestra propia esencia, alli donde todo se vuelve cristalino, donde la oscuridad se torna luz,
donde la ignorancia se vuelve conocimiento y la maldad se transforma en amor.
Solo, hoy dejame darte las  GRACIAS y que mi sentimiento de gratitud impregne tu alma y junto podamos fundirnos en un mismo sentimiento, y sera justo en ese momento donde de verdad nos conocemos.
                            GRACIAS….!!!

 

 

Técnica Esenia de la Gran Gratitud

 

Una de las claves del respeto, y por consiguiente de la alegría interna y la iluminación, es aprender a ser agradecido y a dar las gracias con gratitud y con una adecuada comprensión. Ciertamente me dirán que algunas veces no hay por qué dar las gracias, y que eso cultiva una actitud inocente, pasiva y débil. En verdad, la gratitud es todo excepto debilidad. Abre la puerta a una ciencia y conocimiento superiores. Un acto emanado de la gratitud es siempre beneficioso y bello. No saber dar las gracias no significa fortaleza en lo absoluto, sino debilidad. Una persona prisionera de su descontento cae en estados mentales negativos que le roban su fuerza y su energía.

La expresión "gracias" no es una mera frase educada y convencional. Es, por sobre todo, una frase mágica, un encantamiento sagrado, un poderoso mantram trasmitido a todas las personas por los grandes maestros espirituales y sus discípulos más iluminados. Sí, muchas costumbres de la vida que practicamos en forma inconsciente fueron originalmente instituidas por seres de luz que deseaban ayudar a la humanidad. La expresión "gracias" tiene el poder de abrir la conciencia y despertar a la verdadera riqueza. Aquellos que saben dar las gracias cuando caen en las pruebas, demuestran su valor interno y su conexión con una conciencia superior. Un agradecimiento tal debe provenir de una clara conciencia y de un perfecto conocimiento de las leyes de la vida. Entonces posee el poder alquímico para transformar las situaciones y los estados mentales.

 

Cuando se dice de la forma correcta, el agradecimiento tiene la virtud de purificar el alma terrenal y las relaciones entre los seres. Dar las gracias a alguien es purificar la atmósfera entre tú y esa otra persona. Algunas veces incluso puede sanar relaciones karmáticas y situaciones difíciles. "Gracias" ejerce un poder liberador; permite el desapego, el abandono (o la aceptación de las cosas), y facilita el perdón. Puede convertirse en una verdadera bendición para uno mismo y para otros; puede ser una muralla de defensa contra las fuerzas de la oscuridad que con frecuencia tratan de interferir en nuestras vidas para perturbar furtivamente, complicarlo o destruirlo todo. Por medio de la gratitud, también se puede crear una firme base --una sobre la cual se pueda construir una vida útil, armoniosa, rica y consciente--, en el aspecto psicológico de la vida.

Las virtudes de la gratitud son demasiado numerosas para describirlas; lo más sencillo es conocerlas por experiencia propia, poniendo en práctica la gratitud. Sin duda que necesitaremos una nueva percepción del mundo mucho más espiritual y sutil. Es en el mundo invisible donde el agradecimiento adquiere todas sus dimensiones. Por supuesto, si vivimos sin espiritualidad, sin conciencia, si damos la espalda al mundo invisible, admito entonces que dar las gracias pueda convertirse en una debilidad: para un ignorante, el agradecimiento es la muerte. Pero creo que nosotros aún no llegamos a esto.

 

Para quienes están conscientes de su espiritualidad y, por tanto, de la parte más sutil de su ser y de la vida, agradecer es incrementar la intensidad de la vida. El descontento estrecha la vida, mientras que la gratitud la expande, la aumenta, incrementa la alegría, y abre las puertas del infinito, del amor. Aquellos que reciben amor con gratitud lo reciben doblemente, mientras que quienes están descontentos lo pierden. La gratitud es el arte de saborear la vida con agrado; es también una aceptación inteligente y trabajo sobre uno mismo. El niño pequeño que recibe muchos cuidados no puede tener recogijo, mientras crea merecerlo todo. Vivir una mentira es sentenciarse uno mismo a infortunios y a desilusión.

 

Estoy convencido de que la alegría depende de nuestra actitud en la vida. Si tu agradecimiento contiene todo lo que es del cielo, entonces se convierte en una fabulosa oración y en un regalo de amor. Quien pronuncia las "gracias" de esta manera, comprende que nada en esta tierra le pertenece, y que todo es un regalo de los seres superiores que velan por él. Ni siquiera su cuerpo, sus pensamientos o sus deseos le pertenecen. Dar las gracias por todas estas bendiciones es estar en camino de adquirirlas verdaderamente, y de hacer algo positivo con ellas. Cuando el agradecimiento se transforma en una oración, adquiere el poder de triunfar sobre las fuerzas oscuras y los estados mentales negativos que envenenan la vida.

Cada vez más y más, el mundo se asemeja a una selva infestada de insectos y animales extraños, hasta el punto de encontrarse uno en situaciones donde los estados mentales oscuros invaden la conciencia y la sensibilidad como una nube de mosquitos, en forma cada vez más frecuente. Ya no sabemos cómo escapar a esos estados destructivos. El gran agradecimiento "aquel que conoce el sendero hacia el mundo superior invisible" puede liberarnos. Repito lo que digo, porque para mí el agradecimiento que se eleva al cielo con respeto y gratitud es la oración más hermosa. Ahora, es la oración más eficaz para sacar a los seres humanos del control de las fuerzas oscuras y los estados mentales negativos. La palabra "gratitud" también significa renacer a uno mismo.

Finalmente debemos comprender que hemos permitido una forma de vida artificial que incrementa el desarrollo de la negatividad. Por eso, tanto en el futuro como en el presente, las técnicas de alquimia interna serán cada vez más indispensables. Sin ellas, será imposible luchar para mantener la propia dignidad, el tesoro del alma, la belleza interior. Debemos reinventar una nueva forma de vivir en la tierra para poder recobrar las fuerzas del alma que abren las puertas del cielo y de la iluminación. Esta es una necesidad para el futuro.

 

Cuando los seres humanos llevan el cielo y la tierra dentro de sí mismos, no hay fuerzas negativas que puedan penetrar en ellos. Entiéndanme bien: para mí el descontento es una fuerza negativa. Claro que hay un tipo de descontento que es beneficioso, porque permite ponernos a trabajar aún más para alcanzar la perfección, pero este descontento es mesurado y controlado, es una herramienta de la creatividad. No estoy refiriéndome a éste, sino al que invade el alma y lleva al servilismo, cerrando las puertas a la inteligencia superior.

"Gracias" es una palabra que une al cielo y la tierra. Cuando el agradecimiento es sincero y está lleno de fuerza vital, tiene el poder de tocar y despertar ese centro íntimo que radica en el estómago y que los japoneses denominan el "hara". La verdadera fuerza proviene del profundo agradecimiento que toca el centro del ser uniendo cielo y tierra. Quien sabe cómo agradecer a la tierra, halla el fundamento de la vida psicológica. La tierra limpia, purifica y sana muchos problemas psicológicos, e incluso enfermedades físicas, porque ambos están estrechamente relacionados.

 

Quien sabe cómo agradecer a la inteligencia de los cielos halla dirección en su meta en la vida. Es una luz que ilumina con verdadero conocimiento. Todo lo que necesitamos hacer es ponernos a trabajar. Muchas cosas en nuestra vida dependen de la forma en que dirigimos nuestras energías. La inteligencia no radica en digerir las cosas como una cotorra, sino en la capacidad de comprender el significado positivo de la vida y caminar en esta dirección por nuestro bien, por el de los demás, y por el mundo. Todos en la tierra deben ofrecer sincero y cálido agradecimiento a todos los seres -- no al pequeño ser artificial en ellos, sino al Innombrable, omnipresente. La aceptación de lo divino, sublime, infinito, inmortal, a través de todos los seres humanos y a través del Todo es la perfección del agradecimiento.

Ahora les enseñaré una antigua técnica esenia.

 

Antiguo Ejercicio Esenio de Purificación y Salud

Párate en medio de la naturaleza viviente, entre el cielo y la tierra.
Siente la tierra bajo tus pies; siente como la tierra te carga y te sostiene.
Siente el cielo infinito sobre ti; te inspira, te mejora, te eleva.
En el cielo, piensa en el origen de tu espíritu y de tu inteligencia.
En el cielo, piensa en el origen de tu alma eterna, de la más elevada conciencia universal.
En la tierra, piensa en el origen de tu alma terrestre, en tu conciencia individual.
Siéntete como una unión viviente entre las fuerzas del cielo y de la tierra, del infinito y de lo que está en desarrollo.
Arrodíllate en la tierra, y con tu mano derecha cava un pequeño hoyo en la tierra.
Coloca las dos manos juntas sobre tu pecho (el corazón místico), en señal de oración y de unión interna con el cielo y la tierra dentro de ti.
En esta postura sagrada, permite que una hermosa luz, la fuerza, la presencia del cielo, fluya a través de ti: el omnipresente Padre de todos los seres vivientes. Imagina una luz diamantina, transparente como el agua pura.
Inclínate con amor sobre la Madre Tierra, y coloca tus manos alrededor del pequeño hoyo. Inclínate sobre la tierra y coloca tu boca entre tus manos.
Ofrécele con tus palabras a la tierra el agradecimiento del cielo a la Madre Tierra; ofrécele también el agradecimiento de tu corazón y, a través de ello, del corazón de la humanidad.

 

Pronuncia las palabras:
"Madre Tierra, yo te ofrezco mi agradecimiento con todo mi corazón, y a través de él del corazón de todos los hombres y las mujeres. Que todos los seres que llevas en tu seno protejan, nutran y bendigan todo lo que crece."
Acuéstate después sobre la tierra y abandónate sobre ella. Que tu cuerpo y tu alma nacidos de ella sean uno con la Madre Tierra y su oculto esplendor.

 

Piensa y di:
"Madre Tierra, elimina todas mis enfermedades y mis faltas según tu voluntad, para que pueda recibir la bendición del espíritu divino y trasmitirla a todos los seres vivientes, según tu voluntad".
Manténte en comunión, en silencio, mientras dejas que la tierra te purifique completamente.
Pónte nuevamente de rodillas y coloca tus manos frente a la rosa solar del corazón.

Piensa en tu espíritu, siente tu alma, y di con tu fuerza vital:
"Con amor y gratitud,
te ofrezco mi amoroso agradecimiento lleno de luz.
A la Madre Tierra, gracias;
al agua de la vida, gracias;
al precioso aire, gracias;
al fuego sagrado, gracias;
a los minerales, gracias;
a las plantas, gracias;
a los animales, gracias;
a la humanidad que camina por el sendero de la evolución, gracias;
a todos los ángeles, gracias;
a la inteligencia cósmica que creó mi pensamiento, gracias;
al océano de amor que creó mi sensibilidad, gracias;
a la vida universal que impregnó mi futuro con la semilla de la individualidad, gracias;
a todos los seres del mundo, doy las gracias en Él, la única Fuente que unifica a todos los seres en su origen y propósito".

Cruza los brazos sobre tu pecho, inclina ligeramente tu cabeza, y pronuncia la palabra de cierre: "Amen".
Entonces, rellena de nuevo el agujero que cavaste para hablar con la Madre del mundo.

 

 

Por medio de la práctica de estos ejercicios, que son totalmente compatibles con nuestra vida contemporánea, notarás que recibes una fuerza de balance y armonía que te permite estar más equilibrado y ser tú mismo en la vida. La técnica de la gratitud permite que uno desarrolle una mayor sensibilidad hacia el mundo superior. No es un sentimentalismo poco saludable, sino un despertar que proviene de una mayor lucidez, más fortaleza, más bondad. Nuestra vida es nuestra vida. Somos nosotros quienes tenemos que vivirla, nadie más. Pero es obvio que para vivir la vida de una forma armoniosa, necesitamos fortaleza y lucidez. La técnica de la gratitud nos permite obtener esto, y aún más.
Uno generalmente siente temor de la sensibilidad, porque piensa que mientras más sensible sea una persona, más infeliz y enferma estará. Por supuesto que si el agradecimiento no se expresa de la forma correcta puede enfermar, porque las energías no están dirigidas hacia el espíritu del cielo, sino que permanecen inconscientes y en forma demasiado personal. Quien piensa que él o ella es el centro del mundo, cuando da las gracias solamente expresa una frase muerta educada y convencional, para esconder el verdadero ser que él o ella es, por la pura apariencia.

El verdadero agradecimiento abre la percepción de la belleza, de la sabiduría, de la grandeza y del amor. Si un ser humano ya no percibe la realidad de mundo superior omnipresente, está perdido. Es solo cuestión de tiempo que la caída sea inevitable. Sólo el cultivar correctamente una mayor sensibilidad pueden llevar a la humanidad hacia una verdadera evolución de luz y armonía, y permitirle superar todas las pruebas y las tentaciones.
Una fuente de bienestar y de gran beneficio para la vida es ofrecerse a sí mismo unos momentos de soledad en los que se pueda cultivar la armonía y el bien original en calma y en silencio, y cuando pueda pronunciarse la mágica frase del gran agradecimiento. Luego podemos compartir esto con otros a través de simples actos, de palabras amistosas, de cálidas sonrisas llenas de luz que provienen de un mundo donde lo humano reina

INVOCACIÓN-MEDITACIÓN ESENIA
Para una Cultura de Respeto en el Mundo

 

 

Desde el principio, la ciencia iniciática enseñó a todos los seres humanos y a todas las personas los secretos de la oración, la invocación y la activa meditación, para atraer fuerzas positivas a nuestro cuerpo, a nuestra vida, a la atmósfera de la comunidad donde vivimos, a la humanidad y a la tierra.
Aquí les doy una oración-invocación-meditación, cuyo objetivo es atraer a uno mismo y al alma del mundo la presencia del Ángel del Respeto, para que todos los seres puedan ser sanos y felices.
Esta oración-invocación-meditación tiene un poder mágico que purifica el pensamiento, el corazón y el destino. Debe pronunciarse con respeto, conciencia y amor. Es adecuado adoptar una correcta actitud y procurar un estado de calma interno antes de pronunciarla.

 

 

A través de la luz de mi despierto pensamiento,
a través del calor de mi corazón,
a través de la fuerza de mi conciencia, de mi intención más pura,
de mi sinceridad y mi comprensión,
invoco al Ángel del Respeto.
Ángel del Respeto,
servidor de la inteligencia cósmica,
aspiro a entrar en tu Escuela de devoción.
Ven y crea tu morada en mi pensamiento,
en mi corazón, en mi vida y mis obras.
Yo quiero serte fiel en amor
y sellar contigo una santa alianza.

(Hacer una breve pausa para meditación y silencio interno.)


Que el ser inmortal que habita la tierra
la hace viva e inteligente,
la usa como cuerpo para su manifestación,
pero es más grande en su esencia,
reciba mi respeto y amor.
El Yo que me anima es uno con el Yo que anima la tierra.
Es mi guía interno y mi sagrada presencia en todos los seres.
Es la esencia de mi inmortalidad.

 

 


(Meditación y silencio interno.)


Que el ser inmortal que habita las aguas
las hace vivas e inteligentes,
las usa como cuerpo para su manifestación,
pero es más grande en su esencia,
reciba mi respeto y mi amor.
El Yo que me anima es uno con el Yo que anima las aguas.
Es mi guía interno y la sagrada presencia en todos los seres.
Es la esencia de mi inmortalidad.

(Meditación y silencio interno.)


Que el ser inmortal que habita el aliento
lo hace vivo e inteligente,
lo usa como cuerpo para su manifestación,
pero es más grande en su esencia,
reciba mi respeto y mi amor.
El Yo que me anima es uno con el Yo que anima el aliento.
Es mi guía interno y la sagrada presencia en todos los seres.
Es la esencia de mi inmortalidad.

(Meditación y silencio interno.)


Que el ser inmortal que habita el fuego
lo hace vivo e inteligente,
lo usa como cuerpo para su manifestación,
pero es más grande en su esencia,
reciba mi respeto y mi amor.
El Yo que me anima es uno con el Yo que anima el fuego.
Es mi guía interno y la sagrada presencia en todos los seres.
Es la esencia de mi inmortalidad.

(Meditación y silencio interno.)

 

 


Que el ser inmortal que habita el cielo
lo hace vivo e inteligente,
lo usa como cuerpo de manifestación,
pero es más grande en su esencia,
reciba mi respeto y mi amor.
El Yo que me anima es uno con el Yo que anima el cielo.
Es mi guía interno y la sagrada presencia en todos los seres.
Es la esencia de mi inmortalidad.

(Meditación y silencio interno.)


Que el ser inmortal que habita el pensamiento viviente
lo hace vivo e inteligente,
lo usa como cuerpo de manifestación,
pero es más grande en su esencia,
reciba mi respeto y mi amor.
El Yo que me anima es uno con el Yo que anima el pensamiento viviente.
Es mi guía interno y la sagrada presencia en todos los seres.
Es la esencia de mi inmortalidad.

