REGRESAR

REGRESAR

TU  VERDADERO  PODER

Tu mismo eres la fuente de tu abundancia. ¿Has escuchado esto antes? Yo creo que es algo totalmente cierto y lo he experimentado en mi vida.
La abundancia no proviene de tu empleo o de tu plan de pensiones o de tus acciones, como a muchos se nos ha enseñado.
La abundancia no proviene de tus amigos o de tu pareja, o de cualquier persona o cosa fuera de ti. La abundancia proviene de ti siempre.
Si te hace sentir mejor decir que el Universo, o Dios, o Todo-lo-que-Es es la fuente de tu abundancia, por favor dilo.
En cualquier caso todo es lo mismo.



 

Puedes crear cualquier cosa que desees en tu vida. He aprendido que nuestros pensamientos son cosas reales y tangibles.
Todos los días estamos manifestando nuestros pensamientos. Cuando pensamos un pensamiento, éste toma forma y se manifiesta como un imán.
Viaja fuera y, como un imán, atrae algo que encaja con ese pensamiento. En "Merlin's Message", Merlín dice que nuestros pensamientos
y sentimientos son como una varita mágica y que cada uno de nosotros posee esa varita mágica. Tu varita mágica es muy poderosa y muy real
– ¡pon atención hacia dónde estás apuntando! Cuando apuntas tu varita hacia algo (o diriges tus pensamientos y sentimientos hacia eso),
ese algo al final aparecerá ante tus ojos como si fuera magia – si lo quieres como si no. ¿Hacia dónde apuntas con tu varita mágica?

 

La Ley  Universal de la Atracción es una ley muy sencilla pero muy poderosa que nos permite crear nuestra realidad. Esta ley establece que todo
 lo que va hacia fuera debe regresar. Cuando dirigimos nuestro pensamiento hacia algo con intención, por ejemplo el que no tenemos suficiente dinero,
atraeremos todo aquello que soporta este pensamiento. Atraeremos más carencia. Este es el lugar hacia donde apuntamos nuestra varita mágica.
Atraes aquello hacia lo que diriges tu atención