(Meditación y silencio interno.)


Que el ser inmortal que habita el el conocimiento viviente
lo hace vivo e inteligente,
lo usa como cuerpo de manifestación,
pero es más grande en su esencia,
reciba mi respeto y mi amor.
El Yo que me anima es uno con el Yo que anima el conocimiento viviente.
Es mi guía interno y la sagrada presencia en todos los seres.
Es la esencia de mi inmortalidad.

(Meditación y silencio interno.)


Tú eres Aquél que ve sin ser visto,
que escucha sin ser escuchado,
que comprende sin ser comprendido,
que da sin recibir,
Tú eres el Invisible, el Supremo y Perfecto.
Yo quiero verte,
quiero oírte,
quiero comprenderte,
quiero darte la bienvenida
y ofrecerte mi respeto, mi veneración y mi amor.
Sin Ti,
nadie ve,
nadie oye,
nadie comprende,
nadie da,
nadie recibe.
En ti quiero morar,
en ti, Yo Soy.

(Meditación y silencio interno.)




































 

  

- Yo te he dicho que Dios no castiga, pero no te he dicho que el castigo no existe, sólo que no es Dios quien se ocupa de castigarnos. Existen 7 Leyes Universales que gobiernan el Cosmos, las cuales funcionan constantemente cumpliendo su misión; el que se atreve a desafiarlas usándolas mal cae bajo su sensación y es duramente golpeado por ellas, muchas veces hasta la completa destrucción de quien las desafía, conociéndolas o no, pues estas Leyes se cumplen inexorablemente y no hacen discriminación. Para que mejor comprendas lo que es una Ley o Principio te pondré como ejemplo el fuego. Este elemento ejecuta una función, esta función es quemar cuanto entra dentro de su radio de acción. Esa es su misión. Muy bien. Tú sabes que el fuego quema, que destruye y sabiéndolo vas e imprudentemente introduces tu mano en el horno y sales con la mano ardida, quejándote a grandes voces. Los que presencian el caso lógicamente te dirán: Pero bueno, ¿tú no sabes que el fuego quema? ¿Cómo metiste la mano dentro de él? Te está bien empleado por imprudente. Muy bien. Tú lo sabías y fuiste sancionado. Pero un bebé recién nacido que no sabe nada de nada, ve una luz, le llama la atención, trata de agarrarla, y también se quema. Su inocencia no lo escuda. La función del fuego es quemar y él no distingue entre conscientes e inconscientes. Él quema; eso es todo, ¿Has comprendido? Ahora bien: ¿es el fuego tu enemigo? Nada de eso. Si lo usas con sabiduría se convierte en tu aliado, en tu más útil servidor. Y si no, mira: El fuego cocina tus alimentos, te da calor en el invierno, desinfecta todo cuanto quieras desinfectar, proporciona fuerza motriz, tiene infinidad de usos muy útiles, si lo usas sabiamente. Usándolo sin sabiduría te destruye, acaba con todo lo que pongas a su alcance. Por medio de él se originan devastadores incendios, se accionan armas de fuego; él nos ha llevado hasta la bomba atómica que, según afirman, puede destruir todo vestigio de vida sobre el planeta. Esto es usándolo sin conocimiento, usándolo sin Amor. ¿Has comprendido lo que es una Ley? Pues bien, de igual modo funcionan estas 7 Leyes o Principios Cósmicos a que me he referido. Si las usas adecuadamente te harán dueño de tu mundo, te darán las llaves del poder, dejarás de ser un ente gobernado por las circunstancias, tú y solamente tú, gobernarás a las circunstancias, o ellas a ti.

 

Estas leyes, como te he dicho son siete y se llaman:

 

-          Mentalismo

-          Correspondencia

-          Vibración

-          Polaridad

-          Ritmo

-          Causa y Efecto

-          Generación

 

Estas 7 Leyes sacadas a la Luz por Hermes Trismegisto, considerado el Padre de la Metafísica, fueron dadas a conocer a su generación, en su tiempo, por Henoch, quien figura en la Biblia como padre de Matusalem. Dice la Biblia que Henoch anduvo en los caminos de Dios y que no conoció la muerte sino que fue asumido, lo que nos revela su grado de Gran Maestro Ascendido.

Hermes Trismegisto sintetizó la sabiduría oculta en estas siete Leyes o Principios que son clave de todos los fenómenos.

El que se encuentre agobiado por sus problemas, por insolubles que le parezcan, no desespere. La Metafísica es la ciencia máxima que enseña a vivir sabiamente por medio del correcto uso de las Leyes Universales.

El Kybalión dice:

“CUANDO EL OÍDO ES CAPAZ DE OÍR, ENTONCES VIENEN LOS SABIOS QUE HAN DE LLENARLO CON SABIDURÍA”.

¿Crees que tus oídos están listos? ¿Deseas conocer La Verdad? ¿Quieres acabar con ese miedo que sientes ante la vida, ante tus semejantes? ¿Quieres terminar con esa angustia que hace tus noches desveladas, con ese resentimiento, con ese sentimiento que te hace sentirte enemigo de todos y de todo, o sentir por el contrario, que son ellos tus enemigos? Muy bien. Si no quieres ser desdichado, si está cansado de sufrir, basta con eso, conque “no quieras”, basta con que estés dispuesto a arreglar tu mundo para que comencemos a arreglarlo

Poco a poco te daremos la instrucción que tu grado de evolución está reclamando. Ha llegado el momento de expandir La Luz. Esta clase que has recibido hoy ¿te ha hecho bien? ¿Sí? Bueno, es lo que busco, hacerte bien. Ayúdame a ayudarte y todo saldrá perfecto. Hermano. Que la luz te envuelva

 

LEY DEL MENTALISMO

Amado hermano: Mi Cristo saluda a tu Cristo.

Vengo a darte la segunda Lección de Metafísica Cristiana. Vengo en nombre de mi Maestro Jesús a ponerte en posesión de la Verdad.

 

Como te dije en mi anterior lección Dios no castiga, castigan Las leyes cósmicas que son 7: Mentalismo, Correspondencia, Vibración, Polaridad, Ritmo, Causa y efecto y Generación. Hoy vamos a hablar algo sobre la Ley de Mentalismo, la más importante de todas las Leyes, base y estructura del mundo en que vivimos.

La Ley del Mentalismo se basa en un aforismo que dice:

“TODO ES MENTE, EL UNIVERSO ES UNA CREACIÓN MENTAL”.

Se dice que el Universo en que vivimos, es una creación mental del Todo en cuya mente vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser. Este Principio al establecer la naturaleza mental del Universo, explica fácilmente los varios fenómenos mentales y psíquicos que tanto preocupan al ser humano y que sin esta explicación son incomprensibles y desafían toda hipótesis científica. La comprensión de este Principio Hermético del Mentalismo habilita al individuo para realizar y conocer la Ley que rige al universo Mental, aplicándola a su bienestar y desarrollo. El estudiante de Metafísica puede emplear conscientemente las Leyes Mentales usándolas a su favor en lugar de ser usado por ellas.

Cuando pensamos, de nosotros emana una corriente magnética semejante hasta cierto punto a un rayo de luz que llega hasta el alma de las demás personas ejerciendo sobre ellas su influencia, aún así los individuos estén separados por largas distancias.

Un pensamiento fuertemente proyectado vencerá por su gran potencia la resistencia que instintivamente oponen muchas almas a las impresiones que les vienen de afuera. Pensamientos fuertes y repetidamente proyectados en la misma dirección acabarían por penetrar donde una sola onda hubiera sido repelida. Los pensamientos ajenos ejercen sobre nosotros una influencia mucho mayor de lo que podemos suponer.

Debemos saber que “LOS PENSAMIENTOS SON COSAS” es decir, tienen cuerpo, tienen masa, al salir de nuestro cuerpo mental adquieren vida, personalidad, son una entidad que entra a funcionar según la dirección que le hemos dado, con el color y tonalidad que le hemos adjudicado en el momento de emitirlo. Así como un microscopio nos pone en contacto con todo un mundo invisible para nuestra vista normal, un mundo insospechado para el hombre sin estudios, asimismo podría en el futuro inventarse un aparato que nos permitiera “ver” y hasta fotografiar la forma y el color de los pensamientos.

Nosotros, metafísicamente, dividimos los pensamientos en dos clases: Negativos y Positivos. Sabemos que los primeros son opacos, de bajas y sombrías tonalidades, afectan adversamente a todos aquellos a quienes van dirigidos y a quienes los emiten. Contribuyen a rodear al individuo de una atmósfera siniestra, pesada, que entorpece su evolución ascensional en todo orden, lo vuelve una persona desagradable, antipática, indeseable, da a su fisonomía una expresión amarga que lo afea, aleja de sí los efectos, lo hacen un neurasténico crónico, porque crea lo que llamamos un Egrégor Negativo, un ente con vida, que le pertenece y se hace su inseparable compañero; que trata de tentarlo –y esto es lo que se entiende por tentación- sembrándole cada vez nuevos pensamientos depresivos, que lo van enervando. Te pondré un ejemplo: fulanito o fulanita te hizo lo que comúnmente llamamos una canallada. Cuando la recibiste, lógicamente te indignaste, te indignaste en tu mente y emitiste pensamientos de ira, de despecho, de venganza, y hasta lo expresaste con palabras. En aquel momento salió de tu cuerpo mental una carga electrónica –y ya esto está comprobado científicamente por medio de los encefalogramas, el cerebro al pensar emite ondas eléctricas que se registran en una cinta- esa carga electrónica que emitiste fue de carácter Negativo y salió hacia el espacio donde se encontró con otras cargas afines, es decir, con rayos electrónicos similares, pensamiento de odio, de tristeza, decepcionantes, etc., emitidos por otras personas, y por simpatía se unió a ellos. Esta fuerza electrónica negativa, lanzada al espacio inconscientemente, toma cuerpo y fabrica un ente de condición negativa, es decir, cargado de mala intención, de tristeza, de dolor, de odio, de sentimientos depresivos de todo orden. Por derecho de Correspondencia este ente pertenece a quienes lo fabricaron y periódicamente se acerca a ellos, a recordarles de nuevo el hecho que los indignó, que los hirió, que los acomplejó, etc. Cuando a tu mente vuelve “el recuerdo” –que no es otra cosa que el Egrégor tentándote- tú vuelves a indignarte, a sentir el mismo odio, el mismo deseo de desquite de venganza, etc. y el Egrégor engorda, se fortalece, crece a tu costa y cada vez te domina más y te hace su esclavo. Cuando un Egrégor negativo se hace muy fuerte puede llevar al ser hasta la locura o el suicidio, con el agravante de que este mismo mal lo están recibiendo a su vez millones de lamas débiles, quienes bajo esta influencia caen en iguales condiciones y así se forma una conciencia colectiva de tristeza, de miedo, depresión y derrota. Así contribuimos con nuestra cuota mental al bien o al mal de la humanidad.

Por el contrario los pensamientos positivos siembran en nuestro subconsciente un semillero maravilloso y esas vibraciones luminosas que salen de nuestro cuerpo mental van a tocar otras mentes estimulándolas en el sentido positivo. Muy importante es saber que con la mente gobernamos las células de nuestro cuerpo. El cuerpo físico manifiesta en salud, belleza y energía, lo que ocurre en nuestro cuerpo mental. Es como un espejo.

TAL COMO PIENSAS ASÍ ERES. El que se llena de pensamientos enérgicos muestra energía ante la vida. El que nutre pensamientos generosos será generoso. El que piensa con valor manifestará valor. Tanto el valor como el miedo, son nada más que actitudes mentales. Por eso se dice que somos los arquitectos de nuestra propia estructura. Lamente crea, tiene el poder creador, allí se manifiesta la Presencia Divina en nosotros como Inteligencia Creadora, de allí ese axioma metafísico que afirma: “Todo es Mente”.

Vivimos en un Universo Mental, creado por el Omnisciente. Todo lo que el hombre va descubriendo y trayendo a realización ya existe en potencia  en la Mente Divina. Ningún hombre “inventó” nunca nada, no hay sino Un solo inventor, Dios. Su omnisciencia (esto quiere decir “El que todo lo sabe”) pensó el Universo y al descargar esa energía, la energía, que es materia, tomó forma. El hombre, como hijo de Dios, hecho a su imagen y semejanza, también es creador con su mente; pero el hombre recibe las ideas por infusión divina, es decir, Dios le envía  un rayo de Luz cada vez que lo cree necesario y el hombre estimulado por la fuerza de ese rayo de Luz ejercita la función de pensar. Su mente recibe la idea, esa mente estimula el campo emocional, o sea, una vez recibida la idea, concebida, comprendida, nace en el campo emocional el deseo de traerla a realización, y así el campo o cuerpo emocional, estimula a su vez el campo volitivo, es decir, la voluntad se pone en pie y lleva al cuerpo físico a la acción, para traer a realización la idea, para plasmarla en algo tangible. Ningún hombre sacó nunca nada de fuera de sí, todo lo percibió desde adentro; con su mente recibió y ejecutó. Todo lo existente hecho por la mano del hombre, antes de ser hecho fue pensado, planeado. Pongamos como ejemplo una mesa. Esta mesa alguien la pensó, deseó tenerla o vela hecha, entonces la mentalizó, es decir, con su mente la vio, la puso en ejecución y la hizo, o la trajo a manifestación, que es como se dice en Metafísica. Ahora bien ¿la mente de este hombre sólo construyó  la mesa? No. Antes de que él la pensara hubo millones dementes pensando y construyendo mesas a través de todas las edades. Posiblemente la primera mesa construida por el hombre, la pensó y la hizo un troglodita, quien ponía su alimento sobre el suelo donde siempre se contaminaba con otras materias, paja, tierra, insectos muertos o vivos, etc., desagradables para su paladar. Un día vio que poniendo su alimento sobre una piedra lo preservaba mejor  y así empezó a recibir su mente la iluminación de cómo hacer una mesa. Quizás estuvo por mucho tiempo, o hubo varias generaciones que estuvieron por mucho tiempo colocando su alimento sobre una laja. Pero un día alguien pensó que era mejor elevar esa laja colocándola sobre otras piedras que le servirían de soporte. Resultaba más cómodo tener la comida más cerca de la boca y más alejada de las impurezas. He ahí como nació la primera mesa rústica.

Después, generación tras generación, el hombre siguió perfeccionando con su mente la idea mesa hasta llegar a construirla para todos los usos: para comer, para escribir, para cortar, para dibujar. Luego vinieron las mesas artísticas, verdaderas obras de arte y de ahí cómo la mente del hombre ayudada por el estímulo de la Divina Inteligencia es una Mente Creadora. El hombre con su mente colabora con el Divino Hacedor de todas las cosas, en el desarrollo de una humanidad cada vez más perfecta.

Como ya dije, la mente gobierna las células de nuestro cuerpo. Nada hay más obediente que la materia. Si una persona tiene una mente enfermiza, piensa que su organismo no marcha bien; si le estaba marchando bien, al recibir la orden o estímulo mental, el organismo obedientemente pondrá sus células a funcionar como su mente regidora está decretando que funcionen. Así, si la levantarte por la mañana, te has levantado en un estado mental negativo, y con tu mente afirmas: yo no estoy bien. Pues seguro es que no vas a sentirte bien, lo has pensado, lo has mentalizado y tu organismo obedece. En clases más adelantadas, te enseñaremos tratamientos mentales para recobrar la salud. “La fe mueve montañas”; todas las curaciones religiosas tienen como base la fe. Lourdes es un elocuente ejemplo. En todas las religiones y filosofías se producen los llamados “milagros”, porque cada uno en su religión pone fe en el intercesor que usa, pone su mente al servicio de la curación y se cura.

El hombre tiene una mente inquisitiva, él siempre anda buscando, tratando de descubrir algo, usa lo que se llama razonamiento y por medio de éste, bien dirigido, ha obtenido grandes cosas. Somos colaboradores con el Padre sintonizando nuestras mentes con el Amor, es decir, con el Bien. Inteligencia más Amor es igual a Sabiduría. La Sabiduría nunca se equivoca, jamás trabaja para el mal. Mente sola, es fría, analítica, usada sin Amor resulta un arma de doble filo, puede orientarse hacia el Bien o hacia  el Mal. Orientada, buscando el bien de todos nos ha dado confort, adelantos en medicina tendientes a obtener la curación y el alivio de la humanidad sufriente, música, etc. orientada hacia el mal nos ha puesto en la mano la bomba atómica.

Estando en posesión de este conocimiento nos queda el libre albedrío de orientar nuestros pensamientos en forma positiva o negativa. Lo que sembremos, eso cosecharemos. No es difícil la elección. La mente contribuye al éxito del individuo o a su fracaso la fe es también una actitud mental. La mente lo maneja todo.

Alergias nerviosas, dispepsias crónicas, alta tensión arterial, afecciones cardíacas o hepáticas, insomnio, infinidad de malestares, son producidos por pensamientos de temor, desmedida ambición, envidia, resentimiento, complejos, tristeza, es decir, la mente enfocada a todo lo que no produce alegría ni satisfacción. Esta es la cosecha de una mente negativa.

Por el contrario la mente positiva estimula al individuo abriéndole las puertas del éxito. El que tiene confianza en sí mismo llega donde se propone, si busca el camino inteligentemente actuando con fe y entusiasmo.

Te pondré el ejemplo de lo que es una mente negativa y otra positiva.

Una gran fábrica de calzado mandó dos agentes viajeros a cierto lugar de África con el objeto de abrir mercados a su producto. Cada quien fue por su lado, no tenían contacto. El primero en llegar, un fracasado consuetudinario, puso un telegrama a la fábrica diciendo: “Fracaso total. Viaje perdido. Aquí nadie usa zapatos”. El otro, una mente positiva, con madera de triunfador, envió a su vez el siguiente mensaje: “Excelente mercado, viaje será un éxito. Aquí nadie tiene zapatos”.

El primero consideró que allí la gente no usaba zapatos y seguirían sin usarlos por el resto de sus vidas. El otro entrevió una maravillosa oportunidad. Aquí nadie tiene zapatos, yo les voy a enseñar a usarlos. Hay una gran diferencia ¿verdad? Lógicamente, el primero tenía una mente perezosa, aceptaba las cosas tal como las hallaba y no se ocupaba de modificarlas. El toro era una mente alerta, una mete dispuesta a mejorar el mundo y a hacer su parte para lograrlo. Justo era que uno fuese un fracasado y otro un triunfador. ¿Cuál de los dos prefieres ser tú?

¿Quieres triunfar? Cambia tu tono mental, tiñe tus pensamientos de color rosa, hazte una persona agradable, cuya compañía todos desean. ¿Quieres curarte? Comienza también por variar el color de tu mente. Bota fuera todo lo que te esté molestando. Piensa amorosamente de todo el mundo. Mira todo con los ojos de Cristo. Cristo ignoraba el mal, él sólo veía el bien en toda persona o cosa. El hombre lleva en su mente dos terribles enemigos: el miedo y el odio. Para hacer una buena curación tienes que empezar por limpiar tu mente. Ten fe, comienza por perdonarte a ti mismo todo aquello de que te esté acusando tu conciencia. No hay cosa más destructiva que la autoacusación. La persona que vive llena de remordimientos, lógicamente, al acusarse a sí misma, trata de justificarse y por reacción natural busca a quien echar la culpa de su culpa. Entonces comienza ese soliloquio lleno de resentimiento que comienza: “Sí, es verdad que yo dije o hice aquello; pero fue porque fulanito me dijo o me hizo esto otro”. Y así crece el rencor, crece el remordimiento y la persona se va envolviendo en una maraña psicológica de la cual no sabe cómo salir.

 

PARA HACER UNA BUENA CONFESIÓN TIENES QUE RECOGERTE EN UN LUGAR APARTADO Y ALLÍ, SOLO CONTIGO MISMO, HACER UN BUEN EXAMEN DE CONCIENCIA.

¿DE QUÉ ME ESTOY ACUSANDO? ¿QUÉ COSAS ME ESTÁN MOLESTANDO INTERIORMENTE?

NO SEAS BLANDO CONTIGO, RECONOCE NOBLEMENTE TUS FALTAS Y NO LE ECHES LA CULPA A NADIE, RESPONSABILÍZATE POR LO QUE HICISTE Y DÍ: “YO Y NADIE MÁS QUE YO TIENE LA CULPA DE LO QUE HICE”.

AHORA BIEN. QUÉDATE EN SILENCIO, VAS A ENTRAR EN TU SANTUARIO INTERIOR, VAS A PONERTE EN CONTACTO CON EL DIOS QUE MORA EN TU CORAZÓN (en sucesivas clases te haremos saber cómo es esto). MANTÉN ESE SILENCIO POR UNOS SEGUNDOS Y OLVÍDATE DE LO QUE ESTABAS PENSANDO ANTES, PON TU MENTE EN BLANCO. ¿LO LOGRASTE? MUY BIEN, HAS ENTRADO EN TU SANTUARIO INTERIOR. ALLÍ TE VAS A CONFESAR CON TU DIOS. HAS ENTRADO EN EL LUGAR SECRETO EN DONDE TÚ ERES REY Y SOBERANO, EL LUGAR QUE NADIE PUEDE VIOLAR, DONDE SÓLO DIOS Y TÚ SABEN LO QUE PASA. AHORA SALUDA A ESE DIOS CON LAS PALABRAS MÁS AMOROSAS QUE SALGAN DE TU CORAZÓN Y DILE:

“PADRE, RECONOZCO QUE HE PECADO, ME ARREPIENTO Y PIENSO Y QUIERO NO HACERLO MÁS.

TE PIDO PERDÓN. ACEPTO TU PERDÓN.

GRACIAS PADRE, SÉ QUE ME PERDONASTE”.

Fácil ¿verdad? ¡Ah!, pero mucho cuidado, no vayas a hacer como las célebres beatas que piensan que con ir al confesionario y fastidiar al señor cura contándole sus pecados y están perdonadas y enseguida vuelven a las andadas. Tú no vas a hacer eso, tú estás de veras arrepentido, tú vas a empeñarte en no volver a caer. La cosa va a resultar difícil. Probablemente vas a caer, vas a reincidir y más de una vez. Mas no te desanimes. Caer es humano, lo terrible es permanecer caído, pero tú sí vas a levantarte, tú vas a estar alerta y cuantas veces caigas, pedirás perdón y proseguirás en tu firme propósito de no volverlo a hacer. Al fin vencerás, puedes estar seguro, es un proceso de autoeducación que tiene que darte resultados. Sigamos. Muy bien, entraste en tu santuario interior y te confesaste con el Padre. El encuentro fue hermoso, saliste de allí con una sensación de ligereza espiritual, de alegría, te encuentras liviano. Muy bien. Ahora estás preparado para a tu vez perdonar a todo el que te deba algo. Así sea lo que tú consideres terrible. Tú tienes que perdonar. Nuestros pecados pueden ser muy grandes, pero la Misericordia Divina siempre nos gana en grandeza y por y por grandes que sean nuestros pecados esa Misericordia siempre alcanza a cubrirlos. Con tan hermoso ejemplo ¿te vas a quedar atrás? No. Tú vas a perdonar todo, vas a perdonar de corazón, no te vas a acordar más de quién o qué cosa te hicieron. Es más, tú vas a amar a quien te hizo sufrir, porque el sentirte infeliz, fue lo que te hizo buscarte este camino que te llevará a encontrar ni más ni menos que tu libertad, tu felicidad. ¡Fuera, rencores! ¡Fuera complejos! ¡Abajo la envidia! ¡Sal de aquí soberbia! ¡Fuera todo lo que sea menor que el jubiloso sentimiento de que Estoy en buenas con Dios! ¡Él me ama! ¡Él me aprueba! ¡Él está conmigo!

Esta Ley y las demás Leyes, ¡tienen tanto que darnos! Aprender a manejarlas es pura sabiduría. Lleva algún tiempo, es verdad. Mas no nos vamos a impacientar. Aprender a decir:

“¡EL TIEMPO DE DIOS ES PERFECTO Y ALCANZA PARA TODO!”

Durante algunos meses hablaremos más de esta Ley de mentalismo, dándola a conocer en sus diferentes aspectos, enseñándote a manejarla. Te diremos cómo se destruye un Egrégor negativo. Te daremos a conocer la Dieta Mental de los 7 días. Te enseñaremos a mentalizar lo que quieras traer a realización. Esto lo haremos en diferentes artículos, fuera de Clase, que publicaremos en los subsiguientes “Cuadernos de Selecciones Metafísicas”.

 

En nuestra lección III te hablaremos de la Ley de Correspondencia. Por hoy basta. Vamos a practicar algo de la Ley de Mentalismo. Vamos a ponerte un ejercicio. Comienza desde hoy a vigilar tus pensamientos. Estate alerta a no aceptar ideas negativas en tu cerebro. Tiene que permanecer vigilante y cuantas veces te veas pensando mal de ti o de alguien, o te asalten pensamiento pesimistas, pásate al polo positivo y comienza a pensar bien de ti, de los demás y de todo lo que te ocurra. Y ahora esto va tanto con la juventud como con la gente madura. Véanse en el espejo, sonrían y digan:

“Yo soy” joven,

“Yo soy” bello,

“Yo soy” sano,

“Yo soy” bueno

“Yo soy” feliz,

Sonríe, sí, sonríe de nuevo, apruébate y dale gracias al Padre por todo lo perfecto que eres. Ahora desperézate a todo lo que te den tus miembros, entra al cuatro de aseo y afirma:

Hoy voy a disfrutar de un día magnífico. ¡Ah! Y cuando estés debajo de la regadera, canta, canta, canta, bendice el agua, bendice a Dios que la ideó, regocíjate y recréate en tu agua, disfruta de ella y di cuando salgas: El mundo es bueno. Cuando salgas a la calle, da los “buenos Días” a todo el mundo con una sonrisa. Pasa todo el día en esta tesitura. Cuando te vayas a acostar por la noche haz un inventario de tu primer día vivido metafísicamente y capitaliza tus ganancias.

Hermano. Que la Luz te envuelva.

 

LEY DE CORRESPONDENCIA

Amado hermano: Mi Cristo saluda a tu Cristo.

Vengo a darte la tercera Lección de Metafísica Cristiana. Vengo, en nombre de mi Maestro Jesús, a ponerte en posesión de la Verdad.

En nuestra charla pasada hablamos sobre el “Principio o Ley de Correspondencia”. Esta Ley se basa en un lema que dice:

“COMO ES ARRIBA ES ABAJO; COMO ES ABAJO ES ARRIBA”.

Este principio encierra la verdad de que entre los diferentes planos en que se manifiesta la vida, existe una concordancia o correspondencia que los unifica, es decir, ellos se entrelazan los unos con los otros formando un todo armónico.

Para facilitar el estudio de esta Ley, la Filosofía Hermética considera que la vida se manifiesta en tres planos principales: Primero el Plano Físico; segundo, el Plano Mental, y tercero, el Plano Espiritual.

Estas 3 divisiones son más o menos arbitrarias, es decir, estas 3 divisiones no existen en realidad, pues sólo son planos separados unos de otros por su grado de vibración y no existe exactamente una línea divisoria que los separe, sino que según el grado de vibración uno se va esfumando en el otro, hasta constituir ese todo armónico a que me he referido antes, siendo su punto de manifestación más denso o más bajo, la materia, y el más alto, el espíritu. Todo es cuestión de grados. A más alta vibración mayor altura de manifestación viviente; a más baja vibración, manifestación más baja en la escala de la vida. En una palabra, estos 3 grandes planos pueden ser considerados como 3 grandes grupos de vida en manifestación.

Para comenzar trataré de explicar lo que realmente significa la palabra “Plano”, término que se usa frecuentemente sin conocerse su cabal significado. Hay quien nos pregunta:

-          ¿Un plano es un lugar que tiene dimensión, o no es más que una condición o estado?

Responderemos:

-          No es un lugar ni una dimensión ordinaria del espacio, pero sin embargo es más que un estado o condición. Puede ser considerado como un estado o condición, pero entendiendo que el estado o condición es un grado dimensional, depende de una escala, está sujeto a medida

Las dimensiones ordinarias del espacio son:

-          Longitud o largo;

-          Latitud o ancho;

-          Grosor o profundidad.

Pero existe además otra dimensión Hermética, conocida ya por los hombres de ciencia, aunque estos últimos no le hayan dado todavía el nombre de dimensión. Es lo que conoce la Metafísica como Cuarta Dimensión y es la medida usada para determinar los grados de vibración o los planos a que estos grados conducen.

Dije que el Cosmos funciona bajo el gobierno de las Siete Leyes o Principios enunciados con anterioridad y debo añadirles que estas Leyes trabajan entrelazadas entre sí, es decir, estudiado una Ley, encontramos que dentro de ella se está manifestando el funcionamiento de cualesquiera otra de las 7; pueden estar funcionando paralelamente 2 ó 3 leyes a la vez y esto lo vamos a ver fácilmente demostrado durante el estudio que estamos haciendo de ellas.

Ya hemos dicho que esta “Cuarta Dimensión” puede ser denominada “Vibración”, que como ustedes saben es otra de las 7 Leyes o Principios que estamos estudiando. Esta Ley de Vibración se basa en un enunciado que afirma:

 

“TODO ESTÁ EN MOVIMIENTO, NADA PERMANECE INMÓVIL, TODO VIBRA”.

Desde la más alta manifestación espiritual hasta la más baja manifestación de la materia, todo está en perpetua vibración, la diferencia que separa una cosa de la otra consiste en sus grados de vibración. La vibración se produce dentro de lo que la ciencia denomina “frecuencia”. Dentro de un determinado espacio de tiempo un átomo puede tener una rata vibratoria más o menos alta, es decir, dentro de ese tiempo el movimiento vibratorio se produce tantas veces más o tantas veces menos; mientras más veces se produzca más alta será la rata vibratoria y más alto el plano alcanzado. Estos grados forman lo que los hermetistas llaman “planos”. Para entender esto mejor y de acuerdo con la Ley de Correspondencia que es la que estamos estudiando en esta lección, nos iremos a lo más bajo, que es la materia visible. Vamos a tratar de explicarles lo que es un plano. Ya dijimos que un plano no es un lugar ni una dimensión ordinaria del espacio, aunque en realidad todo plano ocupa un lugar dentro del espacio; es más bien un estado o condición, tipificado por la rata vibratoria que alcanza. Vamos a explicarles lo que es un plano, estudiándolo en lo que llamamos ambiente social. Un matrimonio muy humilde vive en un rancho, en n cerro, en un plano social y material bajísimos, donde apenas puede disfrutar muy limitadamente, de lo que nuestra moderna civilización ofrece. Este matrimonio tiene luz eléctrica, pero probablemente usa bombillos pendientes de un cable en mitad del techo de cada habitación. Si ellos quieren leer no tienen una lamparita de pie que les acerque la luz a la silla en que están sentado o a la cama en que están acostados. Tienen que leer con una iluminación a medias que les llega desde el bombillo pendiente del techo. Ellos tienen una calle o vereda para transitar, pero hasta allí no puede subir ningún vehículo, no hay ningún medio de transporte que pueda dejarlos en la puerta de su casa. Lógicamente, si está lloviendo, ellos tienen que mojarse. Comen una comida más o menos suficiente o no, pero no disfrutan de las exquisiteces de una buena cocina. Están vestidos, pero no podemos decir que llevan lo más confortable, lo de mejor calidad. Ellos viven en un plano material bajo. Hay otro plano clase media, con mejores entradas de dinero, ya éstos viven en un apartamento o casa, con cloacas empotradas, cuarto de baño con agua fría y caliente, comen un poco mejor, visten mejor, tienen medios de locomoción que los dejan a la puerta de sus casas. Están en un plano material más alto. Hay otro plano de mayor altura, dentro de lo social y económico. Pongamos un buen señor que tiene su negocio, posee un carro, vive en un buen apartamento o quinta, disfruta de muchas comodidades. A éste lo van siguiendo personas que viven en plano de mayor altura cada vez, en lo que a lo material se refiere. No se olviden que estamos explicando lo que es un plano desde el punto de vista material. Existen millonarios que pueden viajar varias veces al año a Europa o a cualesquiera otras partes del mundo; y hay más ricos aún que poseen su propio yate y viven una vida de esplendor y satisfacciones físicas. Estos son planos diferentes. No son un lugar, no tienen medida dentro del espacio; pero no dejan de ocupar un lugar dentro del espacio y tener una medida. En este caso la medida es el poder adquisitivo, la cultura, el medio ambiente en que se vive, etc. Entonces, aplicando el axioma de la “Ley de Correspondencia” que afirma:

“Como es arriba es abajo; como es abajo es arriba”, encontramos que estos planos sociales tienen relación. Como es arriba es abajo, es decir, arriba se come, se duerme, se habla, se cansa y descansa la gente, igual que se hace en los subsiguientes planos inferiores; pero en cada plano “según su rata vibratoria” y en este caso la rata vibratoria es el poder adquisitivo, la cultura, etc., etc.

Ahora desde el punto de vista metafísico, buscamos en la parte interna del hombre, lo que en el mundo visible se manifiesta de manera tan palmaria, y aplicamos el mismo axioma: “Como es arriba es abajo, como es abajo es arriba”, pero estudiándolo en los planos físico, mental y espiritual, y así nos encontramos que tanto el plano mental, como el espiritual y el físico, en el hombre, están divididos en subplanos, igual que acontece en los planos sociales ya estudiados, o sea, que dentro de la clase media, también hay otra subclases, así se dice clase media baja, mediana o alta. Lo que pasa es que en esta subdivisión, como para lo material el dinero es la medida, para lo espiritual la medida es la vibración. Cuando usamos la Mente (y aquí entra a funcionar la Ley de Mentalismo) y la usamos con pensamientos depresivos, de bajo tono, de color sombrío, o sea, pensamientos de tristeza, de dolor, de pesimismo, de temor, de rencor, etc., en fin todo lo que no podemos llamar bueno, generoso, ni alegre, todo lo que no nos ayuda a sentirnos felices, estamos haciendo funcionar la mente con una muy baja vibración, en este caso, nuestra mente, espiritualmente nos está haciendo vivir la vida del hombre del rancho en el cerro para lo material, es decir, entiéndase bien, estamos comparando la vida espiritual del hombre apesadumbrado con la vida material del hombre del rancho. Un nivel bajísimo que reporta muy poco confort y alegría. Este hombre vive una vida mental miserable. Si por el contrario estos pensamientos son de belleza, de amor, de fe, de consolación, constructivos, se aceleran nuestras vibraciones mentales, nuestra frecuencia vibratoria es alta y ya estamos colocados en un plano de vida mental alta que puede ser comparativamente desde la del hombre de clase media hasta la del millonario que no conoce obstáculos para sus deseos. Un individuo puede ser muy pobre desde el punto de vista material, puede disponer de muy pocas monedas para su diario vivir, pero si vive una vida espiritual alta, él puede sentir una gran emoción oyendo una pieza de música de elevada rata vibratoria; él puede asistir  a una retreta en una plaza pública o escuchar un tocadiscos ajeno, con mayor disfrute que un millonario, que sólo va al concierto para lucirse, para que lo vean, sin entender ni papa de lo que está oyendo, sin “disfrutar espiritualmente” de lo que el mundo de la música ofrece. No quiere esto decir que todos los pobres poseen una rata vibratoria alta en lo mental, ni que todos los ricos sean pobres en este plano. Lo que quiere decires que la alta vibración espiritual no depende de la riqueza ni de la pobreza materiales, sólo depende del grado de evolución del individuo. Hay millonarios en dinero que son exquisitamente refinados en lo espiritual, están completos, son ricos en el plano del espíritu y en el de lo material. Hay pobres que son miserables en todo, pobres en dinero y pobres en el campo emocional.

En el plano espiritual, que no es realmente el plano espiritual sino más bien emocional, que vibra bajo o alto, de acuerdo a la calidad de pensamientos que la mente le envía, sean éstos altos o bajos, nuestro campo emocional en un tono alto o bajo, sombrío o de bellísimos colores. Estas vibraciones altas o bajas, por “Ley de Correspondencia” se reflejan en nuestro plano físico y así vemos que el cuerpo se enferma o sana de acuerdo con las emociones que lo sacuden. Así tenemos las curas psicológicas, que no son otra cosa que hacer variar el tono mental del individuo. Vemos las curas por música, lo que se está llevando a cabo y en los sanatorios mentales. Curas por sugestión, etc. El cuerpo obedece fielmente los dictados de la mente, porque el cuerpo es esclavo de sus emociones y la mente es la que lleva la batuta dirigiendo el campo emocional. La “Ley de Correspondencia” sigue actuando en tal forma, que nuestra rata vibratoria alta o baja, sale de nuestro cuerpo para tocar a todo lo que nos rodea. Según nosotros pensamos, así sentimos y actuamos. Una persona que tiene una mente alegre, actúa constructivamente, es simpática, muestra un organismo sano y atractivo, porque sus órganos funcionan normalmente, su corazón late con regularidad, su hígado actúa con eficacia, sus ojos brillan, respira con amplitud, su sangre corre a velocidad conveniente, respira rítmicamente y enriquece su sangre con el oxígeno debido, todo su cuerpo refleja salud y belleza; él goza de la vida. Es lo que corresponde por “Ley de Correspondencia”, porque él alegra el ambiente en que se mueve. Esta Ley de Correspondencia como las otras 6 Leyes es extensísima. Podríamos hablar de ella en varias clases, sin abarcarla enteramente, pero les diremos lo esencial.

Vamos a decir que sabemos que nuestros pensamientos son cosas (lo hemos visto en la Ley de Mentalismo). Cosas que adquiere vida, puesto que es energía que nuestro cerebro lanza al espacio en ondas electromagnéticas, las cuales se juntan con otras ondas afines, lanzadas por otras personas, formando esto una fuerza destructiva o constructiva, de acuerdo con la calidad de las ondas mentales que las han generado. Estas figuras, seres o fuerzas, tienen vida e inteligencia y por “Ley de Correspondencia” conocen al sujeto que las formó la mente que les dio vida; pues obedeciendo esta Ley y de acuerdo con la “Ley del Ritmo” (aquí vemos cómo es que las Leyes funcionan entrelazadas unas dentro de las otras) periódicamente se acercan a tentarnos, a provocar en nosotros la misma reacción que las originó, para así ellas robustecerse y seguir creciendo y actuando a nuestra costa.

Una persona que no conoce cómo funcionan las Leyes de Mentalismo y de Correspondencia, se deja atrapar por estos monstruos invisibles, pero auténticos, con existencia, inteligencia, voluntad, vida y nombre, y que se llaman “Egrégores”, sigue indignándose cada vez que ellos vienen a soplarle en el oído mental, el hecho que originó su indignación primera haciéndole sentir odio, angustia, miedo, rencor, sumergiéndole en algún complejo, etc. La persona vuelve a reaccionar de idéntica forma que la primera vez, y vuelve a lanzar al espacio las mismas vibraciones negativas, que refuerzan a estos monstruos y los hacen crecer más cada vez. Hay personas que, atormentadas por un Egrégor muy fuerte, caen en la neurastenia, llegan hasta la locura o el suicidio. En cambio, el que trata de destruir a estos Egrégores, mandando al diablo todo pensamiento depresivo cuando es tentado por el recuerdo ingrato y diciendo:

“YA ESO PASÓ, LO PERDONÉ, LO OLVIDÉ. TÚ NO TIENES PODER SOBRE MÍ. AHORA MIRO HACIA EL FUTURO CON OPTIMISMO, AHÍ ESTÁ TODO EL BIEN DE DIOS ESPERÁNDOME. VETE EGRÉGOR, QUE NO TE NECESITO, YA TÚ NO TIENES PODER”.

Entonces esta fuerza que no encuentra alimento se retira cabizbaja, y si cada vez que intenta tentar, se le trata de igual forma, se irá debilitando cada vez más hasta desaparecer completamente.

El que conoce la Ley de Mentalismo sabe que debe sembrar pensamientos alegres y de bien en el Cosmos y luego recogerá sus frutos a su debido tiempo.

“POR SUS FRUTOS LOS CONOCERÉIS”, dicen las Escrituras. Estos frutos son ni más ni menos que los sucesos que acaecen en nuestra vida. Según pensamos y sentimos, así actuamos y así son lo sucesos que nos salen al encuentro.

 

Estudiando lo infinitamente pequeño se llega a comprender lo infinitamente grande, afirma la ciencia y es que, sin saberlo, está afirmando nada menos que la “Ley de Correspondencia”: “Como es arriba es abajo; como es abajo es arriba”. Si estudiamos el átomo encontramos que es una reproducción en miniatura de nuestro sistema solar: un núcleo central (el sol) y los electrones girando en su derredor (los planetas). Asimismo pueden estudiarse los seres humanos, empezando por la monada se llega a comprender al Arcángel, afirma el Kybalión. Pero como ya dije, esta Ley como las otras, es tan extensa, que no basta una sola charla sino para dar una ligera idea de todo lo que abarca, de cómo funciona, de cómo debe estudiarse y cómo debe aplicarse para sacarle el debido fruto, o provecho, porque debemos recordar que la Voluntad de Dios es siempre el Bien y si Él ordenó Su Universo bajo estas Leyes, las ordenó con un propósito bueno, para que las usáramos positivamente, no en forma negativa.

Esta Ley de Correspondencia funciona en una forma tan exacta que nada se nos da ni se nos quita que no sea nuestro, por derecho de correspondencia. Si nosotros pensamos mal de alguien, estamos sembrando en la mente de ese alguien o en las mentes de muchos alguien, idénticos pensamientos malévolos con respecto a nosotros. Por eso suele decirse que la simpatía o antipatía que se genera entre las personas es mutua. Igualmente sucede con la desconfianza, el miedo, etc. Y es que la palabra corresponder, significa eso “corresponder”, es decir, tú mandas y te responden. Si mandas en negativo, en negativo te responden; si mandas en positivo, en positivo recibes. Supongo que eres inteligente. Pues bien, ya sabes lo que te conviene: piensa bien de todo el mundo, habla bien de todo el mundo, siente bien para todo el mundo, actúa bien con todos y recibirás lo mismo. No eres tonto ¿verdad? pues ya sabes cómo actuar para que te ocurran sucesos felices y vivas en un mundo feliz.

En la Ley de Correspondencia está basada la “Ley del Talión” que nos dio Moisés el gran legislador del pueblo hebreo, en cuyo Decálogo están basados todos los Códigos del mundo, aún hoy, en pleno Siglo XX.

“EL QUE A HIERRO MATA A HIERRO MUERE”.

“OJO POR OJO; DIENTE POR DIENTE”, dice Moisés.

Mas tarde Jesús el dulce pastor nazareno, nacido también en la raza judía, nos dice:

“NO HAGAS A OTRO LO QUE NO QUIERES QUE TE HAGAN”. Es la regla de Oro que encierra nada más ni nada menos que el conocimiento de la “Ley de Correspondencia” más tarde o más temprano, a ti también te lo van a hacer.

Conozco el caso de un individuo que asesinó a otro disparándole por la espalda. Tenía dinero, pudo pagar buenos abogados y salió absuelto. 45 años después, casado, más rico aún, siendo ya abuelo, una noche, sorpresivamente, también él recibió un tiro por la espalda que le segó la vida. ¿Un poco tarde, verdad? Para Dios el tiempo no cuenta. Puede una deuda saldarse en una vida, puede que por Ley del Ritmo (otra de las 7 Leyes) la onda sea tan larga que no alcance para que el individuo pague su culpa; pero existen la Ley de Reencarnación y la Ley del Karma. El individuo con otro cuerpo físico, pero con la misma alma y sus otros cuerpo s(esto se explicará en subsiguientes lecciones) vuelve a nacer y trae su deuda o karma y tiene que pagarla y de ahí los destinos incomprensibles de tanta gente que parece buena, pero no sabemos qué deuda o karma se trae de una vida anterior y aquí lo paga, lo paga, porque no hay infierno ni purgatorio con llamas, ni diablitos con tenedores pinchando a los infelices condenados; hay una ley karmática basada en lo que dijo Moisés “Ojo por ojo; diente por diente” o sea “Ley de Correspondencia” en función. Cuando Jesús nos dice “No hagas a otro lo que no quieres que te hagan” ¿qué nos está diciendo? Simplemente está afirmando la “Ley de Correspondencia” y como Él era puro Amor, nos advierte para que, cayendo, suframos en el futuro. Cuando se te dice que siembres bien para la otra vida, se te está diciendo clarísimo, siembra bien, para que en la próxima vida que te toque vivir, no lleves un karma muy fuerte. Pero  esto corresponde a clases que vienen más adelante.

 

A través de estos cursos te iremos dando cada vez más ampliación sobre cada Ley ya vista, así irás enriqueciendo tus conocimientos y aprendiendo a vivir positivamente de acuerdo a estas leyes.

Vamos a construir un mundo feliz para todos. ¿Quieres? Bueno. Yo también quiero. En nuestro Cuaderno Nº4 daremos la “Ley de Vibración”. Mientras tanto meditemos sobre la “Ley de Correspondencia”, que hemos visto hoy, sin olvidar que la mente es la base de todo lo existente. En el conuco de nuestro mundo vamos a sembrar actos y pensamientos generosos que nos hagan felices a nosotros y a los demás. Vamos a mirar a todos con los ojos de Cristo, quien jamás vio nada feo en nada ni en nadie, sino que todo lo halló hermoso, lo halló bueno, tuvo una palabra de perdón y consolación para todo y para todos, porque supo “comprender”. Tratemos de ser como Él, y nunca demasiado a severos para nadie. Antes por el contrario, veamos la viga en nuestro ojo antes de mirar la paja en el ojo ajeno. Vamos a tratar de dar Amor para por “Ley de Correspondencia” recibir Amor. Vamos a perdonar todo y a todos, para así por “Ley de Correspondencia” recibir a nuestra vez perdón. Vamos a amarnos los unos a los otros con amor fraternal y así estaremos todos más cerca del Padre que nos ama con un Amor que excede a nuestra comprensión. Vamos a ser buenos con todos y con todo: con la piedra, con la planta, con nuestros hermanos menores los animales y con nuestro co-humanos que es lo mismo que decir co-hermanos.

Bueno, mis amados, por hoy los dejo. Piensen con detenimiento en la “Ley de Correspondencia”.

Que la luz los envuelva, hermanos.

 

LEY DE VIBRACIÓN

Amado hermano: Mi Cristo saluda a tu Cristo.

Vengo a darte la cuarta Lección de Metafísica Cristiana. Vengo en nombre de mi Maestro Jesús a ponerte en posesión de la verdad.

Hoy vamos a hablar sobre la Ley de Vibración, una de las más bellas e interesantes Leyes que rigen nuestro Universo. En nuestras clases anteriores vimos que la Metafísica es el estudio de lo que está más allá de lo que nuestros ojos ven y nuestros sentidos captan. La Metafísica va en busca de la Verdad y La Verdad no es otra cosa que lo que permanece, lo indestructible, lo que no varía, lo que es inmutable, es una palabra, La Verdad es lo que llamamos Dios, otros Causa Única del Universo, Gran Arquitecto, Brahma, Alá, Jehová, etc. El nombre no importa, el Principio o Ser que buscamos es Él Mismo.

Ya dijimos en nuestra primera clase que cada uno lleva dentro de su mente, dentro de sí mismo, su propia concepción de Dios. Cada cerebro es un filtro por donde las ideas pasan con más o menos pureza, así unos captan de Dios una idea más amplia y otros una idea más limitada. Otros lo acomodan a su propio sentir y así hemos visto cómo el hombre ha creado un Dios a su propia imagen y semejanza, atribuyéndole todos sus vicios y defectos a un Ser que es Purísimo, que es Perfectísimo, que es todo Serenidad, Belleza, Equilibrio, que no es otra cosa que un Centro de Amor de donde se derrama en todas direcciones El Bien. Así ese Dios colérico, ese Dios capaz de sentir ira, capaz de sentir rencor, capaz de vengarse, de castigar con penas eternas y espantosas, no es otra cosa que un Dios humano, creado por la limitada mente humana.

Nosotros los Metafísicos, tenemos que dejar aparte ese Dios erróneo que veníamos llevando a cuestas desde nuestra niñez, cuando nos decían: “No hagas tal cosa; mira que Dios te va a castigar”; y así poco a poco se nos iba formando la idea de un Dios Terrorífico, impidiéndonos entrar en el Santuario de la Verdad, completamente desnudos de ideas preconcebidas acerca de cómo es Dios. Vamos a empezar sabiendo que por medio del raciocinio jamás llegaremos a conocerlo; el único camino es el Amor. Entrando dentro de nuestro propio Santuario Interior, desnudos y limpios completamente, no sólo de ideas acerca de cómo es Dios, sino también desnudos acerca de cómo es el mundo que dejamos fuera de esta meditación; limpios completamente acerca del concepto que nos merecen nuestros semejantes, sus acciones y el mundo en que vivimos. Así completamente puros en mente y corazón, pidiendo Amor, emprendamos la radiante aventura de intentar el acercamiento a tan imponderable Ser. Puestos ante la Divina Presencia, levantemos nuestra mente y nuestro corazón en una sublime y sencilla invocación de Amor. Digamos simplemente:

¡PADRE, YO QUIERO CONOCERTE, ENSÉÑAME, ÁBREME LAS PUERTAS DE TU SANTUARIO DE AMOR; VÍSTEME DE AMOR, MIRA QUE VENGO DESNUDO; ILUMÍNAME CON AMOR QUE MI OÍDO INTERIOR QUIERE ESCUCHARTE!

Quedémonos en silencio, ese silencio interior, donde ningún pensamiento intruso debe penetrar y esperemos. Alguien, allá en nuestro Santuario Interno que acabamos de descubrir, nos dirá algo. Este es un primer paso hacia la oración metafísica.

En Metafísica sabemos que “LA LLAMADA OBLIGA A LA RESPUESTA”, esta respuesta nos llegará ineludiblemente, si la esperamos con ferviente y amorosa fe. Es una manera de empezar el ejercicio de la meditación, para el cual debemos tratar de obtener, primero que nada, el don de la concentración mental. Esta consiste en aislarse mentalmente de todo lo externo, concentrando el pensamiento en la búsqueda interna y no permitir que pensamiento de otra índole, que no sea el sentimiento de estar ante la Divina Presencia, se cuele en nuestro predio mental. Si hubiere algún conato de distracción, cae en cuenta, serenamente y en nombre de tu Divina Presencia, di mentalmente:

“RETÍRATE, Y SABE QUE “YO SOY” DIOS”.

Continúa la concentración por todo el tiempo que puedas, espera serenamente la iluminación que tiene que venirte.

Ya dijimos en nuestras clases anteriores que, realmente, hay mucho sufrimiento en este planeta y tal cosa puede hacernos pensar que Dios sí se enoja, que Dios sí castiga; pero ya sabemos también que no es así, que lo que castiga es la Ley, los Siete Principios Universales que gobiernan el Cosmos, los cuales funcionan inexorablemente, sin distinguir entre ignorantes y sabios, entre adultos y niños, entre ricos y pobres, entre razas, nacionalidades, ni credos. La Ley o Principio fundamental, funciona y el que la desafía cae bajo sus efectos. Es como la hélice de un avión que gira vertiginosamente, su Ley es atrapar y arrastrar, triturando, entre sus aspas, todo lo que entre dentro de su radio de acción. Esto es, el que lo sabe, lo evita, no osa desafiar esa Ley, allí está la hélice dando vueltas en el aire, y ¡ay! De lo que entre en su circuito, será arrastrado, triturado, deshecho. Nosotros, los metafísicos sabemos y debemos saber cuáles son y cómo funcionan estas 7 Leyes bases, de las cuales dependen todas las demás leyes físicas y terrenas que rigen nuestras vidas, pues son como subleyes que les están subordinadas, para así no desafiarlas imprudentemente, metiéndonos dentro de su campo de acción en forma inconsulta, sino estudiándolas, respetándolas, usándolas en nuestro favor, es decir, aprovechando la parte positiva de su funcionamiento y poniéndolas a trabajar para nuestro bien.

Repito que estas 7 Leyes o Principios son: Mentalismo, Correspondencia, Vibración, Polaridad, Ritmo, Causa y efecto, y Generación. Ya he dicho y lo repito porque quiero que se les grabe bien, que estas Leyes funcionan concatenadas, entrelazadas unas con las otras, o sea, que en la Ley de Mentalismo, por ejemplo, se encuentra funcionando paralelamente o dentro de ella la Ley de Correspondencia, o sea,

“TAL COMO PIENSAS TE CORRESPONDE TAL O CUAL RESULTADO”

Hasta ahora hemos visto por encimita nada más que algo de la Ley de Mentalismo y algo de la Ley de Correspondencia. Hoy vamos a ver algo de la Ley de Vibración.

El principio o Ley de Vibración se basa en el siguiente enunciado:

“NADA PERMANECE INMÓVIL; TODO SE MUEVE; TODO VIBRA”. Este Principio encierra la verdad de que todo está en perpetuo movimiento, que nada permanece estático, ambas cosas ya confirmadas por la ciencia moderna. A pesar de que es ahora cuando la llamada ciencia viene a descubrir que todo está en continuo movimiento, debemos decirles que este Principio Hermético fue dado a conocer hace ya unos cuantos miles de años por los Maestros del Antiguo Egipto. Este principio explica las diferencias existentes entre las diversas manifestaciones de la materia, de la mente, de la fuerza y aún del espíritu, las que no son otra cosa que diferentes grados vibratorios. Desde el Todo que es puro espíritu hasta la materia más basta o baja, todo está en vibración; cuanto más alta es la rata vibratoria más alta es su posición en la escala. La vibración del espíritu es de una inmensidad infinita, tanto que prácticamente puede considerarse como si estuviera en reposo. En el otro extremo de la escala hay formas de materia densísima, cuya vibración es tan débil que parece también estar en reposo. De ahí ese aforismo que dice:

“LOS EXTREMOS SE TOCAN”

Desde el corpúsculo y el electrón, desde el átomo y la molécula hasta el astro y los universos, todo se encuentra en perpetua vibración. Esto es igualmente cierto en lo que respecta a los planos o estados de energía o fuerza, lo cual no es más que un determinado estado de intensidad vibratoria, así como también corresponde a los planos o estados mentales y espirituales. Una comprensión, exacta de este principio habilita al estudiante para controlar sus propias vibraciones mentales, así como las de los demás. Los Maestros también emplean este Principio para conquistar los fenómenos naturales. El que comprende el Principio Vibratorio ha alcanzado el cetro del poder, como lo tuvo, sin ningún lugar a dudas, el Maestro Jesús de Nazareth.

Todo en la Naturaleza permanece en perpetuo estado de movimiento, aún allí en donde vemos una aparente inmovilidad, pongamos por caso en un pedazo de plomo, debemos recordar que en ese pedazo de plomo existen billones de billones de átomos, cuya infinita pequeñez los hace invisibles para el ojo humano; pero si les aplicamos los aparatos adecuados, vemos cómo cada átomo está compuesto de un centro o núcleo de luz y que a su alrededor, convenientemente separados unos de otros, giran incesantemente electrones, , sin parar ni un segundo. Quiere decir, que en el pedazo de plomo oscuro, pesado, aparentemente inmóvil, hay vibración, baja sí, pero hay vibración, él está en continuo movimiento dentro de sí mismo, o sea, cada átomo que lo compone se encuentra en movimiento vibratorio circular, sin parar ni durante una fracción de segundo.

Observaremos que cada átomo, la partícula de materia más pequeña descubierta hasta hoy, es un sistema planetario en miniatura, copia fiel y exacta en el microcosmos de lo que en el macrocosmos  representa nuestro Sol (el núcleo) y sus planetas (los electores), girando a su alrededor. Sabemos que nuestros planetas giran sobre sí mismos, en rotación y alrededor del Sol, en sus movimientos de translación. Sabemos que el Sol a su vez gira sobre sí mismo en su movimiento de rotación y tiene además un movimiento de translación, o sea, que él también rota alrededor de algo, que en este movimiento nos arrastra consigo, y ese algo alrededor del cual gira, a su vez tiene los mismos movimientos de rotación y translación, girando a su vez alrededor de otro algo que lo atrae, y así vamos dentro de infinitos movimientos de rotación y translación, o sea, movimientos vibratorios circulares, moviéndonos siempre en ese sentido, desde lo infinitamente pequeño (por ahora) que es el átomo, hasta lo infinitamente mayor, o sea, el Cosmos con sus sistemas, sus galaxias, sus constelaciones y siguiendo por ahí hasta llegar a lo incognoscible. Digo que lo infinitamente pequeño descubierto por el hombre hasta ahora es el átomo, porque se sospecha, que aún dentro del átomo, pueden encontrarse reproducciones del mismo, en escala más pequeñas aún. Pero hasta ahí hemos llegado, por ahora.

 

Tenemos que el primer movimiento vibratorio que se observa en la materia es circular. Ahora, cuando ese movimiento aumenta en rapidez – es lo que llamamos “frecuencia”- el círculo se desdobla en ondas. La “frecuencia” es la cantidad de vibraciones que se dan dentro de cada círculo u onda, en un determinado espacio de tiempo. Cuando la “frecuencia” es muy alta, o sea, que vibran a mayor velocidad, los átomos toman un ritmo ondulado, o sea, que el círculo se abre en forma de onda. Al tomar este ritmo ondulado, los átomos se separan a una mayor distancia los unos de los otros, dando como resultado una materia menos densa; así se producen las ondas de luz; la transición entre la materia sólida y la impalpable, o sea, la gaseosa o etérea. De este modo, tenemos las ondas Hertzianas, las ondas infrarrojas que usamos en los Rayos X o de Roentgen, etc. Cuando este movimiento adquiere mayor intensidad, al hacerse más rápido, la onda pierde su forma curva y se convierte en zig-zag. Ya de aquí en adelante, la forma que toma la vibración es inapreciable por el hombre. El zig-zag (el rayo) es todo energía, es la fuerza que denominamos con el nombre de electricidad, que conocemos, que hemos estudiado, encauzado y aprovechado, pero que nadie ha visto jamás ni sabe lo que es; ni los más grandes sabios en electrónica pueden decir si tiene masa o no, ni de qué está compuesta, ni qué cosa es. Sólo conocemos sus efectos y pro esto sabemos que existe. Como ya dije, hasta la vibración en zig-zag ha sido captada por el ser humano, de ahí en adelante se supone que la vibración ha de seguir funcionando bajo otras formas, que no nos han sido reveladas aún, hasta llegar al Infinito.

En Alemania se hizo un experimento de vibración por medio de una rueda a la cual se le imprimió un movimiento giratorio a cierta velocidad. Comenzó viéndosela girar y emitiendo ruido; a medida que ascendía la frecuencia de las vibraciones, dejó de oírse el ruido, o sea, que alcanzaron las vibraciones del sonido una frecuencia tan alta que dejaron de ser perceptibles para el oído humano. Al mismo tiempo la rueda comenzó a emitir calor y ante la vista pareció estar inmóvil, aunque seguía moviéndose a una extraordinaria velocidad. Se le imprimió mayor velocidad aún y fue adquiriendo color, pasando por toda la gama del espectro, desde el infrarrojo hasta el ultravioleta, hasta llegar al blanco incandescente. En este momento los átomos se separaron unos de otros y la rueda se volatilizó, se desintegró en el espacio. Ni ella ni sus átomos volvieron a verse, éstos fueron a integrar nuevas formas dentro de la materia. Llevando este procedimiento a lo espiritual, nos explicamos cómo el hombre, elevando su rata vibratoria mental, por medio de la pureza de vida, de la concentración y unión con la Divinidad a través de la oración, logra escapar del plano tercera dimensión en que regularmente vive y pasando a un plano vibratorio más alto, se eleva por los aires y se sostiene sin apoyo visible que sustente su cuerpo; es el fenómeno que se conoce con el nombre de “levitación”. Acelerando más y más estas vibraciones puede, igual que le pasó a la rueda anteriormente mencionada, desintegrar sus átomos a voluntad y reintegrarlos nuevamente a su forma corporal, reuniendo estos átomos de nuevo. Es ni más ni menos lo que hizo Jesús cuando se presentó ante sus discípulos en el cenáculo, pasando a través de una pared (Juan: 20/19 y 20).

Debemos recordar que toda materia, desde la tenida por más vil (esputos, pus, desechos, excrementos, etc.) hasta la tenida por más noble (metales y piedras preciosas, como el oro, el platino, diamantes, rubíes, etc.) todo, absolutamente todo,  incluso nosotros mismos, está compuesto por átomos; que el centro de cada átomo está hecho de luz purísima y perfecta, que en esa Luz mora ni más ni menos que el mismo Dios, que los electrones, que giran a su alrededor pueden ser contaminados con pensamientos  o sentimientos feos emitidos por nuestras mentes o por las mentes de los demás y entonces, al contaminarse el átomo en sus electrones, pues ya hemos dicho que el centro o núcleo de Luz es incontaminante, esos electrones defectuosos entran a formar células defectuosas o enfermas, pasando a integrar figuras negativas y malvadas; el cáncer no es otra cosa que un ente formado  por células defectuosas integradas por átomos contaminados. Pero basta recordar que el centro de cada átomo permanece purísimo, bello, perfecto, que allí está presente Dios con todos sus poderes y atributos y mentalmente empezar a irradiar Luz desde el centro de cada átomo para limpiar los electrones y hacer células sanas; basta este tratamiento hecho a conciencia por personas con vibraciones altas de pureza y fe, para que las células, obedeciendo a la pureza y fe, perfección divina que irradia el centro de cada átomo, comiencen a sanar y las figuras indeseables a desintegrarse y desaparecer. No otra cosa hacía Jesús cuando curaba leprosos, paralíticos y toda clase de enfermedades llamadas inmundas. Recuerda que el centro de cada átomo contiene en sí toda la pureza y poder de Dios, y cuando esta fuerza o poder se libera, ya sabemos lo que ocurre.

Como ya hemos dicho, cuando un individuo se pone a vibrar en alta frecuencia, por decirlo así, logra escapar a las leyes del plano tercer dimensión en que vivimos regularmente y así se le ve ejecutar cosas increíbles, como son las precipitaciones (milagros de los panes y los peces), la desintegración (desaparición e invisibilidad), reintegración atómica (reaparición) y otras muchas cosas que llamamos “milagros”, porque escapan a nuestra comprensión, pero que para el discípulo avanzado tiene perfecta explicación, de tal modo que puede decirse que cae dentro de lo científico, o sea, que una vez conocida la Ley a que está obedeciendo el hecho analizado, puede comprobarse científicamente, no por el camino de la probeta experimental, sino por la comprobación del hecho repetido sí se sigue el camino indicado para obtenerlo: concentración, pureza de vida, abstención de placeres materiales bajos, meditación, desprendimiento del bajo yo inferior, nos permiten alcanzar la manifestación de maravillas. El mismo Jesús lo dijo:

“ESTAS COSAS QUE YO HAGO Y AÚN MAYORES, PODÉIS HACER VOSOTROS”.

Todo es cuestión de alteza de miras y de persistencia.

Cada persona o cosa posee determinada rata vibratoria. En la materia densa la vibración es circular; en la materia menos densa, intangible ya para nuestros sentidos corporales, la vibración se desdobla en ondas. En el campo espiritual la vibración se manifiesta en zig-zag. Toda materia, obedeciendo a la Ley de Vibración ejecuta dos movimientos rotatorios, uno en el cual gira sobre sí misma, atrayendo hacia su centro (fuerza centrípeta) otro en el cual rota alrededor de algo, irradiando hacia afuera (fuerza centrífuga). Nosotros por Ley de Vibración atraemos e irradiamos. Cuando atraemos algo o a alguien hacia nosotros estamos usando, conscientes o inconscientemente una energía que se llama MAGNETISMO; somos como un imán, estamos atrayendo, halando hacia nosotros, hacia nuestro centro, ese algo o alguien a quien estamos tocando con nuestras vibraciones magnéticas centrífugas. Al mismo tiempo y por Ley de Vibración, también estamos irradiando desde nosotros hacia fuera, esa misma energía magnética, que en fin de cuentas no es otra cosa que nuestra electricidad personal. El que sólo usa la vibración centrípeta, que todo pretende atraerlo hacia sí, hacia su centro, o sea, que sólo mira hacia su ombligo, como se dice vulgarmente, el egoísta, en una palabra, ése tiene una rata  vibratoria baja, no irradia, sólo trata de atraer hacia su centro y siempre atrae su similar, o sea, otro egoísta. Entonces la persona que siente y actúa así, se convierte en un centro estacionario, no evoluciona. En cambio, el que al usar la Ley de Vibración usa también y en forma equilibrada la fuerza centrífuga, es decir, que irradia algo hacia fuera, que trata de dar y de darse a sí mismo, irradiando hacia el mundo y hacia todo lo que lo forma todo el bien que puede, ése está usando la fuerza de translación, esa persona que así actúa se traslada, camina, avanza; el otro, en cierto modo, se estaciona o avanza muy lentamente.

Debemos usar los 2 movimientos, igual que lo hacen los planetas. Debemos empezar concentrando nuestra atención hacia nosotros mismos, hacia nuestro propio centro, aseando, embelleciendo, alimentando nuestros cuatro cuerpos inferiores: físico, mente, emoción y memoria, o sea, el subconsciente. Debemos limpiar nuestra parte física, limpiar y alimentar nuestro cuerpo mental y emocional, proporcionándoles altas vibraciones de belleza (conciertos, poesía, el arte en todas sus manifestaciones, etc.) y si somos muy emocionales, tratar de salir de la emoción para hacernos sensitivos.

La persona emotiva es la que está dispuesta a llorar por todo. Tanto si asiste a una película u obra de teatro más o menos triste, como si le cuentan algún hecho doloroso o presencia algo de eso que llaman tragedia. Esta persona responde a éstos siempre llorando o acompañando a llorar a otros, sin tratar de proporcionarles ningún alivio, y así, en vez de ser uno solo el que llora, serán dos, y pare usted de contar si se juntan unos cuantos de estos emocionales, entonces es una multitud llorona la que está presente. Esto no es constructivo, no es positivo, no es bueno. Nosotros no debemos acompañar a nadie a llorar, como tampoco debemos acompañarle en maldecir o en criticar, etc. En todos estos casos debemos de tratar de sacar de ese estado a los que vemos que están en ello y pasarlo a una rata vibratoria constructiva, de tono más elevado. Debemos irradiar positividad. En un entierro por lo general se habla de los últimos momentos del fallecido, de lo que sufrió, de “los horrores que le hicieron los médicos” y cosas por el estilo, mientras se llora a lágrima suelta. El metafísico que se encuentra presente en un caso así, debe polarizar el ambiente haciendo un cambio de conversación, llevando la mente de los dolientes a un terreno más positivo, cambiando su tono mental, recordando por ejemplo la bella persona que en su aspecto espiritual era el difunto, sus magníficas cualidades, lo bien que se portó en tal o cual circunstancia, para terminar bendiciendo su luz y deseándole que ahora se encuentre en un plano de vida superior, gozando de los bienes y bellezas que por “Ley de Correspondencia” le corresponde cosechar. Verán cómo las lágrimas cesan y hasta alguna ligera sonrisa se esboza en el rostro de los dolientes.

Esto de irradiar puede ser positivo o negativo.

Hay gentes que no saben hablar sino de calamidades y van irradiando bajas vibraciones que contaminan todo lo que tocan, es lo que el vulgo, que siempre tiene atisbos de la verdad, llama “gente pavosa o mabitosa”. En el plano físico, por ejemplo, el que no se asea, irradia malos olores, todo el mundo lo evita, se hace repelente. Al revés, el que exhala agradables perfumes, huele a limpio, canta, hace música y siempre está alegre, irradia el bien y sin proponérselo siquiera se convierte en un imán, se hace atractivo, atrae hacia su persona a los demás y así gasta simultáneamente las dos energías, centrípeta y centrífuga, o sea, que atrae e irradia a la vez. Es la mejor forma, pues así el individuo establece su equilibrio vibratorio.

El pensamiento positivo vibra en alta frecuencia, sus colores son claros, brillantes, luminosos. El pensamiento negativo, vibra lentamente y sus colores son opacos. Cuanto más negativos, tanto más sombríos y tanto más bajos el “tono” de su sonido. El pensamiento positivo como la mente que está polarizada en plano positivo, no pueden ser dominados por una vibración baja a menos haya algún concepto o idea negativa “agarrada” por alguna parte en el individuo. O a menos que el individuo permita que su pensamiento se vuelva negativo. Jesús dijo:

“EL DIOS DE ESTE MUNDO VIENE A MÍ Y NO ENCUENTRA NADA POR DONDE ASIRSE”.

El dios de este mundo es el polo negativo que es lo que impera en la mayoría de las gentes. El polo positivo, ya lo hemos establecido, es de alta vibración. El polo negativo, de baja vibración. Los sonidos bajos son de vibración lenta. Los sonidos altos, de alta vibración. Los colores oscuros son de baja frecuencia, y los colores brillantes de alta frecuencia.

Todo lo que es materia está siempre en movimiento circular, girando en contorno de lago más grande. Este es el patrón universal para todo lo material. Los herméticos han enseñado siempre el movimiento vibratorio de la luz, el calor, el magnetismo, la cohesión que es el principio de la atracción molecular que llamamos comúnmente “Amor”, lo mismo que ese gran misterio llamado “gravitación” o “gravedad universal”.

 

Hoy todo el mundo conoce la relación entre el movimiento y el sonido, aunque no se ha estudiado en nuestro plano terreno, o sea, que aún nadie lo consideró de gran importancia. ¿Quién no ha percibido el zumbido de un abanico eléctrico girando a máxima velocidad? La rotación va produciendo diferentes sonidos musicales. Un avión que pasa emite un sonido musical del cual se desprenden otros varios tonos. Estos se llaman “armónicos”, como es sabido por los músicos. Cuando se golpea una nota musical cualquiera, digamos en un plano, la vibración repercute en otras dos notas en octavas más altas y abarca un extenso circuito haciendo vibrar en las mismas notas a los instrumentos musicales que se encuentra dentro de su radio de acción; muchas veces al tocar una nota en el piano se hace vibrar aún en tono inaudible a todos los pianos del vecindario. Los tonos que suenan una tercera y una quinta nota del tono golpeado. Esta combinación armónica se llama “el acorde mayor”, por lo general.

El oído humano no percibe el sonido sino cuando vibra dentro de una escala de vibraciones para la cual está conformado. Esta escala comprende desde un número de vibraciones bajas hasta un número de vibraciones altas. Más arriba o más abajo ya no se oye nada. Todos los oídos no están conformados de igual manera; en el ser humano tiene su escala, en los animales también. El perro, por ejemplo, percibe con su oído sonidos que el hombre no escucha. Lo mismo pasa con la vista y los demás sentidos, todos están sujetos a una escala dentro de la Ley de Vibración. Cuando algo comienza a girar (como en el caso de la rueda antes descrita) comienza a emitir un sonido perceptible por el oído humano. Pasada la frecuencia que el oído humano puede percibir, o sea, acelerada la vibración, ya no se oye nada, pero se empiezan a percibir grados de color, empezando por el rojo oscuro. A medida que aumenta la vibración, ya no se oye nada, pero se empiezan a percibir grados de color, empezando por el rojo oscuro. A medida que aumenta la velocidad el color se va haciendo más brillante, luego pasa al naranja, después al amarillo, de allí al verde, al azul, al añil y por último al violeta. Si la velocidad continúa en aumento se vuelve blanco incandescente, de allí en adelante la vibración escapa a la visión del ojo humano y se sucede la gama de rayos invisibles, los llamados Rayos X, luego a más velocidad se desarrolla la electricidad y por último el magnetismo. De ahí en adelante la vibración sigue en planos mentales y espirituales. Einstein decía que mientras más estudiaba la electricidad más cerca se encontraba del espíritu. Para los humanos estos planos continúan siendo inaccesibles, pertenecen a los planos sutiles donde residen nuestros cuerpos Astral, Etérico, Emocional, Mental y Espiritual.

Los estados de ánimo vibran y lanzan vibraciones en sonidos y colores al espacio. Todos los estados mentales son lanzados al exterior del cuerpo que los crea, van golpeando cuerpos afines como lo hacen las vibraciones emitidas por instrumentos musicales y estas vibraciones humanas afecta, en bien o en mal, a otras mentes, aumentando los estados emocionales y mentales que están a tono con ellas. Por ejemplo, si alguien se encoleriza, lanza vibraciones de ira, las cuales son atraídas magnéticamente por otro que esté también encolerizado, así se aumentan unas a otras. En un estado emocional negativo, empeorado por vibraciones que le llegan de afuera, se puede llegar hasta el crimen cuando las personas afectadas no tienen el hábito de controlarse.

Por eso sabemos que la Tierra actualmente se encuentra opacada, no está irradiando su Luz espiritual y no está dando su nota armónica dentro del concierto de las esferas; esto es debido a las vibraciones negativas emitidas por millones de seres, vibraciones negativas con que contamina el cuerpo astral del planeta toda una humanidad entregada al desenfreno materialista, con una mente polarizada hacia la ambición, la rivalidad, el odio, el egoísmo, etc.

Los pensamientos amorosos, de generosidad, de fraternidad; los pensamientos e ideas respecto a Dios y sus maravillosos atributos, con respecto a los Grandes Maestros de Sabiduría, acerca del Yo Superior, sobre todo lo noble, todo lo puro, que desarrollan en el hombre su deseo de unión con la Divinidad, desarrollan en el ser vibraciones altísimas. Mientras más Alto se piensa y se siente, más alto se vibra. Estas altas vibraciones tienen el poder de elevar de plano cualquier vibración negativa que esté manifestado otra persona, pudiendo curar enfermedades, resolver problemas, etc.

Sentimiento y mente forman el alma, base de lo que llamamos personalidad. Cada quien adquiere o es una cifre vibratoria y actúa siempre bajo esa ecuación. Se ha dicho que la persona que llega a conocer su verdadera ecuación puede desintegrar y reintegrar sus átomos  a voluntad, un gran músico que dirige un concierto de cámara o cualquier partitura de los Grandes de la Música, al irradiar belleza está irradiando su personalidad, su alma, magnéticamente, a través de vibraciones elevadísimas, vibraciones que al tocar el campo emocional de quienes escuchan los hacen vibrar también en una alta tonalidad. La música según su clase asciende o desciende en la escala vibratoria. No produce vibraciones de la misma frecuencia una Sinfonía de Beethoven que un joropo, un tango o un jarabe tapatío, pongamos por caso. Creo que me explico y tú me comprendes.

Esa vibración llamada “emoción estética” es una de las formas más corrientes por medio de la cual el individuo puede pasar de un estado de conciencia negativo a uno positivo. La emoción estética se produce en el individuo al ponerse en contacto con la belleza bajo cualesquiera de sus formas. Bien puede ser la contemplación de un bello paisaje; el cuadro amoroso de una  madre y su hijo; una pintura, escultura, poesía u obra literaria de altos kilates que nos eleve de plano, todo lo que eleve la mente y la saque de la prosa del diario vivir.

Ya hoy se están haciendo curaciones por medio de la música y de los colores. Esto no es nada nuevo, pues la Biblia nos cuenta, cómo David serenaba los ataques de la furia del Rey Saúl, tañendo el arpa ante él.

Hay muchos fenómenos que tienen su explicación en la Ley de Vibración, que como todas las Leyes es extensísima, pero con lo que les he dado hoy, creo que tienen base suficiente para  comprender cómo actúa esta Ley y para definirla cuando la encuentren ejecutando cosas inexplicables, para el común de los humanos.

Por hoy terminamos con la Ley de Vibración. En mi Lección V hablaremos de la “Ley de Polaridad”, que como todas las demás es una Ley muy importante. Por hoy me despido de ti deseándote que vibres alto.

Que la Luz te envuelva, hermano.

 

LEY DE POLARIDAD

Amado hermano: Mi Cristo saluda a tu Cristo.

Vengo a darte la quinta Lección de Metafísica Cristiana. Vengo en nombre de mi Maestro Jesús a ponerte en posesión de la Verdad.

En nuestra charla anterior vimos cómo funciona la Ley de Vibración. Hoy nos vamos a referir a la Ley de Polaridad. Esta Ley como las otras tiene su lema. Este lema dice:

“TODO ES DUAL; TODO TIENE DOS POLOS; TODO, SU PAR DE OPUESTOS; LOS SEMEJANTES Y LOS ANTAGÓNICOS SON LO MISMO; LOS OPUESTOS SON IDÉNTICOS EN NATURALEZA, PERO DIFERENTES EN GRADO; LOS EXTREMOS SE TOCAN; TODAS LAS VERDADES SON SEMI-VERDADES; TODAS LAS PARADOJAS PUEDEN RECONCILIARSE”  -  El Kybalión.

Este cuarto Principio Hermético encierra la verdad de que todas las cosas manifestadas poseen dos aspectos, dos polos. Estos dos polos son un par de opuestos con innumerables grados intermedios entre ambos extremos. Aquellas antiguas y eternas paradojas que en todo tiempo han confundido a la mente humana, como:

“TODO ES YO AL MISMO TIEMPO”. “LA TESIS Y LA ANTÍTESIS SON IDÉNTICAS EN NATURALEZA”. “LOS EXTREMOS SE TOCAN”, etc., quedan plenamente explicadas si se estudia este Principio con detenimiento.

La Ley de Polaridad explica que lo que existe o separa a cosas diametralmente opuestas es solamente cuestión de grados, y afirma, que todo par de opuestos pueden reconciliarse mediante la aplicación de este Principio. Vamos a examinarlo en los diferentes planos.

Comenzando por el plano físico encontramos que el calor y el frío aunque parecen ser dos cosas diferentes son realmente una misma cosa: temperatura. La diferencia existente entre una y otra cosa es sólo cuestión de grados. Mirando un termómetro es difícil averiguar dónde realmente acaba el frío y dónde comienza el calor, o viceversa. No hay nada que sea calor o frío absoluto en realidad, indicando simplemente los términos de “frío” y “calor” diferentes grados de la misma cosa o sea temperatura y ésta se manifiesta de diversos modos en cada uno de los polos; hacia el otro lado, mientras menos grados más frío. Puestos frío y calor uno en frente del otro, parecen a primera vista dos cosas diferentes, realmente opuestas entre sí, siendo que la una puede convertirse en la otra, restando o añadiendo grados. Creo que este ejemplo ilustra en forma bastante clara lo que es y cómo funciona la Ley de Polaridad. Este Principio como se ha dicho, afirma en su Lema: “TODO TIENE SU PAR DE OPUESTOS; TODO TIENE DOS POLOS” o dos puntas, o dos extremos, como ustedes quieran llamarlo, que aparecen uno frente al otro como antagónicos. Así vemos: frente al frío está el calor; frente a lo negro está lo blanco; frente al mal está el bien; frente a la escasez está la abundancia. A primera vista parecen cosas diferentes, pero como esta Ley nos lo hace comprender son la misma cosa con diferencia de grados. Cuando se dice que toda verdad es relativa, o que toda verdad es una verdad a medias, es porque nada hay definitivo ¿Hay oscuridad, verdad? Bien, poco a poco penetra la Luz y en donde hubo oscuridad hay penumbra y se sigue ascendiendo en grados, donde hubo oscuridad termina por haber claridad. De modo que eso que estaba oscuro era susceptible de ser transformado, esa oscuridad no era una verdad definitiva sino una verdad a medias. Jamás hay una oscuridad total, siempre dentro del átomo hay un centro que es Luz y aunque no es perceptible para nuestros ojos, la oscuridad es una verdad relativa, o sea, dentro de la oscuridad habita la Luz. Toda verdad es relativa. Si cualesquiera de nosotros toma la dirección del norte, bien sea en un avión, en un avión, en un tren, a pie, o hipotéticamente hace un viaje mental, siempre hacia el norte. Llegará un momento en que, siguiendo siempre adelante llegará a la cumbre del polo norte y viajando siempre hacia delante, ya no estará viajando hacia el norte sino hacia el sur. Igual sucede con el Este y el Oeste, por eso se dice que Oriente es Occidente y Occidente es Oriente. Tanto Oriente como Occidente son verdades relativas. Si en un viaje a Oriente salimos de San Francisco de California para dirigirnos al Asia y viajando siempre hacia el Oriente llegamos a Europa nos encontramos que, para el viajero que sale del Pacífico hacia el Atlántico va a haber un momento en que siempre viajando hacia Oriente se va a encontrar que ha llegado al Occidente y viceversa.

Este principio de Polaridad se manifiesta siempre dentro de lo que es una misma cosa, es decir podemos, dentro de lo que es temperatura, encontrar frío y calor, son sus dos polos opuestos, igual pasa entre blando  y duro, entre positivo y negativo, cada polo es un extremo de la misma cosa que forma el otro polo. Y caminando a través de la escala de sus vibraciones podemos pasarnos de un polo al otro cambiando un opuesto por el otro opuesto. O sea podemos pasar del frío al calor, de la oscuridad a la luz, del largo al corto, lo que no podemos es usar la Ley de Polaridad sin que nos metamos entre dos polos de la misma cosa. Para explicarlo mejor, usando cambio de grados no podemos transformar frío en duro o en blando; no podemos transformar luz en dulce o amargo, para usar esta Ley debemos trabajar entre dos polos de la misma cosa. En frío y calor estamos entre dos polos de temperatura; entre amargo y dulce estamos entre dos polos de sabor; entre odio y amor estamos entre dos polos de sentimiento. Creo que me explico y que ustedes entienden.

Nunca sabremos dónde termina la oscuridad ni dónde empieza la luz; dónde comienza el amargo y dónde termina el dulce; dónde termina el odio y empieza a nacer amor. Son grados de transmutación tan sutiles que apenas nos damos cuenta de cómo cambia aquella cosa de uno a otro polo, diametralmente opuesto.

 

Este principio opera exactamente igual en el Plano Mental; hasta aquí lo hemos visto en un plano más bien físico. Yéndonos al Plano Mental encontramos que el Amor y el Odio parecen dos sentimientos opuestos, totalmente irreconciliables. Pero si Aplicamos el Principio de Polaridad encontramos que no existe ni un Amor absoluto, ni un Odio absoluto tampoco. Tanto Odio como Amor no son sino dos términos aplicados a los dos polos de una misma cosa; ya lo hemos dicho, esa cosa es sentimiento. Empezando en cualquier punto de la escala, es decir, saliéndonos de un polo en dirección del otro, empezamos a encontrar menos odio y más amor, y viceversa. El odio comienza a debilitarse y como el vacío absoluto no existe, empieza a llenarse con el sentimiento opuesto al odio, o al contrario si arrancamos del polo Amor y nos dirigimos en sentido contrario hacia ese otro polo que podríamos llamar negativo, entonces empezamos a ver que cada vez hay menos amor y empieza a llenarse el vacío con algo que comienza en disgusto hacia la persona, sigue por antipatía y puede terminar yéndose al extremo del polo en algo de eso que conocemos con la denominación de Odio. Hay muchos grados de Amor y de Odio y hay un punto medio también en donde el agrado y el desagrado se mezclan de tal forma que es imposible distinguirlos el uno del otro.

El valor y el miedo quedan también bajo esa misma regla. Los pares de opuesto existen en todo. Donde encontramos una cosa encontramos también su par opuesto. Esto último es lo que permite transmutar un estado mental en otro, siguiendo la línea de polaridad. Te expliqué que las cosas diferentes no pueden transmutarse las unas en otras, pero sí las de igual clase. El Amor no puede transmutarse en Este ni en Oeste, pero sí puede tornarse en Odio y el Odio en Amor cambiando su polaridad. Asimismo el Valor puede transmutarse en Miedo y viceversa. Las cosas duras pueden cambiarse en blandas y así sucesivamente, es decir, un polo puede cambiarse por el otro polo o uno puede quedarse en un grado intermedio que no sea uno ni otro extremo, efectuando siempre la transmutación entre cosas de la misma clase, pero de grado diferente. Tratándose de una persona cobarde si se elevan sus vibraciones mentales a lo largo de la línea miedo-valor, se llenará de valentía y despreciará el peligro. Igualmente el perezoso puede hacerse activo y enérgico, polarizándose simplemente a lo largo de la línea pereza-diligencia.

Una vez entendido el Principio de polaridad nota inmediatamente que los cambios mentales que deseamos ver en otras personas (hijos, esposos, amigos, empleados, enemigos, etc.) son posibles aplicando la Ley. Es como producir un deslizamiento a lo largo de una escala. Ya sabes, no se trata de transmutar una cosa en otra completamente diferente, sino reducirla a un simple cambio de grado de la misma cosa. Los estados mentales pertenecen a innumerables clases, cada una de las cuales tiene su opuesto y a lo largo de su propia línea es posible la transmutación

El Espíritu y la Materia son Polos de la misma cosa, siendo los estados intermedios o planos, cuestión de grados vibratorios solamente. (Ya esto lo hemos visto en la Ley de Vibración). Estos dos polos, en todo lo que existe, se clasifican ellos mismos por su grado vibratorio, en Positivos y Negativos. Así el Amor es positivo; el Odio es negativo. La Fe es positiva; el Miedo es negativo. La Actividad es positiva, la Inercia es negativa. El color Blanco es positivo, en relación el Negro, negativo. La Salud es positiva; la Enfermedad negativa. La Verdad es positiva; la Falsedad negativa. Lo Superior es positivo; lo Inferior, negativo. Debemos recordar que la tendencia de la Naturaleza es en dirección a la actividad dominante del polo positivo.

Además del cambio de polo de nuestros propios estados mentales mediante el arte de la polarización, el fenómeno de la influencia mental en sus múltiples fases demuestra que este Principio puede extenderse hasta abarcar las influencias mentales de uno a otro cerebro; esto es; que los estados mentales pueden producirse por inducción de una persona a otra. Es pues posible para un metafísico bien entrenado polarizar un ambiente, una situación. La mayoría de los resultados obtenidos mediante los tratamientos mentales se obtienen aplicando ese Principio.

 

Nosotros, los estudiantes de Metafísica, jamás empleamos este Principio en otro sentido que no sea el Bien, pues como ya hemos visto en la Ley de Correspondencia, como veremos en las Leyes de Bumerang, lo que hagamos a otros en bien o en mal, se devuelve en idéntica forma, más tarde o más temprano.

La práctica de este Principio nos facilita el comprender mejor nuestros propios estados mentales, así como los de los demás y nos prueba que esos estados son cuestión solamente de grados, pudiendo elevar las vibraciones interiores a voluntad, cambiando la polaridad y haciéndonos dueños de esos grados en lugar de ser sus servidores.

Esta ley nos permite ayudar a otros inteligentemente, polarizando situaciones. Por ejemplo: Si logra un Metafísico entrar en el cuarto de un enfermo, las vibraciones positivas de su pensamiento cambian la polaridad negativa que impera en la habitación, porque la Luz siempre domina a la Oscuridad; porque el Bien domina al Mal; porque la verdad desvirtúa la Mentira. El Metafísico sabe que la enfermedad es la mentira, que es creación humana y que la Verdad es vida y recuerda además las palabras de Jesucristo:

“TODA AUTORIDAD ME HA SIDO DADA EN EL CIELO Y EN LA TIERRA” y con la fe del que conoce la Verdad la declara y verá el Milagro.

Tú preguntarás: - “Y si tiene una enfermedad incurable? ¿Y si ha tenido un accidente que le ha dañado un órgano vital?”

Te diré; para Dios no hay imposibles y si no ahí tienes los milagros de Lourdes, obra de la fe en el Poder Divino. Para el poder espiritual no hay fronteras; un órgano destruido, un mal aparentemente incurable representan obstáculos solamente para los humanos. Son menos que nada para la Vida. Si tú logras enchufar tu mente con la Corriente Universal de la Vida que es Dios actuando como Vida, esta Vida que es indestructible, y está previsto que ella se repare por sí misma hará el milagro si las mentes humanas no le cierran el paso con sus falsas creencias, miedos, temores, afirmaciones negativas, falta de fe, etc. Tanto el polo Positivo (El Bien) como el Polo Negativo (el aparente Mal), actúan bajo una misma energía; Dios, todo es de Él, en todo está Él, por eso se llama “El Todo”. Tú tienes opción a usar esa energía en el Polo que elijas, he ahí tu libre albedrío. Contra tu libre albedrío, contra lo que tú escojas, nadie tiene poder, sino tú mismo. Si optas por el Polo Negativo obtendrás todo lo que a él pertenece; si decides por el Polo Positivo, obtendrás también lo que a él pertenece. Tienes libre escogencia.

Al Polo Positivo pertenece la sonrisa; al negativo, el ceño fruncido. Si quieres cambiar de polo estando en plena manifestación negativa, cambia tu ceño por una sonrisa, bendice el Bien presente en toda situación y dile al Polo Negativo:

“NO ME SIENTO CÓMODO CONTIGO, ME VOY PARA LA OTRA PUNTA”.

Y mentalmente te vas y al irte mentalmente, ya de hecho te fuiste. Esto es todo; verás transformando lo negro en blanco; la pobreza en abundancia; la enfermedad en salud; la tristeza en alegría; por el contrario, si te complaces en estar masticando pesares, pobre de ti, te quedarás fijo en el Polo Negativo de donde nadie, sino tú mismo, podrá sacarte. Es cuestión de voluntad. Polariza todas las situaciones en que te encuentres, todos los ambientes en donde estés; polariza a todos aquellos que hablen contigo; a tus hijos, a tu esposo o esposa, tus empleados, tus padres, tus amigos, tus alumnos, etc., y así serás lo que Jesús llamó “LA SAL DE LA TIERRA”.

Lo no deseable se mata cambiando su Polaridad y recuerda que

“LA MENTE, ASÍ COMO LOS METALES Y LOS ELEMENTOS PUEDEN TRANSMUTARSE DE GRADO EN GRADO, DE CONDICIÓN EN CONDICIÓN, DE POLO EN POLO, DE VIBRACIÓN EN VIBRACIÓN”.

Dominar la Ley de Polaridad significa dominar los principios de transmutación o alquimia mental; porque salvo a sí mismo, no se podrá tener el poder de polarizar otros ambientes, personas o cosas. Hay que empezar por uno mismo. Si tú estás polarizado negativamente atraerás sobre ti toda cosa negativa, desagradable, mala y lo llevarás contigo afectando otros ambientes, personas o cosas con quienes te pongas en contacto, y te convertirás en lo que comúnmente llamamos una “persona pavosa”. En cambio si estás polarizando positivamente no solamente atraes hacia ti toda clase de cosas buenas y situaciones positivas sino que se las llevas a los demás.

Para dominar el arte de la Polaridad hay que practicar. Les recomiendo que todos los días, al levantarse por las mañanas, se chequeen y digan: “EN QUÉ PIE ESTOY PARADO, EN EL NEGATIVO O EN EL POSITIVO?”. Si te encuentras que estás parado en el negativo, por ejemplo pensando que no te sientes bien, o pensando que no te va a alcanzar el tiempo para todo lo que tienes que hacer, o que la situación está pesada, etc. ¡polarízate en el acto! ¡Sí! ¡Polarízate! ¡No permanezcas ni un instante más parado en esa postura, pásate para la otra punta y di: “¡QUÉ BIEN ME SIENTO!” Haz dos o tres flexiones de torso, de rodillas, de codos, estira los brazos, desperézate, bosteza a todo lo que la boca te dé y di:

“¡QUÉ SABROSO ES ESTAR VIVO! ¡HOY, ME ESPERA UN DÍA BÁRBARO! ¡ES UNA NUEVA AVENTURA QUE VOY A CORRER!”. Mira hacia arriba, habla con Tu Dios y dile: “¡QUE SEA PARA TU GLORIA PADRE, PARA MI BIEN, Y DE TODO EL MUNDO! GRACIAS POR ESTE DIA QUE ME DAS. LO VOY A ADMINISTRAR BIEN”.

¿VES? Ya estás polarizado, pensando en positivo. ¡Qué fácil, verdad! Bueno, pues hazlo todos los días. Hazlo en cada situación negativa que confrontes. Que llegas a un lugar donde hay varias personas reunidas y están materialmente “despellejando” a un fulano que está ausente. Polariza, polariza. Mentalmente no aceptes. Di, ESE FULANO TIENE LA PRESENCIA DE DIOS DENTRO DE ÉL; NO ACEPTO LO QUE ESTÁN DICIENDO y en seguida trata de cambiar la conversación, preguntando por ejemplo: ¿Saben si tal día cierran los bancos, porque es medio fiesta? o ¿Qué les parece si hacemos un proyecto para divertirnos así y así o de esta otra manera? Sácalos del círculo negativo de crítica en que estaban y polarízalos hacia algo bueno, desvía su atención hacia el bien. Y luego, cuando veas que puedes, haz algún comentario favorable para el pobre a quien estaban “despellejando” o simplemente no hagas nada. Ya lo sacaste de los dientes de la jauría y a la jauría la amansaste. Hiciste una polarización estupenda.

Como ya he dicho, las frecuencias vibratorias de un Metafísico entrenado logran transformar el ambiente en que penetra, simplemente con su presencia. Sólo con la vista de sus ojos, de su sonrisa, de su paz, de su alegría, polariza los estados mentales de determinada persona o colectivos. Con unas cuantas palabras transmuta conceptos ajenos negativos imperantes en el ambiente, porque cambia el humor de los presentes y se llenan de esperanzas los que antes estaban desesperados, ya tú sabes que dentro de cada personas mora nada menos ni nada más que el mismo Dios como Presencia Crística, en el corazón de cada uno; esto es lo que llamamos El Cristo, diciendo: “MI CRISTO SALUDA A TU CRISTO, HERMANO”. Ya les has reconocido su Presencia Divina, su Concepto Inmaculado que es Perfección. Cuando emplees estas práctica tanto más se te olvidarán los defectos ajenos, los que hayas visto o veías en los demás, porque ya no vas a verlos más, ahora lo que vas a ver en cada uno es Su Presencia Divina que está por encima de toda apariencia material, esa Presencia que es la Verdad en cada ser. De este modo, ni las palabras, ni los actos de los demás te afectarán en lo más mínimo, ni te harán pensar mal de nadie, porque teniendo tu mente constantemente polarizada hacia el Bien, verás que Todo lo que sea menos que la perfección en ese ser, es mentira, es apariencia; su verdad es que él lleve dentro de sí la presencia de Dios y esto es lo que prevalece. Cuando pienses y sientas así no solamente estarás tú positivamente polarizado sino que irradiarás hacia ese ser y hacia todo lo que tus sentidos contacten, Polaridad Positiva. Al elevar tu rata vibratoria, elevarás la del mundo entero, porque esa vibración positiva que sale fuera de ti, se expande hacia el Universo. Contribuye pues al Bien Universal polarizándote constantemente hacia el Bien.

Como al principio no sabrás polarizar rápidamente, hazlo de grado en grado, de condición en condición, de polo en polo, de vibración en vibración. Primero, como ya te lo dije, debes adquirir la práctica de cambiar tu propia polaridad para después de tratar de cambiar la ajena. Para dominar el arte de polarizar hay que practicarlo como todo lo que se desea dominar. El Principio de Polaridad usado positivamente es La Verdad: los resultados dependen de la práctica que haga el estudiante.

Por hoy querido hermano, creo que te he dado el conocimiento de cómo usar la Ley de Polaridad, espero que comiences a practicarla. En mi próxima lección hablaremos de la Ley del Ritmo que es también una interesante y bella Ley.

Que la Luz te envuelva.

 

LEY DE RITMO

Amado hermano: Mi Cristo saluda a tu Cristo.

Vengo a darte la sexta Lección de Metafísica Cristiana. Vengo, en nombre de mi Maestro Jesús, a ponerte en posesión de la Verdad.

En nuestras charlas anteriores hemos estudiado someramente los Principios o Leyes del Mentalismo. Correspondencia, Vibración y Polaridad, hoy vamos a hablar de la del Ritmo. El Kybalión dice con respecto a esta Ley:

“TODO FLUYE Y REFLUYE”.

“TODO TIENE SUS PERÍODOS DE AVANCE Y RETROCESO; TODO ASCIENDE Y DESCIENDE; TODO SE MUEVE COMO UN PÉNDULO; LA MEDIDA DE SU MOVIMIENTO HACIA LA DERECHA ES LA MISMA QUE LA DE SU MOVIMIENTO HACIA LA IZQUIERDA; EL RITMO ES LA COMPENSACIÓN”.

En el Universo todo se manifiesta en un determinado movimiento de ida y vuelta, de flujo y reflujo, un determinado movimiento de oscilación de derecha  a izquierda en la que se basa la ley del péndulo. Hay siempre una acción y una reacción, un avance y un retroceso, una ascensión y un descenso. O sea, que cada movimiento, sea de derecha a izquierda, de avance o retroceso, de ascensión o descenso, va regulado por un ritmo, que compensa un movimiento con el otro. En la Tierra tenemos como ejemplo de la Ley del Ritmo en su expresión mayor, las mareas; ellas suben a ciertas horas y con un rimo regular bajan a otras. Tenemos las estaciones: al invierno lo compensa la primavera; al estío el otoño. Como muestra  el pulso en el cuerpo humano. Es un tic-tac que va y viene acompasadamente. Este movimiento también se manifiesta en sus dos polos en los planos físico, mental y espiritual. El Ritmo trabaja estrechamente ligado al Principio de Polaridad, él se manifiesta entre los dos polos establecidos por el Principio de Polaridad. Esto no significa que la oscilación rítmica vaya hasta los extremos de cada polo, esto sucede raras veces, pero la oscilación es siempre hacia un polo primero y hacia el polo contrario después. Siempre hay una acción y una reacción, un avance y un retroceso, una elevación y una caída, manifestándose en todas las cosas, Universos, planetas, hombres, animales, vegetales, minerales, energía, fuerzas, mente y materia, y hasta el mismo espíritu manifiesta este Principio.

Esta Ley se manifiesta en la creación y destrucción de los mundos, en la elevación y caída de las naciones, en la historia de la vida de todas las cosas y finalmente en los estados mentales del hombre y es aquí donde nos interesa estudiarla.

Empezando por las manifestaciones del Espíritu, o sea, El Todo, se verá que siempre hay una emanación seguida de una absorción. La respiración y aspiración de Brahma, según dicen los brahmines. Los universos se crean, alcanzan el punto más bajo de materialidad, o sea, de condensación de la materia y entonces comienza la oscilación o regreso. Los soles nacen, alcanzan la cumbre de su poder, empieza el progreso de su retrogresión y después de eones sin cuento se convierten en masa inerte, esperando otro impulso que imparta en ellos nuevas energías internas y los lleve a un nuevo ciclo de vida solar, y así la ley del Ritmo funciona en todos los mundos, nacen, crecen y mueren, sólo para renacer de nuevo. Asimismo sucede con todas las cosas de cuerpo o forma; oscilan de acción a la inacción, del nacimiento a la muerte. Igualmente pasa con todos los movimientos filosóficos, credos de cualquier clase, naciones, gobiernos, etc. Nacen, crecen, llegan a su punto culminante y descienden hasta llegar al otro extremo, para renacer de nuevo, cuando el ritmo que los gobierna, marque el momento. La noche sigue al día y el día a la noche. Los corpúsculos, átomos y moléculas y toda la masa de materia oscilan en torno del círculo que corresponde a su naturaleza. No hay tal reposo absoluto o cesación de movimiento. Todo movimiento está gobernado por la Ley del Ritmo. Este Principio es de aplicación universal. Puede ser aplicado a cualquier cuestión a fenómenos de las muchas fases de la vida. Puede aplicarse a todas las fases de la humana actividad. Siempre hallaremos la oscilación rítmica de uno a otro polo. El Péndulo Universal siempre está en movimiento. Las mareas de la vida fluyen y refluyen de acuerdo con la Ley

La Ciencia moderna reconoce el Principio del Ritmo y lo considera de aplicación universal en cuanto ser refiere a las cosas materiales. Pero los metafísicos saben que esta Ley funciona en otros planos además de en el plano material, saben que sus manifestaciones se extienden hasta las actividades mentales del hombre, y esto sólo explica la gran sucesión de cambios y modalidades que notamos en nosotros mismos. Esta Ley aplicada inteligentemente, o sea, metafísicamente, nos permite escapar a sus efectos negativos, mediante la Transmutación.

Los Maestros Herméticos descubrieron que había dos planos de manifestación en lo que a los fenómenos mentales concernía. Descubrieron que había dos planos generales de conciencia: El Superior y el Inferior y este descubrimiento les permitió elevarse al plano superior y permanecer en él escapando así a la oscilación del péndulo rítmico que los esperaba en el plano inferior. En una palabra, polarizaron su pensar y su sentir, o sea, cuerpo mental y emocional, los llevaron a la conciencia Superior y permaneciendo allí, escaparon al bajón que les esperaba cuando el ritmo se manifestase en su sentido descendente. Como el ritmo funciona siempre. De este modo la oscilación rítmica de bajada, en vez de manifestarse en el plano consciente del individuo se manifiesta en el inconsciente, pero su conciencia no es afectada. A esta Ley la llamamos Ley de Neutralización, porque su operación consiste en elevar el Ego por encima de las vibraciones del plano inconsciente de la actividad mental, de manera que la oscilación negativa del péndulo no  se manifieste en el consciente y la conciencia no pueda ser afectada por ella. Es lo mismo que levantarse por encima de una cosa que viene contra nosotros y dejar que pase por debajo, sin tocarnos. El metafísico usando la Ley de Polaridad, se polariza a sí mismo en el polo conveniente y por un procedimiento similar a “rehusar”, a “rechazar”, a “no aceptar”, el participar en la oscilación retrógrada o si lo prefiere “negando” su influencia sobre él, se mantiene firme en su posición polarizada y permite el péndulo mental cumplir la Ley del Ritmo en su plano mental inconsciente. Los discípulos que adquiere este control sobre la Ley del Ritmo no se dejan manejar por las alzas y bajas de sus sentimientos, siempre hijos del estado mental correspondiente. Esto nos permite tener dominio sobre nosotros mismos y a esto se refería el filósofo cuando Alejandro el Grande se presentó ante él exhibiéndose como el conquistador del universo conocido en aquellos tiempos, y él repuso:

“POCO HAS LOGRADO SI NO HAS PODIDO CONQUISTARTE O DOMINARTE A TI MISMO”.

Este autodominio del pensar y el sentir aquilatan la individualidad del hombre, hasta el punto de no poder ser afectado por hechos, personas ni cosas. Todo lo dominará en su plano mental superior, reconociendo el poco valor de las apariencias, y la verdad de lo inmutable, que es el Bien, en nosotros mismos.

A poco que meditemos sobre la Ley del Ritmo entenderemos cómo ha afectado nuestra vida en su desenvolvimiento. Cómo a un período de entusiasmo ha seguido otro de depresión. Igualmente tenemos períodos de valor que son seguidos por períodos de desaliento y miedo, y esto sucede con la mayoría de las personas; tenemos mareas de emociones y sentimientos que se elevan y caen, pero nunca sospechamos que estamos bajo el dominio de una Ley que se manifiesta en estos fenómenos. Un Principio o Ley jamás puede ser destruido, pero la voluntad es una fuerza muy superior que puede evitar la manifestación consciente de este Principio, puesto que siempre funcionará, pero en el inconsciente, sin golpearnos, como si opusiéramos un escudo o una barrera ante el golpe, se cumple, pero golpea donde no hace daño.

Tiene este Principio del Ritmo otras particularidades que es bueno conocer. Dentro de su funcionamiento entra lo que se llama Ley de Compensación. Uno de los significados de la palabra compensación es, contrabalancear, equilibrar, y en este sentido se emplea dicho término en metafísica. El Kybalión dice:

“LA MEDIDA DE LA OSCILACIÓN HACIA LA DERECHA, ES LA MISMA QUE HACIA LA IZQUIERDA. EL RITMO ES LA COMPENSACIÓN”.

La Ley de Compensación es la que hace que la oscilación en una dirección determine que la oscilación en el sentido contrario tenga la misma medida y así el ritmo no es un ritmo loco sino un ritmo equilibrado. Así cuando una oscilación va perdiendo fuera, la pierde equilibradamente, al mismo tiempo y en igual intensidad en ambos lados. Por eso se dice que el Ritmo es la compensación. El péndulo de un reloj funciona en esta forma. Las mareas se equilibran de igual modo y asimismo se compensan entre sí las estaciones del año. Todo obedece a esta Ley. Un objeto cualquiera es arrojado hacia arriba, y en su vuelta hacia abajo tiene que recorrer exactamente el mismo camino. La fuerza con que se lanza un proyectil hacia arriba se reproduce a la misma velocidad cuando el proyectil regresa a la tierra. Esta Ley es constante en el plano físico. Pero el metafísico la lleva aún más allá afirmando que los estados mentales están sujetos a la misma Ley. El hombre capaz de gozar intensamente, también es capaz de sufrir intensamente. El que sólo es capaz de escaso dolor, también goza de escaso placer. El cerdo poco puede gozar mentalmente, pero en este plano tampoco puede sufrir gran cosa, está compensado. Por el contrario hay animales capaces de gozar intensamente, pero también su sistema nervioso y temperamento los hacen sufrir extremos grados de dolor. Así sucede con el hombre. La Ley equilibra la capacidad de goce y sufrimiento en cada individuo; la Ley de Compensación opera ampliamente en el plano humano. El metafísico va más lejos aún afirmando que, antes que uno pueda gozar de cierto grado de placer, es necesario que antes haya oscilado proporcionalmente hacia el otro polo del sentimiento o sensación. El negativo en esta materia antecede al positivo, es decir, que al experimentar cierto grado de placer no hay que pagar posteriormente por él; por el contrario, el placer es la oscilación rítmica, o sea, la segunda oscilación originada por un grado de dolor experimentado previamente, bien en la vida actual o en encarnaciones anteriores, y esto arroja una nueva luz sobre el problema del dolor.

Los herméticos consideran la cadena de vidas como continua, como simples partes de una sola vida del individuo, de suerte que la oscilación rítmica es considerada en este forma, mientras que no tendría significado si no se admitiera la doctrina de la reencarnación.

Pero además el hermético sostiene que el Maestro o el discípulo avanzado puede rehuir la oscilación hacia el dolor, realizando el proceso de neutralización de que hablamos anteriormente. Ascendiendo al plano superior del Ego, se evitan muchas de las experiencias que llegan a los habitantes de planos inferiores.

La Ley de Compensación desempeña una parte importante en la vida de la humanidad pues se verá que cada persona generalmente paga el precio de lo que tiene o le falta. Nadie puede al mismo tiempo guardarse los centavos y comerse el dulce. Todo tiene su lado agradable y desagradable. Las cosas que uno obtiene siempre las paga con las que pierde. El rico posee cosas que al pobre le faltan mientras el pobre disfruta de cosas fuera del alcance del rico. El millonario puede satisfacer sus deseos con los mejores vinos, caviar, ricos manjares con salsas complicadas, pero generalmente disfruta también de una dispepsia o de una comba millonaria en vez de estómago, que le da una figura ridícula y le hace también sentirse mal físicamente. El pobre que no queda lleno del todo digiere bien y disfruta con apetito de lo que se le presenta en la mesa y generalmente tiene un cuerpo ágil y estilizado. Muchos grandes comilones terminan sujetándose a dietas de hambre para recuperar la línea y la salud y en esto acuden a la Ley de Compensación, antes comieron demasiado mucho, y ahora tienen que comer demasiado poco para equilibrar su organismo. La Ley del Ritmo está siempre manifestándose compensadoramente, equilibrando y contrabalanceando las cosas continuamente, en la sucesión del tiempo, aunque la oscilación del Ritmo sea a veces tan amplia que tarda vidas enteras y aún varias encarnaciones para restablecer el equilibrio.

Como ya dijo “El Predicador”:

“NADA HAY NUEVO BAJO EL SOL”, o sea, que lo que vemos ocurrir hoy y nos parece una novedad, no hay tal, eso mismo, con ligeras variantes ya ocurrió varias veces a través de las edades y seguirá ocurriendo rítmicamente en lo porvenir. La Historia se repite porque el vaivén del Ritmo lleva y trae las mismas vibraciones y hace desaparecer y reaparecer cosas, sucesos y etapas que ocurren por ciclos rítmicos. Sucede que la longitud de la onda rítmica puede ser más larga o más corta y así vemos cómo, en un pequeño espacio de tiempo, el Ritmo se manifiesta o por el contrario, estudiándolo en el macrocosmos, nos damos cuenta de que ciertos sucesos se repiten periódicamente cada uno o tantos siglos, milenios o eones. Viéndolo en su onda corta encontramos que uno de los ritmos más pequeños es el latido del pulso, que tiene un tic-tac rítmico, bien marcado; cuando se establece la arritmia o sea inarmonía en el ritmo, lo que no está en Ley, aparece la enfermedad y hasta la muerte. Yéndonos a estudiar esta Ley en el Universo, encontramos cómo los planetas, empezando por el nuestro, tienen uno o más movimientos rítmicos; asimismo los llamados cometas, aparecen y desaparecen dentro de una órbita excéntrica cada una suma establecida de años, tan exacto es su rítmico movimiento, que los astrónomos pueden predecir con bastante anticipación su aparición dentro de nuestro firmamento. Todo en la Naturaleza obedece a la Ley del Ritmo y este Ritmo es tan perfecto que si no fuera así en lugar de ese orden asombroso que mantiene al Universo funcionando como una perfecta maquinaria, se establecería el caos. El Ritmo está presente en todo, sin ritmo no hay música, ni tampoco hay baile. Desde su más grosera expresión hasta la más estilizada, tanto el baile como la música están sujetos a ritmo. Sin ritmo no hay vida. La Ley de la Vida es rítmica, cada tantas lunas necesita cualquier feto humano o animal, dentro del vientre materno para formarse totalmente. Asimismo, es rítmico el abrir de los pétalos de una flor; si queremos apresurar el ritmo y tratamos de ayudar aunque sea con nuestro aliento, sin que nuestras manos la toquen, la toque, la matamos. Igual cosa sucede cuando un polluelo empieza a picar rítmicamente la cáscara del huevo en su proceso de nacimiento; él lo hace rítmicamente, si tratamos de ayudarlo rompiendo la cáscara destruimos su ritmo y destruimos su vida. Los grandes cataclismos son rítmicos; grandes continentes han desaparecido bajo las aguas de los océanos y otros han aparecido en su lugar; esto viene sucediendo desde que nuestro planeta empezó su evolución, aspira y exhala continentes, igual que es sol, aspira y expira planetas rítmicamente, pero esta onda es tan larga que la historia se pierde en las nebulosas de los tiempos y apenas si tenemos una vaga idea de cómo esto sucede.

Las mareas de la vida fluyen y refluyen de acuerdo con la Ley y así vemos funcionar nuestros estados de ánimo, nuestros sentimientos, nuestros estados mentales en un ritmo fluctuante. A veces empezamos algo con gran entusiasmo, de acuerdo con nuestro ritmo ascendente, este entusiasmo se sostiene durante determinado período de tiempo y de pronto sin que sepamos por qué, nos entra melancolía, perdemos la confianza, el asunto es que del optimismo pasamos al pesimismo, al decaimiento, sin saber cuánto ni por qué decaemos, nos sentimos inestables; luego, también sin saber por qué, nuestra moral empieza a subir, reaccionamos, ya no vemos las cosas tan negras y nos levantamos de nuevo. Así seguimos actuando, entre entusiasmo y decaimientos, cayendo y levantándonos, sin saber que estamos obedeciendo a la Ley del Ritmo; tres pasos hacia arriba y dos pasos hacia abajo. Cuando estamos dando los tres pasos hacia arriba nos sentimos eufóricos, somos capaces de conquistar nuestro mundo; cuando damos los dos pasos de retroceso, nos venimos abajo moralmente hablando y es que estamos siendo manejados por un Principio o Ley que es inmutable y se cumple. Pero como ya expliqué, si lo estudiamos y aprendemos a usarlo positivamente, igual que se hace con la Ley de Mentalismo y con las otras Leyes, fácilmente escapamos a sus efectos negativos. Estas leyes no son buenas ni son malas simplemente ellas garantizan el funcionamiento armónico del Universo (y nosotros somos parte de ese Universo) y es nuestro conocimiento y el uso que hacemos de ellas lo que las califican como buenas o malas para cada quien.

Ya sabemos que no podemos anular la Ley del Ritmo ni ninguna Ley, pero tampoco podemos convenir en que, una vez conocido su funcionamiento, seamos golpeados por ellas cuando tan fácilmente podemos utilizarlas y hacerlas nuestras aliadas, esquivando su parte negativa y aprovechando la positiva. No debemos permitir que ninguna Ley nos lleve de acá para allá, ni que juegue con nosotros como si fuéramos briznas de paja en el viento, sino que debemos aprender a eludir sus efectos hasta cierto grado, grado que depende del dominio que tengamos de dicho Principio. Aprendemos a usar la Ley en vez de ser usados por ella, es decir: tomamos el mando. Aprendemos a polarizarnos en el punto en que deseamos quedarnos y nos elevamos por encima de la oscilación negativa o de bajada. Todo el que ha adquirido algún grado de dominio sobre sí mimo ejecuta esto hasta cierto punto, consciente o inconscientemente; pero el que ha adquirido la Maestría lo efectúa conscientemente y por medio del dominio de la Ley alcanza un grado de equilibrio, estabilidad y firmeza mental casi imposibles de concebir por la mayoría de va y viene en un continuo movimiento ondulatorio, siempre impulsado por su propio Ritmo.

 

Sabemos que hay dos planos de conciencia mental, uno inferior y otro superior. Cuando la manifestación pendular está en bajada, si nos asimos al plano de conciencia superior, escaparemos a los efectos depresivos de la Ley, la oscilación del péndulo, o sea, la depresión mental, se manifestará en los bajos planos de la muerte inconsciente, pero nuestro plano consciente no será afectado. La operación cosiste en elevar el Yo sobre las vibraciones del plano inconsciente de la actividad mental, o sea, no hacerle caso a lo depresivo que viene a nuestra mente, sino mantenernos seguros de que Dios está con nosotros y por lo tanto todo está bien. De este modo las depresiones golpearán sobre lago que no está en nuestra conciencia y por lo tanto no nos vulnerarán. Pongamos un ejemplo: En un momento de euforia cuando el plano es de subida, tú inviertes tu capital en unas acciones que te parecieron ser una buena inversión. Tú encontraste mil razones para comprender que aquello era un negocio seguro, tú estás contento. De repente, viene la depresión de tu Ritmo, tus dos pasos atrás, y sin saber cómo ni por qué, empiezas a arrepentirte, empiezas a pensar si no habrás cometido un disparate; ya no te sientes tan seguro, tan eufórico. Para colmo resulta que esas acciones al día siguiente bajan dos puntos en la Bolsa, te aterras y tratas de venderlas “antes de que bajen más”. Te dejaste golpear en tu mente consciente por la bajada del Ritmo. Si cuando te asalta la duda tú dices: “¡Anjá, ésta es la Ley del Ritmo que me viene a fastidiar; yo ayer estaba muy contento y seguro y hoy...!”. Y en un plano consciente mental ORDENAS CALMA, TRANQUILIDAD, y es que realmente te vas a quedar tranquilo, diciendo: “BUENO, PUES NO. DECLARO BUENO LO QUE HICE AYER Y SEGURO QUE SÍ VOY A OBTENER GANANCIAS, ASÍ LO AFIRMO, DECRETO Y LO ACEPTO”. Te quedas tranquilo entregándole a Dios el asunto y descansando en paz de Su Presencia. Quédate sereno, tranquilo, esto es indispensable, la más leve duda que es un asomo de falta de fe, echa a perder la manifestación. Si los valores siguen bajando, no te apresures, estudia la situación con calma. Si empiezan a subir, cuando suba de nuevo tu Ritmo, entonces es el momento de colocarlos, de salir de ellos, pero no apresuradamente cuando están en baja. Que siguen bajando, no aceptes depresión en ti. Di simplemente: “UNAS SON DE CAL Y OTRAS SON DE ARENA”, si por este lado salgo perjudicado aparentemente, ya Dios por otro me está reponiendo esta aparente pérdida. Y créelo, y piénsalo, y afírmalo, y no pierdas ímpetu, no te dejes acobardar, la vida es un sube y baja rítmico, adáptate a esto y aprovecha cuando el ritmo está en alto para hacer tus operaciones, para declararle tu amor a la mujer que amas, para emprender viajes o hacer cambios, para hacer compromisos e iniciar cualquier nueva actividad y aprende a esperar, a estarte quieto, cuando está en baja. Si te das cuenta de que todo se mueve rítmicamente, aprenderás a sobrenadar en la marea de la vida y siempre estarás en la cresta de la ola. Piensa que tienes que afrontar pérdidas y ganancias con igual serenidad. Alegrías y dolores con la misma equidad. Sucesos favorables y desfavorables con ánimo parejo, siempre erguido, con tu confianza puesta en Dios.